Cuesta 30.000 euros

Bugatti Baby II: un Bugatti para los más pequeños

190306gfp154550
Bugatti Baby II: un Bugatti para los más pequeños
Nicolás Merino
Nicolás Merino


Con motivo de su 110º aniversario, Bugatti ha presentado el miembro más pequeño de la marca: el Baby II. Se trata de una réplica totalmente funcional y puramente eléctrica del mítico Type 35. Solo se fabricarán 500 unidades.

Fue en la década de 1920 cuando la marca Bugatti dio el salto a la fama dentro del panorama automovilístico. ¿El culpable? El Bugatti Type 35, que a día de hoy, ha sido reconocido como el coche de carreras más exitoso de todos los tiempos: ganó alrededor de 2.000 carreras profesionales y amateurs, con un promedio de más de 14 victorias semanales. Tal fue el éxito, que Ettore Buggati -fundador de la marca- y su hijo Roland, decidieron construir un Type 35 a escala para el hijo menor de Ettore. Así nació el Bugatti Baby, limitado a tan solo 500 unidades. Ahora, con motivo del 110º aniversario de la marca, Bugatti va a producirlo de nuevo.

00 bugatti baby

Al igual que el original, solo se construirán 500 unidades del Baby II. Construido a mano, el coche ha sido diseñado con la ayuda de un escaneo digital de un Type 35 que disputó el Gran Premio de Francia de 1924 en Lyon. A diferencia del original, este Baby II ha sido concebido para que lo puedan disfrutar niños y adultos por igual. El exterior del automóvil está pintado en el tradicional color Racing Blue, aunque los clientes podrán realizar pedidos en una gama de colores alternativos. Las llantas de aleación de aluminio de ocho radios son réplicas a escala del innovador diseño de 1924 de Ettore Bugatti. Mientras que el interior del Baby II presenta un tablero de instrumentos de aluminio, un asiento de cuero, una recreación a escala del distintivo volante de cuatro radios del Type 35 e instrumentación Bugatti personalizada.

100% eléctrico y con modos de conducción

02 chiron close large

Al igual que el Baby original, el Baby II tiene un tren de potencia completamente eléctrico impulsado por batería con tracción trasera. A diferencia de su predecesor, el Baby II cuenta con paquetes de baterías de iones de litio extraíbles, un diferencial de deslizamiento limitado e incluso frenada regenerativa.

El coche vendrá con dos modos de potencia seleccionables: un ‘modo infantil’ de 1kW de potencia y la velocidad máxima limitada a 20 km/h, y un ‘modo adulto’ de 4kW con la velocidad máxima limitada a 45 km/h . Además, para aquellos entusiastas que anhelan aún más ritmo, hay disponible una actualización opcional de ‘Speed Key’ -como la Speed Key de su hermano mayor, el Chiron-, que permite una potencia de hasta 10kW y desactiva el limitador de velocidad. Los precios arrancan en 30.000 euros (más impuestos y entrega) y la producción dará comienzo este mismo otoño.