Primera prueba BMW i4 M50: el primer M eléctrico

Primera prueba BMW i4 M50: el primer M eléctrico
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras
El primer BMW 100% eléctrico firmado por el departamento deportivo M es plenamente acreedor de esa distinción… y un duro rival para el Tesla Model 3.

Existen dos tipos de coches eléctricos: los que son capaces de rivalizar con un Tesla… y los que no. La segunda categoría está atestada de modelos pero, poco a poco, cada vez hay más coches que logran el hito de poder codearse con el fabricante americano en términos de prestaciones, comportamiento y autonomía. Y el nuevo BMW i4 es, sin duda, uno de ellos.


Dentro de la gama del i4, hemos tenido ocasión de probar la versión más prestacional, denominada 50M. Esa letra no significa que estemos ante un deportivo de pura sangre (como un M4 o un M8), pero sí da a entender que el departamento deportivo Motorsport de BMW ha metido mano para garantizar un comportamiento más que digno. Y debemos de reconocer que han hecho su trabajo realmente bien.


De forma parecida al BMW iX3, y al contrario de lo que ocurre con el iX, el i4 sólo se reconoce como eléctrico por detalles como la calandra sin orificios o pequeñas decoraciones en azul.



Lo anterior tiene especial mérito si tenemos en cuenta que el i4 es una versión electrificada del Serie 4 Gran Coupé, un coche concebido para ser vendido de forma predominante en su versión ‘convencional’ (con motor térmico).


Una prueba del excelente trabajo que ha hecho BMW es lo difícil que resulta encontrar rivales para este i4 M50, más allá del Model 3 en su versión Performance. Además de más barato, el Tesla es más ligero y acelera más que el i4. Y cuenta con una extensa red de Supercargadores. Sin embargo, no puede competir en calidad y acabados.

¿Cómo es la gama del BMW i4?

Existe una sola carrocería y una sola batería de 80,7 kWh de capacidad neta o utilizable (83,9 kWh de capacidad bruta) y dos motorizaciones. El i4 40 cuenta con un solo motor trasero, de 340 CV de potencia, y ofrece una autonomía de unos 400 kilómetros. El i4 M50 cuenta con dos motores, tracción total y 544 CV.

  • BMW i40 eléctrico, 340 CV, desde 59.900 euros
  • BMW i4 M50 eléctrico, 554 CV, desde 74.500 euros

BMW i4 M50: un interior impecable, aunque no muy amplio

BMW i4 Interior
Interior del BMW i4

En el interior del BMW i4, destaca por la calidad de materiales y ajustes, y un diseño muy ergonómico y agradable, que conserva detalles como el mando circular controller en el túnel central.

La postura al volante es buena, con una banqueta baja y todos los mandos al alcance de conductor. Los asientos ofrecen una sujeción excelente, y la gran pantalla táctil permite realizar los ajustes con facilidad… aunque el número de menús podría simplificarse. La instrumentación, con un diseño poligonal del velocímetro, es muy atractiva… pero podría resultar más clara.

BMW i4 plazas delanteras
Plazas delanteras del BMW i4
BMW i4 eléctrico plazas traseras
BMW i4 plazas traseras

La nota negativa la encontramos al analizar las plazas traseras, donde encontramos un gran (e innecesario) túnel de transmisión… y la anchura disponible no es muy grande, igual que el espacio para los pies, de manera que un tercer pasajero iría muy incómodo. El maletero, con formas muy regulares y acceso mediante un portón eléctrico, resulta muy aprovechable.

BMW i4 M50 en marcha: rápido, y con muy buen tacto

BMW i5 M50
BMW i4 M50

El confort no es el punto fuerte del i4 M50… pero califica alto en todos los demás aspectos, y tiene tacto de auténtico BMW. En cuanto a las prestaciones, con 544 CV en la modalidad Sport Boost, las prestaciones son muy buenas, rozando lo vertiginosas. La dirección es directa y precisa, con poca asistencia y muy agradable.

Y el pedal de freno siempre ofrece la misma sensación dura y dosificable, con independencia de si la frenada es hidráulica o regenerativa. En cuanto a la suspensión el rasgo más característico de la suspensión es su firmeza, especialmente a balanceo. El consumo se sitúa en torno a los 20kWh cada 100 km, de manera que supera los 350 km de autonomía en carretera. Y los sistemas de asistencia la conducción funcionan mejor que en otros BMW y al mejor nivel del mercado.

¿Cómo se recarga el BMW i4 M50?

Este BMW i4 puede cargarse en corriente alterna hasta a 11 kW de potencia, y en continua hasta 200 kW de potencia, completando una carga hasta el 80 % en aproximadamente media hora. Además, viene de serie con un cargador de Modo 2 que puede conectarse tanto a enchufes domésticos como industriales.

La opinión de Autofácil

El BMW i4 M50 es caro, pero combina prestaciones, comportamiento, autonomía y acabados de manera brillante. Y es, de todo el mercado, el único modelo digno de medirse contra un Tesla Model 3.

  • CÓMPRALO POR: Prestaciones, comportamiento, calidad de materiales.
  • NO LO COMPRES POR: Precio y peso elevados. Apenas hay cargadores ultra-rápidos.

Ficha técnica del BMW i4 M50

  • Motor: Un motor eléctrico por eje, síncrono, de rotor excitado (2)
  • Potencia: 544 CV (400 kW) a 17.000 rpm
  • Par: 795 Nm
  • Tracción: A las cuatro ruedas
  • Cambio: De una sola relación
  • Velocidad máxima: 225 km/h
  • Aceleración: 0-100 km/h 3,9 segundos
  • Consumo medio: 19 kWh/100 km
  • Emisiones CO2: 0 g/km
Ficha tecnica 1 1

 

BMW i4

0 Comentarios