Ayudas para la compra de coches ecológicos

Aprobado el Plan Movea 2017

plan movea
Aprobado el Plan Movea 2017
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 16 de junio, tras meses de incertidumbre, una nueva edición del Plan Movea para la ayuda en la compra de vehículos propulsados por energías alternativas.


El Plan Movea es un programa del Gobierno de España basado en ayudas estatales a la compra de vehículos con combustibles alternativos. Los fondos de la última edición del Plan Movea 2016 se acabaron a finales de junio y desde entonces, pese a la aprobación en noviembre de la segunda edición del Plan Movea para el fomento de la movilidad sostenible, la situación se encontraba parada debido también al bloqueo de los presupuestos generales del Estado.

Tras los meses de incertidumbre, el Gobierno de España ha aprobado este viernes 16 de junio la puesta en marcha del Plan Movea 2017 que contará con unos fondos de 14,26 millones y estará vigente hasta octubre. El Plan Movea 2017 es exclusivo para la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, así como para aquellos modelos propulsados con gas licuado de petróleo –GLP o Autogás-, de gas natural comprimido –GNC– y licuado –GNL-. Además, en esta ocasión también se incluyen en las ayudas los vehículos propulsados por pila de combustible (hidrógeno).

La cuantía de las ayudas se fija con diferentes baremos dependiendo del tipo de vehículo y del combustible utilizado. Así, la ayuda será a partir de 500 euros para turismos y furgonetas, 5.000 euros para microbuses y camionetas y 18.000 euros para autobuses y camiones.

Por otro lado, las ayudas para la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en zonas públicas podrán alcanzar un importe de hasta el 40% del coste, con un máximo de 1.000 euros por punto de recarga convencional, de 2.000 euros por punto de recarga semirrápida y de 15.000 euros por punto de recarga rápida.

«El Plan Movea busca fomentar el uso de vehículos propulsados con energías alternativas a los combustibles fósiles tradicionales, que están llamados a formar parte de la movilidad sostenible en el transporte, tanto en las ciudades como en las carreteras», explica el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en un comunicado.