Ocurrió en Seattle, Estados Unidos

Un BMW Serie 5 encierra dentro a su ladrón

121039964
Un BMW Serie 5 encierra dentro a su ladrón
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Parece de película, pero no lo es. Ocurrió en Seattle, cuando una persona que había robado un BMW Serie 5 quedó encerrado en el interior del vehículo hasta que llegó la policía.


La tecnología automovilística va cada vez más lejos y sino que se lo digan al protagonista de nuestra historia, un ladrón de coches al que no le salió muy bien su última hazaña, cuando intentó llevarse un BMW 550i, pero acabó encerrado y detenido por la policía.

Las marcas premium como BMW implementan cada vez más los últimos avances tecnológicos para hacer de sus coches un auténtico vehículo inteligente. Esto puede tener su lado positivo y su lado negativo, aunque en esta ocasión seguro que el propietario del BMW Serie 5 que había sido robado lo agradecerá.

Tras comprobar que su BMW 550i había sido robado, el propietario interpuso una denuncia en el Departamento de Policía de Seattle (estados Unidos). Los agentes avisaron a la central de BMW de lo sucedido para que localizaran el vehículo y les informaran de su posición. Sin embargo, BMW fue mucho más allá y decidió bloquear las puertas del coche remotamente, dejando encerrado en su interior al ladrón.

Cuando la policía llegó al lugar que les había facilitado BMW, se encontraron al ya famoso ladrón durmiendo plácidamente en el asiento delantero del conductor. Imaginamos que, ante la imposibilidad de salir del coche, el ladrón decidió esperar a la policía lo más cómodo posible.

Sin duda, los nuevos coches están totalmente conectados con las centralitas de los fabricantes, una cuestión que abre el debate sobre la privacidad de los conductores.

 

BMW Serie 5