¿Cómo inspeccionan las ITV los coches de tracción total?

rodillos
¿Cómo inspeccionan las ITV los coches de tracción total?
Enrique Espinós
Enrique Espinós

Nuestro lector Ángel J. Bobadilla, propietario de un Subaru Legacy con tracción total, vio algo extraño cuando paso la ITV de su coche.


«Tengo un Subaru Legacy de tracción total permanente. Hasta ahora, todas las inspecciones de la ITV las había pasado en Zaragoza, donde al hacer la comprobación de frenos, siempre situaban el coche sobre un eje de rodillos y colocaban, sobre las ruedas que quedan fuera de este, otros rodillos… de forma que las cuatro ruedas estaban en movimiento -N. de la R.: se prueba primero un eje y, luego, otro-.

Mitsubishi Outlander PHEV: el SUV híbrido más completo

Hace unos días fui a pasar la ITV y esta vez acudí a una estación de Salamanca. Allí, al examinar la frenada, probaron primero un eje y, luego, otro… pero no colocaron los rodillos extra. Se lo comenté al técnico y me indicó que esa estación contaba con un sistema digital y, por eso, dichos rodillos no eran necesarios. ¿Han actuado correctamente? ¿Es cierto que los rodillos portables no son necesarios? ¿O la transmisión del coche correrá algún riesgo de avería?»

Subaru Legacy 2019

Respuesta de Guillermo Rodríguez, director técnico de la Consultora de ITV Artevial: Ángel, la transmisión de tu vehículo no ha sufrido. Y es que, en función de la estación de ITV a la que acudas, puedes encontrar varios sistemas para medir la frenada para vehículos con tracción 4×4 como el tuyo.

El primero es el que te encuentras en la ITV de Zaragoza: un banco con un solo eje de rodillos en el que, al comprobar la frenada en cada uno de los dos ejes, sitúan otros dos rodillos auxiliares -en las ITV se denominan rodillos libres- para que todas las ruedas se muevan. El segundo es el que usaron en Salamanca y lo llaman comprobación ‘rueda a rueda’. En este caso, sitúan cada eje sobre un único rodillo y este frena las dos ruedas en direcciones contrarias -por ej., la derecha la mueve hacia delante y, la izquierda, hacia atrás-.

De esta forma, del diferencial del eje trasero del vehículo no sale movimiento hacia el diferencial central. Lo único que ocurre con esta comprobación es que hay que repetirla cuatro veces, una por rueda; ya que, de esta forma, sólo se puede comprobar cada vez el frenado de la rueda que gira hacia delante. Un tercer sistema, más caro, es el de doble rodillo, que permite comprobar la frenada de las cuatro ruedas a la vez.

 


 

Subaru Legacy