Dos motores

Nuevo Fiat Pulse 2022: un SUV urbano conectado, tecnológico… y con carácter latino

11 Nuevo Fiat Pulse 2022: un SUV urbano conectado, tecnológico… y con carácter latino
Fiat Pulse 2022
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
¿Debería Fiat apostar por dos vehículos en el segmento de los B-SUV? Nos hacemos esta pregunta tras ver todo lo que ofrece el nuevo Fiat Pulse, un modelo de diseño atractivo y con un buen contenido tecnológico. 

Aunque Fiat lleva unos meses desvelando pequeños detalles de su nuevo todo camino urbano, ahora ha llegado el momento de conocerlo en profundidad tras su presentación oficial. El Fiat Pulse es un B-SUV dirigido fundamentalmente al público del Sur de América, aunque viendo todas sus cualidades podría funcionar en el mercado europeo junto al 500X. De hecho, muchos rivales optan por una estrategia de dos vehículos en dicho segmento, como vemos en los Ford EcoSport y Puma, Hyundai Bayon y Kona o los Opel Crossland y Mokka

El Fiat Pulse 2022 tiene un tamaño contenido -4,09 metros de largo- y se aproxima claramente al Seat Arona -4,13 metros-. Es más, su diseño recuerda poderosamente al español, sobre  todo en la vista del tres cuartos trasero, el pilar C o el detalle de la pintura bitono. En cualquier caso, la marca italiana ha querido dotar a su nuevo modelo de un aspecto imponente, con una amplia parrilla frontal, grupos ópticos de generosas dimensiones y protecciones a lo largo de su carrocería. 

Fiat Pulse interior

En lo que respecta al habitáculo, se agradece que el Fiat Pulse mantenga los mandos tradicionales para manejar elementos como el climatizador o algunas funciones específicas. Eso sí, el toque de modernidad viene por el cargador inalámbrico, un panel digital de 7” o el sistema multimedia de hasta 10,1” compatible con Android/Apple. Gracias a la plataforma de servicios conectados Fiat Connect////Me puede utilizar el Asistente de Google y Amazon Alexa, realizar una llamada de emergencia SOS o disfrutar de una red Wi-Fi. 

Si el apartado de conectividad está muy cuidado, en materia mecánica no decepciona. Aunque hay un escalón de acceso 1.3 FireFly de 107 CV -134 Nm-, el gran protagonista es el 1.0 Turbo 200 Flex con 130 CV si usa etanol -o 125 CV si emplea gasolina-; este último bloque desarrolla un par máximo de 200 Nm entre 1.750 y 3.500 r.p.m, y acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos. La caja de cambios CVT desarrollada con Aisin tiene siete marchas predefinidas para lograr el mayor agrado de conducción, dispone de unas prácticas levas tras el volante e incluso un modo de conducción Sport. 

Tal y como ocurre en la mayoría de sus rivales, el Fiat Pulse apuesta por el sistema McPherson delante y un eje torsional trasero. Pese a su carácter urbano, tiene ciertas recursos para circular por caminos mal asfaltados: una suspensión elevada que proporciona la altura al suelo de 22,4 cm, un ángulo de entrada de 20,5º  y otro de salida de 31,4º.  

Fiat Pulse

Además, el ABS Off-Road garantiza un mejor frenado en superficies de baja adherencia, mientras que el sistema TC+ ajusta diversos parámetros del control de estabilidad para bloquear la rueda sin agarre y transferir el par al otro lado con el fin de superar obstáculos. 

Como no podía ser de otra manera, el Fiat Pulse también posee un claro enfoque familiar. Además de un volumen de carga satisfactorio -370 litros-, pone especial énfasis en la seguridad: el 87 % de su carrocería está compuesta por aceros de alta y ultra-alta resistencia para proporcionar la mejor protección en los test de impacto frontales, laterales y traseros. 

La nueva plataforma MLA permite un mayor contenido tecnológico y la implantación del sistema avanzado de asistencia al conductor (ADAS). De esta forma, los consumidores disponen del acceso y arranque sin llave, avisador de cambio involuntario de carril, cámara de visión trasera, faros LED -un 32% más potentes que la competencia-, frenado autónomo de emergencia AEB y las luces largas automáticas. 

 

0 Comentarios