Nuevo Audi R8 V10 Performance RWD 2022: con 570 CV y un chasis optimizado

Audi R8 V10 Performance RWD: ahora con 570 CV, más tecnología y una nueva puesta a punto del apartado mecánico
Nuevo Audi R8 V10 Performance RWD 2022: con 570 CV y un chasis optimizado
Javier Jimenez
Javier Jimenez
La marca de los cuatro aros acaba de presentar la última evolución del Audi R8 V10 Performance con tracción trasera. La novedad más destacada tiene que ver con el aumento de potencia de su motor atmosférico de diez cilindros, que ahora entrega 570 CV. 

Audi ha querido aprovechar el último trimestre del año para presentar la nueva versión de uno de sus modelos más especiales: el Audi R8. Desde este mismo mes de octubre, las configuraciones básicas del R8 V10 quattro y el R8 V10 RWD serán sustituidas por los nuevos modelos Performance. Los cambios afectan tanto a las versiones con carrocería Coupé como a la variante Spyder.

Audi R8 V10 Performance RWD

“Con su tracción trasera derivada del R8 LMS de competición y un comportamiento dinámico sin fisuras, el R8 V10 RWD caló hondo en los clientes desde el primer momento. Ahora tiene 30 CV y 10 Nm más, elevando la experiencia de conducción a un nivel completamente nuevo”, afirma Sebastian Grams, Director de Audi Sport GmbH.

Como decimos, los principales cambios están relacionados con el apartado mecánico del modelo alemán. Ahora, el R8 V10 Performance RWD anuncia una potencia de 570 CV y 550 Nm de par máximo. Una transmisión automática S tronic de siete velocidades se encarga de enviar toda está fuerza directamente sobre el eje trasero. Gracias a esta configuración, es capaz de completar el 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 329 km/h.

Audi R8 V10 Performance RWD Spyder

El R8 V10 performance RWD se fabrica en gran parte, de forma artesanal, en la factoría Böllinger Höfe, en la sede de Audi en Neckarsulm, Alemania. Allí también se ensambla el LMS GT4 de competición, que comparte aproximadamente un 60 por ciento de las piezas con las versiones de calle.

Más allá del aluminio empleado para la construcción de su carrocería, el plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) también juega a favor de la ligereza del coche. De este modo, la versión Coupé del R8 V10 Performance RWD tan sólo pesa 1.590 kg (1.695 kg en el caso del Spyder). En esta misma línea, encontramos opciones de llantas de fundición de aluminio ultraligeras de 19 y 20 pulgadas.

Audi R8 V10 Performance RWD interior
Interior; Color: Tango red

En relación al apartado estético, el nuevo Audi R8 V10 Performance RWD refleja una imagen que toma como fuente de inspiración algunos de los rasgos principales de sus hermanos GT4. De manera concreta, nos referimos a elementos como la parrilla Singleframe en negro mate, el splitter delantero, la rejilla de salida de aire trasera y las colas de escape ovaladas. Audi ofrece a sus clientes hasta diez opciones para personalizar el color de la carrocería del coche. Entre ellos, encontramos el nuevo azul Ascari metalizado, que hasta ahora sólo estaba disponible para el R8 V10 performance quattro. El paquete de diseño “R8 performance” se completa con un interior con cuero y Alcantara en color negro, costuras de contraste en azul Mercato e incrustaciones decorativas de carbono.

De puertas hacia adentro, Audi apuesta por el concepto ‘Monoposto’, con un puesto de conducción que recuerda mucho al cockpit de un coche de carreras. El panel de instrumentos está protagonizado por una pantalla de 12,3 pulgadas integrada en una carcasa independiente. Desde el volante, forrado en cuero, podemos acceder hasta a cuatro funcionalidades del coche: seleccionar los modos de conducción, arrancar el motor, activar el modo Performance y el sistema de sonido del motor o controlar el Audi Virtual Cockpit. Como novedad, se introducen unos asientos tipo bucket, tapizados en cuero y Alcantara.

Audi R8 V10 Performance RWD

Entre los principales atractivos que esconde este coche, encontramos el modo deportivo del control electrónico de estabilización (ESC), que permite llevar a cabo derrapes controlados. La dirección dinámica, disponible por primera vez para el R8 de tracción trasera, ofrece una respuesta aún más precisa, mientras que la suspensión deportiva cuenta con un esquema de dobles trapecios configurado especialmente para el sistema de tracción trasera. Respecto a los frenos, encontramos discos de acero de diseño ondulado que, de manera opcional, pueden ser cerámicos.

Esta nueva versión del superdeportivo alemán podrá encargarse a partir del 21 de octubre. En el mercado español, el precio de la versión Coupé parte desde 175.600 euros; y arranca en los 190.400 euros en el caso del Spyder.

 

Audi R8

0 Comentarios