Vídeo: Porsche 911 Cabriolet 2019, 450 CV a cielo abierto

Vídeo: Porsche 911 Cabriolet 2019, 450 CV a cielo abierto
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


La octava generación del Porsche 911 recibe el código 992 y, como en los modelos anteriores, se ofrece una variante descapotable con techo de lona. De momento, está disponible en las versiones Carrera S y Carrera 4S con motor turbo de 450 CV.

El nuevo Porsche 911 Cabriolet no se ha hecho esperar y solo unas semanas después de la presentación del Porsche 911 con código interno 992, ya está disponible su variante descapotable. De igual manera que las generaciones anteriores, apuesta por una capota de lona que se pliega o despliega en solo 12 segundos y a velocidades de hasta 50 km/h. Su diseño es similar al del Porsche 911 Coupé, pero el techo practicable hace que su silueta sea única.

De 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos

Porsche 992 Cabrio

A falta de que Porsche amplíe la gama de motores, el 911 Cabriolet ya se puede reservar con el motor 3.0 turbo de seis cilindros y 450 CV de la versión Carrera S. Este bloque va ligado a una transmisión automática PDK de doble embrague con siete velocidades y puede combinarse con la tracción trasera (Carrera S) o con un sistema de tracción total (Carrera 4S). El Carrera S acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 306 km/h, mientras que el Carrera 4S necesita 3,8 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y puede seguir acelerando hasta los 304 km/h.

Porsche 911 Cabruolet 2019

El precio de partida del 911 Cabriolet Carrera S es de 154.395 euros y el Carrera 4S está disponible desde 163.355 euros. Ambas versiones cuentan con el mismo equipamiento que el Porsche 911 Coupé y, por dentro, son idénticas. Como novedad, Porsche ofrece por primera la posibilidad de montar el chasis deportivo Porsche Active Suspension Manageent (PASM) en el 911 Cabriolet, por lo que su comportamiento dinámico será parecido al del Coupé. De la misma forma está disponible opcionalmente el paquete Sport Chrono para vestir con una apariencia más deportiva al descapotable alemán y, de paso, para mejorar su comportamiento gracias al selector de modos de conducción ubicado en el volante.

 

Porsche 911