A la venta por 24.122 euros

Primera prueba del Opel Grandland X 1.5 CDTI 130 Selective

50 Primera prueba del Opel Grandland X 1.5 CDTI 130 Selective
Fotos de la prueba del Opel Grandland X 2018
Autofacil
Autofacil
El SUV compacto de la marca alemana se adapta a la nueva normativa de emisiones europea y estrena un motor diésel más eficiente.


El 1 de septiembre ha entrado en vigor la normativa europea de emisiones Euro6d-TEMP y el ciclo de homologación en condiciones reales, denominado WLTP. Para adaptar la gama del Opel Grandland X a los nuevos imperativos legales, Opel ha sustituido el motor 1.6 CDTi de 120 CV por el 1.5 CDTi de 130 CV que ya montan otros modelos del Grupo PSA, como el Peugeot 3008 -que también comparte plataforma con el Grandland X-. Este propulsor se convierte en el diésel de acceso y se oferta con todos los acabados: Selective, Selective Pro, Design Line y Ultimate.

De serie, lleva un cambio manual de seis velocidades pero, con el acabado Ultimate, también puede ligarse a la nueva transmisión automática AT8 de ocho relaciones por 33.600 euros. En ningún caso puede tener tracción total.

Así es por dentro: cómodo y bien equipado

Opel Grandland X

Este SUV cuenta con una dotación muy completa en su versión de acceso Selective, que incluye un sistema multimedia compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Esto mejora la presencia de un puesto de conducción agradable y bien rematado, formado por plásticos agradables al tacto. Pese a tomar como base al Peugeot 3008, dicho puesto de conducción es totalmente diferente al del Peugeot. Eso significa que se va sentado en una posición más tradicional, y que cualquier persona se encontrará a gusto sin grandes problemas.

En cuanto al espacio, el Grandland X es un modelo amplio y dispone de suficiente espacio para las piernas y los hombros en las plazas traseras. Tres adultos pueden viajar con bastante comodidad. En cuanto al maletero, cuenta con una capacidad de 514 litros, cifra que le sitúa en la media del segmento.

En marcha

Opel Grandland X

El Grandland X 1.5 CDTi destaca por suavidad de funcionamiento y por consumos, pues es relativamente sencillo moverse por debajo de 6,0 l/100 km de media reales. El motor tiene una respuesta progresiva, con poco retraso en la respuesta del turbo, y eso le permite ganar velocidad con facilidad. Es, en general, un motor agradable, y eso que podría estar un poco mejor insonorizado. Va asociado a un cambio manual de seis marchas que tiene un buen tacto y resulta preciso. El escalonamiento de sus seis relaciones es correcto, de manera que permite aprovechar bien las prestaciones de sus 130 CV sin que eso afecte negativamente a los consumos.

En cuanto al comportamiento, este Grandland X destaca por su elevada comodidad y aplomo en vías rápidas más que por agilidad en carreteras de curvas. En general, es un modelo fácil de conducir y de reacciones nobles y predecibles, por lo que es una buena opción para viajar con tranquilidad.

Ficha Técnica: Opel Grandland X 1.5 CDTI 130 Selective

Motor 4 cilindros, 1.499 cc, 4 válvulas por cilindro
Potencia 130 CV a 3.750 rpm
Par 300 Nm a 1.750 rpm
Largo / ancho / alto 4,47 m / 1,85 m / 1,60 m
Velocidad máxima 195 km/h
0-100 km/h 11,3 segundos
Consumo mixto 4,1 l/100 km
Emisiones CO2 108 g/km
Maletero 514 litros
Peso 1.435 kg
Cambio Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera

 

Opel Grandland