Ya a la venta por 209.420 euros

Audi R8 Spyder 2016: primera prueba

50 Audi R8 Spyder 2016: primera prueba
Fotos de la prueba del Audi R8 Spyder
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
Audi ha puesto a la venta la versión descapotable de su superdeportivo, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzar los 318 km/h.


La segunda generación del Audi R8 se puso a la venta en junio de 2015, con una gama compuesta por dos versiones, el R8 5.2 V10 -540 CV- y el R8 5.2 V10 plus -610 CV-. Ahora llega a nuestro mercado la variante descapotable, el R8 Spyder, disponible con la motorización 5.2 V10 FSI de 540 CV; su precio es de 209.420 euros -14.700 más que el R8 Coupé V10- y las primeras unidades se entregarán en el mes de noviembre de 2016.

Audi R8 Spyder 2016

El Audi R8 Spyder 2016 se inscribe en un segmento muy exclusivo, donde encontramos modelos como el Lamborghini Huracán Spyder -610 CV-, el McLaren 650 S Spider -650 CV- o el Ferrari 488 Spider -670 CV-. Todos estos son bastante más potentes y caros que el R8, cuyos principales rivales en nuestro mercado son el Porsche 911 Turbo Cabriolet -540 CV y 215.754 euros- y el recientemente presentado Mercedes-AMG GT C Roadster -557 CV y 195.000€ aprox.-.

Audi R8 Spyder 2016: exterior

Al igual que en la anterior generación, el R8 Spyder dispone de un techo de lona de apertura eléctrica, que se pliega en 20 segundos y que puede accionarse en movimiento, hasta a 50 km/h. El peso de la capota y sus componentes mecánicos es de sólo 44 kilogramos. Como detalle, la pequeña luneta va integrada en la carrocería y puede ocultarse de manera independiente, de forma que el sonido del motor llega con mayor nitidez al habitáculo. La estructura de la carrocería está fabricada en aluminio y fibra de carbono, con refuerzo específicos en los pilares delanteros y el marco del parabrisas para aumentar su rigidez -más de un 50% que el anterior modelo-. El peso total en vacío del R8 Spyder 2016 es de 1.720 kilogramos.

Audi R8 Spyder 2016

Audi R8 Spyder 2016: interior

El habitáculo de R8 Spyder se caracteriza por un salpicadero totalmente enfocado al conductor, y que incluye de serie el cuadro de mandos digital Audi virtual cockpit con una pantalla de 12,3″ que permite diversas configuraciones de la información mostrada. El volante incluye el botón de arranque y el que permite seleccionar entre los cuatro modos del Audi drive select; por 2.240€, puede contar con otro volante que añade dos pulsadores satélites, uno para el modo performance y otro para accionar el escape deportivo.
La habitabilidad es correcta, aunque los asientos tienen mucho recorrido longitudinal. Ofrecen un confort sorprendentemente bueno, que se pierde si se equipan los de tipo baquet -2.810 euros-, mucho más duros. Pese a la escasa superficie acristalada, cuando se circula con capota no produce sensación de agobio, aunque la visibilidad trasera es reducida; en este sentido, conviene pedir la cámara trasera, que cuesta 810 euros.

Audi R8 Spyder 2016 interior

Por otra parte, la practicidad no es uno de sus fuertes: hay pocos huecos donde dejar objetos y el maletero es casi testimonial, ya que apenas cabe una maleta tipo trolley y una bolsa que no sea muy voluminosa. Además, apenas hay espacio detrás de los asientos, por lo que es imposible llevar parte de la carga tras ellos, como en otros descapotables.

Audi R8 Spyder 2016: así va

Hay dos aspectos en los que sobresale el R8 Spyder: es realmente sencillo de conducir, en comparación con otros superdeportivos, y con la suspensión en el modo confort resulta sorprendentemente cómodo. El cambio S tronic de doble embrague y 7 velocidades es muy rápido tanto subiendo como bajando marchas en modo manual; si lo usamos en automático, puede bajar hasta tres velocidades a la vez, aunque en algunas ocasiones lo hace de manera muy brusca -por ejemplo, de 5ª a 2ª-. En lo que respecta al motor, ofrece lo mejor de sí a partir de 4.500 rpm; no obstante, por debajo también ofrece una buena respuesta, aunque no tan contundente.

Audi R8 Spyder 2016

Ficha técnica

Audi R8 Spyder 5.2 FSI S tronic

  • Precio: 209.420 euros
  • Motor: Gasolina, 5.2 atmosférico, 10 cil. en V; 540 CV a 7.800 rpm; 540 Nm a 6.500 rpm
  • Cambio: Caja automática de doble embrague, 7 velocidades
  • Tracción: A las cuatro ruedas
  • Prestaciones: 0 a 100 km/h en 3,6 seg.; vel. máx.: 318 km/h
  • Consumo: 11,7 l/100 km
  • Peso: 1.795 kg

LO MEJOR Y LO PEOR

+ Rapidez de la transmisión, facilidad de conducción, aislamiento de la capota.

– Habitabilidad justa, espacio para equipaje, cambio algo brusco.


 

Audi R8