Llegará en 2020

El motor rotativo de Mazda está de vuelta

mazda 2
El motor rotativo de Mazda está de vuelta
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Mazda apuesta por la electrificación de su gama y en 2020 lanzará los primeros modelos con batería, uno de ellos de cero emisiones y otro equipado con un pequeño motor rotativo de nuevo desarrollo que permitirá aumentar su autonomía.

A lo largo de los últimos años hemos especulado en innumerables ocasiones con el regreso del motor rotativo a la gama Mazda. La marca japonesa, de hecho, presentó el prototipo Mazda RX-Vision Concept equipado con un propulsor de este tipo que recibió la denominación Skyactiv-R, pero hasta ahora no hemos vuelto a tener noticias de un bloque de estas características.

Y es que Mazda acaba de anunciar que el motor rotativo está de vuelta, aunque quizá no es el regreso que los seguidores de esta tecnología esperaban, puesto que vuelve para asistir a un propulsor eléctrico con el objetivo de ampliar la autonomía. En 2020, Mazda lanzará dos modelos eléctricos como parte de su programa de desarrollo tecnológico a largo plazo «Zoom-Zoom sostenible 2030» y uno de ellos será el que incluya el citado motor rotativo. Hace algo más de un año ya te contamos que Mazda estaba pensando en el lanzamiento de esta tecnología.

Mazda RX Vision Concept

Mientras que uno de los dos se propulsará únicamente mediante una batería, el otro combinará la «pila» con un motor rotativo pequeño y ligero que recargará la batería cuando sea necesario, proporcionando así una mayor autonomía que el modelo 100% eléctrico. Mazda señala que las dimensiones reducidas de un motor de este tipo y su elevada potencia múltiples soluciones tecnológicas de electrificación a través de una estructura compartida.

Electricidad y combustibles alternativos

motor rotativo

A diferencia de otros bloques rotativos, el nuevo motor podrá funcionar con GLP y gasolina, además de proporcionar una fuente de electricidad en casos de emergencia. Gracias a ello, Mazda espera hacer llegar las aportaciones de su visión «Zoom-Zoom sostenible 2030» a la sociedad enviando vehículos eléctricos con sistema ampliador de la autonomía a zonas afectadas por catástrofes naturales, para ofrecer electricidad generada a partir de GLP a quienes la necesiten.

El objetivo de la marca japonesa es seguir desarrollando este tipo de modelos alternativos sin renunciar a ofrecer placer al volante. Las previsiones señalan que los motores de combustión interna combinados con algún tipo de electrificación representen el 95 % de los vehículos que produzca en 2030 (siendo el 5 % restante vehículos eléctricos con batería), por lo que Mazda seguirá centrándose en maximizar la eficiencia del motor de combustión interna y, en este sentido, el motor rotativo puede volver a ser un gran aliado para la compañía.