Autofácil para Mazda

Mazda apuesta por la eficiencia

mazda3hbsoulredcrystalaction
Mazda apuesta por la eficiencia
Autofacil
Autofacil


Con el revolucionario motor Skyactiv-x, Mazda sigue reduciendo las emisiones de una gama que ha dado el primer paso hacia la electrificación.

La industria del automóvil está viviendo una época de cambios sin precedentes: las normativas de homologación son cada vez más estrictas, y, por eso, la reducción de emisiones y la búsqueda de la eficiencia se han convertido en las grandes premisas a la hora de crear un nuevo modelo.

Para dar respuesta a estas exigencias, Mazda propone una nueva generación de motores de combustión ultra eficientes con hibridación incorporada que, además de respetar el medio ambiente y reducir el consumo, proporcionan la misma diversión que los propulsores de combustión convencionales.

De esta forma, el fabricante japonés demuestra su firme compromiso con el medio ambiente y, al mismo tiempo, mantiene la esencia de la marca: una conducción emocionante. La nueva y revolucionaria generación de motores SKYACTIV-X, que estrenará el Mazda3 en septiembre y llevará el inminente Mazda CX-30, supone un importante avance en la apuesta por la eficiencia de Mazda; en 2020, llegará el primer modelo 100% eléctrico y, en 2021, los híbridos enchufables.

Mazda M Hybrid. El sistema actual

Así funciona

mazda3

Los motores de gasolina SKYACTIV-G y SKYACTIV-X incorporan un eficaz y sencillo sistema híbrido que utiliza un esquema eléctrico de 24 V. Este sistema Mild Hybrid compacto, ligero y eficiente emplea la energía recuperada durante la deceleración para alimentar un motor eléctrico auxiliar que asiste al propulsor principal de gasolina, ya sea el bloque SKYACTIV-G 2.0 de 122 CV o el revolucionario motor SKYACTIV-X de 180 CV.

En los dos casos, una batería de iones de litio montada entre las ruedas almacena la energía obtenida a través de la frenada regenerativa para utilizarla al arrancar el vehículo y en las aceleraciones; además, la ubicación de la batería evita cualquier pérdida de espacio en el interior, optimiza la distribución de peso y contribuye a la seguridad.

El motor de gasolina SKYACTIV-X ofrece un alto nivel de prestaciones con un consumo desde 5,4 L y emisiones de 96 g/km

Qué consigue

Además de la etiqueta ECO de la DGT, los Mazda que incorporan esta tecnología y el sistema de desactivación de cilindros minimizan el consumo de combustible y reducen las emisiones de CO2. Por otro lado, el sistema Mazda M Hybrid facilita la conducción con transiciones más fluidas y naturales cuando el coche arranca, acelera o se detiene. El motor eléctrico ajusta con rapidez la velocidad del motor cuando el conductor sube de marcha, mejorando así el tacto del embrague y logrando la misma aceleración que proporciona el motor de gasolina, pero con un consumo menor.

Qué modelos de Mazda lo van a llevar

El Mazda3 SKYACTIV-G 2.0 ya incorpora esta tecnología. A la vuelta del verano llegará asociado también a SKYACTIV-X, al igual que sucederá con el nuevo Mazda CX-30.

Motor de gasolina SKYACTIV-X, el futuro más cercano

Así funciona

El nuevo motor de gasolina SKYACTIV-X está equipado con ignición por compresión controlada por chispa. Se trata de un método de combustión exclusivo que utiliza la ignición por chispa de la bujía para controlar la ignición por compresión, dando lugar a mejoras notables en materia de rendimiento, consumo y emisiones.

En este propulsor, la relación de compresión se incrementa hasta el punto en que la mezcla de aire y combustible está al borde de la ignición, en ese momento, un frente de llama generado por la ignición por chispa de la bujía da el empujón definitivo para que toda la mezcla entre en combustión. El reglaje y la cantidad de presión necesarios para lograr esa combustión oscilan continuamente en función de las condiciones de la conducción para lograr un equilibrio constante entre consumo y rendimiento.

Mazda3

Qué consigue

Con el revolucionario motor SKYACTIV-X, Mazda combina las ventajas de un motor de gasolina -capacidad de empuje a regímenes altos y mayor limpieza de las emisiones de escape- con las de un propulsor diésel -mejor respuesta inicial y un menor consumo de combustible-, dando lugar a un motor mixto que ofrece lo mejor de ambos mundos, incrementa la emoción al conducir y respeta el medio ambiente.

Mazda3

En comparación con el actual motor SKYACTIV-G de 122 CV, el nuevo SKYACTIV-X de 180 CV y la misma cilindrada -2.0 litros- desarrolla 224 Nm, lo que supone un 10% más de par y hasta un 30% más en determinados regímenes, mientras que el consumo se reduce un 20% y, en zonas donde se tiende a circular a baja velocidad, hasta un 30%; este propulsor ofrece un consumo WLTP desde 5,4 litros/100km y unas emisiones NEDC de 96 g/km de CO2.

Y es que el rango en el que el motor ofrece un consumo de gasolina más reducido se ha ampliado sustancialmente con el uso del SKYACTIV-X, lo que permite ahorrar carburante en un amplio abanico de situaciones de conducción, desde recorridos urbanos hasta trayectos de larga distancia por autopista.

Mazda3

Además, el nuevo motor SKYACTIV-X mejora la experiencia al volante puesto que, gracias a que la válvula de mariposa está abierta la mayor parte del tiempo, la respuesta inicial es superior a la de los modelos equipados con motores diésel. Es decir, la aceleración desde parado mejora notablemente y, al tratarse de un bloque de gasolina, la capacidad de empuje a regímenes altos sigue siendo excelente, conjugando lo mejor de todos los motores de combustión interna para alcanzar unos niveles excepcionales de respeto al medio ambiente, potencia y aceleración.

Qué modelos de Mazda lo llevarán

El Mazda3 y el nuevo SUV compacto Mazda CX-30 serán los encargados de estrenar el motor de gasolina SKYACTIV-X a partir de septiembre.

 

 

Mazda 3