PSA abandona el motor diésel: su planta más grande se centra en los motores eléctricos

macronvigo 1
PSA abandona el motor diésel: su planta más grande se centra en los motores eléctricos
Nicolás Merino
Nicolás Merino

La fábrica de motores que el conglomerado francés tiene en Trémery, Francia, centrará casi todos sus esfuerzos en la producción de sistemas de propulsión eléctricos hasta un total de 900.000 unidades en 2025.


Las primeras consecuencias tras el acuerdo entre PSA y FCA para formar Stellantis ya se han dejado notar. Así, la planta que PSA tiene en Trémery (una de las más grandes del mundo) pasará a ensamblar mayoritariamente motores eléctricos. De acuerdo a la información proporcionada por Reuters, se espera que la línea de producción pase de las 180.000 unidades de 2021 a 900.000 en 2025.

El anuncio coincide con un mercado del automóvil que, poco a poco, está dejando de lado el diésel y apostando por los vehículos electrificados. Y es que hay muchos vehículos que en 2021 ya no se ofrecerán con mecánicas de gasóleo. Por ejemplo, el Volkswagen Polo, el Nissan Micra o el Honda Civic. Por el contrario, las ventas de eléctricos aumentaron un 122% en los primeros nuevos meses de 2020 en la Unión Europea, en un momento en el que las ventas totales cayeron un 29% debido a la pandemia.

Asimismo, los motores eléctricos requieren de una quinta parte de las piezas que necesita un motor diésel, por lo que muchos puestos de trabajo podrían verse afectados. A este respecto, Stellantis ha salido al paso afirmando que no cerrará fábricas y buscará proteger los puestos de trabajo. No obstante, fuentes del sindicato en Trémery estiman que hasta 15.000 puestos de trabajo relacionados con la producción de motores diésel estarían en riesgo.

Renault, en la misma dirección

Otra de las marcas con más peso de Francia también está centrando gran parte de sus esfuerzos en la producción de motores eléctricos. Así las cosas, la planta de Renault en Cleon, cerca de la costa norte de Francia, también está derivando parte de su producción al ensamblado de unidades eléctricas. Sólo la mitad de un edificio se dedica a producir mecánicas diésel, mientras que los motores híbridos y eléctricos se fabrican en dos edificios completos.