La empresa conjunta Mitsubishi-GAC pasará a manos de GAC

Mitsubishi se retira definitivamente de China y dejará de fabricar vehículos allí

Enrique Espinós
Enrique Espinós
El pasado mes de junio, Mitsubishi anunció que dejaba de fabricar vehículos en China. Ahora, habría llegado a un acuerdo con su socio GAC para alcanzar una salida del país; por lo que cedería su fábrica a la propia GAC.

Ya te lo contamos el pasado mes de julio, cuando Mitsubishi anunció que dejaba de vender sus coches en el mercado chino debido, entre otras cuestiones, a la falta de eléctricos; el tipo de vehículo más demandado ahora mismo en el país asiático. Y es que, en China, Mitsubishi sólo comercializaba el SUV eléctrico Mitsubishi Airtrek, que tampoco habría resultado ningún éxito de ventas: de hecho, a lo largo de 2022, apenas había vendido 500 unidades.

Pero, ahora, los japoneses habrían alcanzado finalmente un acuerdo con su socio local GAC (en China, los fabricantes extranjeros tenían que asociarse con un fabricante local para producir vehículos en el país) para abandonar el gigante chino.

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz click aquí

Hace un mes, los medios japoneses ya informaron de que Mitsubishi estaba buscando una salida de su consorcio con GAC, toda vez que sus ventas se desplomaron en el primer semestre de 2023, en el que comercializaron tan sólo 12.000 unidades frente a las 144.000 unidades que la marca nipona logró vender, por ejemplo, en 2018.

GAC se quedará con la fábrica de Mitsubishi en China

Ahora, y tras el presunto acuerdo, que debería anunciarse en unas semanas, varios medios locales chinos señalan que la fábrica de Mitsubishi GAC pasará a ser operada íntegramente por GAC, que la destinará a su nueva marca, GAC Aion, de cuyos modelos Hyper-HT e Hyper SSR ya os hemos hablado, y que puede que lleguen a Europa próximamente).

mitsubishi airtrek e1689592502715
El Mitsubishi Airtrek es el único eléctrico que la marca ofrecía en China. Además, estaba basado en un modelo de GAC.

En concreto, Mitsubishi-GAC contaba, desde 2012, con una fábrica en Changsa, en la provincia china de Hunan, capaz de producir hasta 200.00 coches al año; pero que arrastraba cierres de producción desde 2019 y que, finalmente, cesó su actividad en marzo de este año. Es más, según revelan varios medios chinos, hace meses que Mitsubishi está vendiendo su inventario de vehículos con descuentos finales de hasta el 60% sobre su precio oficial.

De hecho, se espera que los cerca de 3.000 empleados de esa planta firmen nuevos contratos con GAC Aion (más de 1.000 lo han hecho ya, según los medios locales) pero, eso sí, con “importantes recortes salariales”. De igual forma, se prevé que la fábrica, una vez sea reacondicionada para fabricar los modelos de GAC, vuelva a operar a principios de 2024.

Esta cesión hará que GAC Aion incremente su producción de 400.000 unidades, que se fabrican actualmente en dos plantas cercanas a la ciudad de Guangzhou; a 600.000 unidades anuales.