Tiene un descuento de lanzamiento de 3.240 euros

Ford Kuga 2020: asistimos a la presentación virtual

49 Ford Kuga 2020: asistimos a la presentación virtual
Fotos Nuevo Ford Kuga 2020
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza

Ford ha iniciado la comercialización del nuevo Ford Kuga. La tercera generación de su emblemático SUV es más grande, dispone de versiones diésel, gasolina, mild hybrid y PHEV.


El COVID-19 ha paralizado toda la agenda de presentaciones de nuevos modelos… o más bien, ha hecho que «mute». El nuevo Ford Kuga (la tercera generación) debería haber sido presentado en Faro (Portugal), para la prensa europea especializada, pero ante la imposibilidad de hacerlo, Ford España ha puesto a disposición de la Cruz Roja varias de las unidades que deberían habernos servido para hacer la toma contacto, y nos ha explicado, por videoconferencia, algunas de las singularidades de un modelo crucial en su estrategia comercial para los próximos años.

/multimedia/fotos/ford/kuga/2020-03-25-183457-fotos-nuevo-ford-kuga.html

Con una longitud de 4,62 metros, el Ford Kuga III es 9 centímetros más grande que el modelo precedente. También es más ancho (4 cm) y más bajo (4 cm), y su batalla ha crecido ligeramente (2 cm). Todo ello se traduce en un vehículo que promete una mayor habitabilidad y da la sensación de ser menos todoterreno, algo en lo que también influyen unas líneas más perfiladas que le asemejan a su hermano menor: el Ford Puma.

Así, el nuevo Kuga se lanza con una original gama mecánica que arranca con el motor 1.5 Ecoboost, un tricilíndrico de gasolina sobrealimentado por turbocompresor que se ofrece con 120 o 150 CV, en ambos casos con cambio manual y etiqueta C de la DGT.

/multimedia/fotos/ford/kuga/2020-03-25-183457-fotos-nuevo-ford-kuga.html

Con la misma etiqueta encontramos el 1.5 EcoBlue, un diésel igualmente sobrealimentado por turbocompresor, disponible con 120 CV y caja de cambios automática de ocho relaciones. Igualmente «C» e igualmente diésel, el 2.0 EcoBlue rinde 190 CV, y va, sí o sí, asociado al cambio automático. Es además el único que dispone de tracción total, por lo que será la opción más recomendable para quienes quieran emplear el vehículo, aunque sea ocasionalmente, fuera del asfalto.

Y entramos ahora en la parte ecológica de la gama, con el mismo motor 2.0 EcoBlue, pero en versión de 150 CV y dotado de hibridación ligera; es decir: un motor eléctrico alimentado por una red de 48 voltios a la que da soporte una pequeña batería de iones de litio. Como de costumbre en estos vehículos, la parte eléctrica no mueve por sí misma al Kuga en ninguna circunstancia, pero sirve para recuperar parte de la energía desperdiciada durante las frenadas y permite no solo ahorrar combustible, sino disponer de etiqueta Eco de la DGT.

ford kuga st line x plug in hybrid interior

Finalmente, la guinda del pastel es el Kuga PHEV. De forma similar a Mitsubishi con el Outlander PHEV, Ford ha optado por emplear un tetracilíndrico 2.5 de gasolina en versión atmosférica, un motor que funciona bajo unciclo Atkinson emulado y va asociado a un sistema híbrido enchufable compuesto por un motor eléctrico, una batería de iones de litio de 14,4 kWh y un cargador embarcado de 3,6 kW. Con todo ello consigue una autonomía eléctrica homologada de 56 kilómetros y homologa 32 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido. El sistema motriz entrega 225 CV, combinando la potencia del motor térmico con la proporcionada por el eléctrico. Obviamente, dispone de la codiciada pegatina «Cero» de la DGT.

Más adelante, la gama se completará con una versión full hybrid (como un Toyota Prius, para entendernos), que se situaría entre el Ford Kuga Mild Hybrid diésel y el Ford Kuga híbrido enchufable de gasolina.

ford kuga st line x plug in hybrid mandos interior

En cuanto a los acabados, la gama se lanza con versiones Titanium como acabado base. Entre otras cosas, este acabado incluye acceso sin llave, cargador inalámbrico para el smartphone, navegador, módem con tres meses de conexión gratuita y sensores de aparcamiento delantero y trasero.

Adicionalmente, las versiones ST-Line añaden el llamativo kit deportivo exterior, con llantas de 18 pulgadas en lugar de las de 17 originales, así como una pantalla interior de 12,3 pulgadas para el sistema Sync3. Por su parte, el tope de gama es el acabado ST-Line X, que incluye asientos parcialmente tapizados en cuero, sistema de audio Bang & Olufsen, luces automáticas, cristales tintados, apoyabrazos trasero, barras de techo negras y detector de fatiga del conductor.

El precio base del nuevo Ford Kuga es de 29.000 euros (1.5 EcoBoost 120 CV), mientras que el Ford Kuga 2.5 Duratec PHEV 225 CV automático cuesta 37.800 euros. Eso sí, todas las versiones cuentan con un descuento de lanzamiento de 3.240 euros, a lo que se puede sumar una ayuda a la financiación de 1.000 euros para las fórmula tradicionales y de 1.200 euros en el caso de la multi-opción.

Y lamentablemente, desde casa no podemos daros impresiones de conducción, no hemos visto el coche en vivo ni lo hemos tocado. Sí podemos transmitiros que los responsables de Ford están verdaderamente ilusionados con este lanzamiento y que, en cuanto acabe en confinamiento por el COVID-19, seremos de los primeros en probarlo. Prometido.


 

Ford KUGA