Prueba Audi SQ2 2022: por qué sigue siendo un SUV deportivo que mola

Audi SQ2
Prueba Audi SQ2 2022: por qué sigue siendo un SUV deportivo que mola
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
No es el Audi más avanzado. Tampoco el más tecnológico ni el más eficiente. Sin embargo, entre los pocos SUV deportivos que hay de su tamaño, el SQ2 es uno de los que mejores sensaciones transmite.

El Audi Q2 se presentó en 2016, poniéndose a la venta a finales de ese mismo año. Se posicionó rápidamente como uno de los mejores SUV urbanos (o compactos tirando a pequeños), si bien desde entonces ha recibido muy pocas actualizaciones (algunas fueron en 2020).

Es por eso por lo que no es precisamente un coche que esté a la última, sobre todo en contraste con otros modelos más modernos dentro de Audi. Sin embargo, en su momento fue tan competitivo que hoy en día sigue siendo un coche muy recomendable.

Actualmente se comercializa con motorizaciones gasolina y diésel, y no dispone de versiones microhibridadas, como tampoco híbridas o eléctricas. Por tanto, todos los Q2 llevan etiqueta C. Hay dos diésel (30 TDI de 116 CV y 35 TDI de 150 CV) y cuatro de gasolina (30 TFSI de 110 CV, 35 TFSI de 150 CV, 40 TFSI de 190 CV y SQ2 de 300 CV) Además, según versiones se puede escoger entre cambio manual o automático y tracción delantera o total.

Audi SQ2 motor

Pues bien, resulta que en la flota de prensa de Audi disponían de un flamante SQ2 y nos dijimos: “¿por qué no revivir las buenas sensaciones que nos dejó cuando lo probamos en su lanzamiento?”. El SQ2 se puso a la venta a finales de 2018 y el modelo que se comercializa a día de hoy, actualizado en 2021, es en esencia el mismo.

Es por eso por lo que quizá se vea un pelín desfasado, sobre todo en el interior, que conserva el interfaz multimedia de anterior generación. Sin embargo, a mí en particular me gusta y celebro mi reencuentro con él, puesto que si bien es menos avanzado que el sistema más moderno Audi, también resulta más simple y fácil de utilizar, e incluye de todo. La pantalla, por ejemplo, no es táctil, pero se maneja de forma muy cómoda mediante el mando ubicado en la consola del túnel central. Su tamaño es de 8,3”, por cierto.

Audi SQ2 salpicadero

El motor es un 2.0 TSI de 300 CV asociado a una transmisión S-Tronic de doble embrague y siete velocidades. También tiene tracción total conectable, siendo el eje delantero el que manda y el trasero el que recibe fuerza en función de la demanda de potencia y de las condiciones de adherencia.

¿Cómo va en marcha? Indudablemente corre mucho, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos favorecida por la rápida inserción de marchas de la caja S-Tronic y por la motricidad que aporta la tracción Quattro. Además se siente bastante ligero, la dirección es rapidísima y el sonido de escape resulta estimulante, sobre todo teniendo asociado el modo de conducción Dynamic. No cuenta con frenos con pinzas monobloque, pero los que tiene ofrecen buen rendimiento y razonable resistencia.

Audi SQ2

Los otros modos son Efficiency, Comfort, Auto e Individual, este último personalizable. Actúan sobre el mencionado sonido de escape, la asistencia de la dirección y el funcionamiento del cambio. Curiosamente no sobre el motor, pero créeme, no lo echarás en falta porque ya tiene bastante rabia en cualquier modo. Tampoco sobre la suspensión deportiva, que es pasiva.

De serie lleva llantas de 18”, pero esta unidad incorpora unas opcionales de 19” calzadas con neumáticos Bridgestone Turanza T005, que quizá no sean los más apropiados para una conducción deportiva pero que cumplen perfectamente para la idiosincrasia del SQ2. Estas llantas se complementan con el kit estético de carrocería compuesto por paragolpes específicos, difusor, parrilla, alerón…

Audi SQ2

Tiene pocos rivales directos en el mercado, apenas tres: el Hyundai Kona N, el Mini Countryman John Cooper Works y el VW T-Roc R, que lleva el mismo motor que este Audi SQ2. El modelo de Audi ofrece argumentos muy interesantes y es el más completo y equilibrado de los cuatro, aunque a cambio también el más caro, con un precio de 55.290 euros.

Pero el SQ2 es un coche polivalente porque sirve para practicar una conducción deportiva en la que puedes encontrar gratificantes sensaciones, como para ser utilizado como vehículo de todo uso. Es tan práctico como cualquier otro Q2 de la gama, aunque la tracción total merma un poco el maletero, que pasa de 405 a 355 litros. Las plazas traseras cumplen aceptablemente por espacio. Por otra parte, circulando con mesura no consume demasiado: unos 8,5 L/100 km, prácticamente la cifra que homologa.

 

Audi Q2