Movilidad

La policía da el alto a un coche autónomo… ¡que intenta darse a la fuga!

Coche autonomo deteido
La policía da el alto a un coche autónomo… ¡que intenta darse a la fuga!
Noelia Soage
Noelia Soage
La policía de San Francisco se ha enfrentado a un nuevo desafío: cómo detener y actuar al parar a un coche autónomo que, aparentemente, había cometido una infracción mientras circulaba por una vía pública, siempre con permiso y bajo supervisión del fabricante

El coche autónomo es una realidad. Aunque los vehículos que circulan por la carretera en la actualidad no superan el nivel 2 de autonomía, es decir, equipan asistentes a la conducción como el control de crucero, ya son muchos los fabricantes que trabajan y colaboran para que en los próximos años el nivel 5, la conducción 100% autónoma, esté en las calles. Pero no es fácil llegar hasta ahí porque los coches ya no necesitarían ninguna presencia humana, por lo que el reto tecnológico y a nivel de seguridad es enorme.

cruise edited
Los fabricantes trabajan para que en los próximos años el nivel 5 de conducción autónoma esté en las calles

Además, tendrán que convivir con los demás vehículos y cumplir las normas de la carretera al igual que los demás. Y ya son varios los casos de vehículos de prueba que han cometido errores. El último de ellos lo ha protagonizado una curiosa detención en San Francisco.

El coche autónomo Cruise AV, operado por Cruise (propiedad de General Motors), tiene permiso para realizar viajes sin conductor en algunas zonas de la vía pública de la ciudad de San Francisco de manera gratuita desde el pasado mes de noviembre de 2021. Aunque bajo algunas normas: entre las 22.00 horas de la noche y las 6.00 horas de la mañana, incluso con lluvia o niebla, y sin sobrepasar los 50 km/h.

coche autonomo cruise edited
El coche autónomo Cruise AV tiene permiso para realizar viajes sin conductor

Una de esas noches, un policía percibió lo que parecía un coche ‘convencional’ circulando sin las luces delanteras. Cuando procedieron a darle el alto, el vehículo autónomo, que no llevaba ningún conductor en su interior, solo se paró al llegar a un semáforo. En ese momento, un agente salió del coche patrulla y, cuando lo alcanzó, arrancó de nuevo. Un acto que parecía como si se quisiera dar a la fuga.

Los agentes, ya confusos por que se habían dado cuenta que nadie conducía, volvieron a perseguir el coche autónomo, el cual se paró a unos pocos metros en un lateral de la carretera con los ‘warning’ activados. Un acto que el fabricante Cruise defendió en Twitter: «Nuestro AV cedió el paso al vehículo policial, luego se detuvo en un lugar seguro más cercano, como estaba previsto». «Un oficial contactó al personal de Cruise y no se emitió ninguna citación», añadió.

policia cruise
La escena fue gravada por un transeúnte y ya se ha hecho viral en las redes sociales

La escena, la cual gravó un transeúnte y que ya se ha hecho viral en las redes sociales, por suerte, tuvo un buen desenlace y sin incidentes, aunque la policía se enfrenta a un nuevo desafío. Al igual que todos los demás usuarios de la vía. De hecho, tras esto, la compañía publicó un vídeo en YouTube con ‘normas’ tanto para las fuerzas del orden como para otros, sobre cómo interactuar con vehículos autónomos.

Se especifica que el Cruise AV tiene micrófonos que pueden identificar los sonidos de las luces y las sirenas, por lo que se detendrá. También que los agentes puedes llamar a un número de teléfono dedicado antes de acercarse al coche. «Por ejemplo, el equipo puede realizar una serie de tareas de forma remota, incluido desbloquear el vehículo… y asegurarse de que el vehículo permanezca en una posición estacionaria segura», subrayan.