Glickenhaus SCG 004 Competizione: sólo para circuito

OCTANE GLICKENHAUS©DEAN SMITH 01
Glickenhaus SCG 004 Competizione: sólo para circuito
Cristina Muñoz
Cristina Muñoz
Pocas cosas tienen un aspecto tan genial y decidido como un veterano de las carreras, repleto de heridas de guerra, que ha finalizado dos años seguidos las 24 Horas de Nürburgring.

Y es que este coche de competición algo destartalado es ‘Mama’, el famoso 004 Competizione oficial de Scuderia Cameron Glickenhaus. Aparcado junto al primer SCG 004S de un cliente, representa todo lo que convierte a Jim Glickenhaus en una suerte de héroe entre los aficionados.

¿Por qué? Puesto que mientras algunos individuos adinerados se meten en la competición, y otros deciden fabricar un coche de calle con su nombre, Glickenhaus ha escogido hacer ambas cosas de un modo provocativo. Es un camino que muy pocos fabricantes independientes de coches han recorrido con éxito, pero las ventajas son evidentes. Cuando un coche de calle y uno de carreras comparten tanto ADN, siempre aportan algo el uno al otro: fiabilidad de coche de calle para el de carreras, y credibilidad probada en competición para la versión de calle.

Cuando los ves juntos, la genética común de los 004S y C es evidente y espectacular. Según Luca Ciancetti, de PAT, hay muchos elementos comunes, incluido el monocasco de fibra de carbono de diseño propio o la mayoría de paneles de carrocería. Ambos están propulsados por la quinta generación del motor ‘small-block’ de Chevrolet, aunque el coche de carreras es atmosférico en lugar de equipar un compresor, y la potencia está limitada a unos 600 CV para atenerse a la normativa de competición.


OCTANE GLICKENHAUS©DEAN SMITH 32

No pierdas nuestra galería con
todas las fotos del Glickenhaus


Ciancetti confirma que hay planes para un 004CS (Club Sport), que equipará una versión de 860 CV del motor sobrealimentado del coche de calle y una variante de la caja CIMA con levas y siete relaciones, además de gatos neumáticos integrados y otros componentes probados en competición, para un enfoque al estilo McLaren Senna, centrado en ofrecer un coche de calle con el mayor rendimiento posible en circuito.

Son tales las ambiciones de Glickenhaus, que PAT también estuvo involucrado en completar el diseño, fabricar y dar servicio al SCG 007 (el hiperdeportivo de Le Mans de Glickenhaus), que debutó el año pasado y logró un 4º y un 5º puesto general en las 24 Horas de 2021, siendo el primer coche por detrás de los Toyota.

Uno de los pilotos del equipo es el británico Richard Westbrook, que está en Goodwood para exhibir el 004S y para enseñarme el 004C. Aunque comparten el puesto de conducción central, las similitudes entre el 004S y el 004C se acaban una vez estás sentado en el asiento. Como cabría esperar, el coche de carreras es puramente funcional, con una pantalla LCD grande y rectangular justo detrás del volante estilo avión. Al principio es un poco abrumador, pero en el caso de esta prueba puedo obviar la mayoría de mandos y disfrutar de las vistas.

Glickenhaus SCG 004 Competizione
Caja de cambios en H del Glickenhaus SCG 004

En lugar de la caja de cambios en H de la versión de calle, hay una transmisión secuencial de carreras de seis velocidades, controlada mediante levas. La única ocasión en la que utilizas el pedal de embrague es al iniciar la marcha. Hay ABS y control de tracción ajustables, ambos ya configurados por Westbrook antes de subirme, así que todo lo que queda por hacer es gestionar el embrague, sorprendentemente civilizado, y salir a pista.

El Glickenhaus es muy rápido sin esfuerzo

A diferencia del coche de calle, ‘Mama’ ha tenido infinidad de horas de desarrollo, además de sufrir la severidad de dos extenuantes 24 Horas de Nürburgring. Por tanto, conducirlo es una gozada, con respuestas feroces pero comedidas, y rapidísimo sin apenas esfuerzo. Como es habitual, este ritmo se debe más a la frenada y a la capacidad de paso por curva que a la velocidad pura en línea recta, aunque por supuesto todo esto es relativo.

De todos los coches estilo GT3 que he conducido, al que más se parece es al Audi R8 LMS de primera generación, con una suavidad y una accesibilidad que evidencian su pedigrí en Nürburgring. Pocos coches de carreras te lo ponen tan fácil o te ofrecen tales puntos de referencia. Es fabuloso de conducir.

A pesar de los programas de competición de Nürburgring y Le Mans, un épico ‘Baja Boot’ para carreras todoterreno (¡búscalo, es sensacional!) y el desarrollo en curso del 004S, Jim Glickenhaus no es de los que levanta el pie del acelerador. SCG está actualmente sometiendo el 004S a las rigurosas pruebas de choque de Estados Unidos, mientras trabaja para lograr la homologación GT3 en el 004C.

Aunque poca cosa en comparación con el hiperdeportivo 007 de Le Mans, que pronto permitirá que SCG compita contra las principales marcas de las carreras de resistencia, como Ferrari y Porsche, un coche apto para GT3 abrirá la puerta a campeonatos nacionales e internacionales de primer nivel, como el British GT o las Blancpain Series, así que estate atento.