Qué coche me compro

Mitsubishi L200 2021: La mejor opción todoterreno, por 25.000 euros

w32020l200 22 side
Mitsubishi L200 2021: La mejor opción todoterreno, por 25.000 euros
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza

No hay mucha oferta todoterreno por 25.000 euros, pero tratándose de un uso profesional, en el que, en función de la actividad, puede deducirse entre el 50 % y el 100 % del IVA, la cosa cambia.


Nuestro lector M.D.A. nos escribe desde Alfaro (La Rioja). Actualmente conduce un Toyota Hilux de 2010 por motivos de trabajo, con el que recorre 60.000 kilómetros al año, de los cuales 45.000 son por carretera y los 15.000 restantes por campo. Necesita renovar su vehículo por otro todoterreno que le ofrezca similares capacidades. Quiere que sea diésel y maneja un presupuesto de 25.000 euros.

Si entendemos que esos 25.000 euros incluyen el IVA, no es posible dar con un todoterreno o pick up nuevo. Tan solo el Mahindra Goa entraría en precio, y no creemos que sea la mejor opción para alguien que en cuatro años va a haber recorrido 240.000 kilómetros.

Así que por una parte podemos ampliar el presupuesto hasta los 30.100 euros, donde encontraríamos el SsangYong Rexton 4×4, que ofrece una buena robustez, unas aceptables capacidades fuera del asfalto, un buen volumen de carga y unas suspensiones más cómodas que las de cualquier pick up.

No obstante, si preferimos repetir experiencia con un pick up, la mejor opción la plantea el Mitsubishi L200 con cabina y media (Club Cab) y acabado M-Pro, una muy buena opción para un uso ocasional de las plazas traseras en un vehículo con buenas capacidades fuera del asfalto, que ahora además incluye el bloqueo del diferencial trasero. En el entorno de los 28.000 euros encontramos el Ford Ranger (tanto con cabina sencilla como con cabina y media), cuyo motor nos convence algo más que el del Mitsubishi.

Mitsubishi L200 Club Cab

Por otra parte, si entendemos que los 25.000 euros no incluyen el IVA, el espectro se amplía de forma clara. Por 25.000 euros + IVA nuestro favorito es el Mitsubishi L200 de doble cabina con acabado M-Pro y cambio automático. Contaremos con el bloqueo de diferencial trasero, que es especialmente importante en un pick up cuando atraviesa zonas difíciles con poca carga, mientras que el convertidor de par eliminará el problema de forzar el embrague, algo especialmente crítico con el motor de dos litros del nuevo L200, que no anda sobrado de par en las inmediaciones del régimen de ralentí.

Este vehículo encajaría (o casi) en el presupuesto incluso si tuviéramos que pagar el 50 % del IVA. Si podemos probar que el vehículo se emplea íntegramente para la actividad laboral y desgravar el 100 % del IVA, nos sobraría bastante presupuesto, el cual lo reservaríamos para montar un juego de cubiertas AT cada vez que tuviéramos que renovar neumáticos, unas ruedas a las que sacaremos buen partido recorriendo 15.000 kilómetros al año fuera del asfalto, ya sea por su superior motricidad sobre barro o nieve como por su mayor resistencia a los pinchazos.

 

Mitsubishi L200