Las 7 sistemas de ayuda a la conducción que serán obligatorios en los coches nuevos en 2024

Cristina Muñoz
Cristina Muñoz
Desde el 7 de julio de 2024, los coches y las furgonetas ligeras nuevos que se vendan en Europa deben contar con estos 7 sistemas de ayuda a la conducción.

Desde 2022, y más concretamente desde el 6 de julio, los coches y las furgonetas ligeras de nueva homologación en Europa tienen la obligación de incorporar estos 7 sistemas de ayuda a la conducción (ADAS): ISA o Inteligent Speed Assistant (Asistente Inteligente de Velocidad); cámara trasera con detección de tráfico cruzado; sistema de frenada autónoma de emergencia; luces de frenado de emergencia; interfaz para conexión de un alcoholímetro; sistema de monitorización de somnolencia y de pérdida de atención del conductor; sistemas de mantenimiento de carril LKA. También se establecen como obligatorias las cajas negras.

El próximo 7 de julio de 2024, la normativa cambia y, desde esa fecha, esos sistemas de ayuda a la conducción y las cajas negras serán también obligatorios en todos los coches de nueva matriculación que se vendan en la Unión Europea (UE), según está establecido en el Reglamento 2019/2144 del Parlamento Europeo del 27 de noviembre, también conocido como Reglamento General de Seguridad (RGS) y que puedes consultar a través de este enlace.

Los sistemas de ayuda a la conducción obligatorios

Por lo tanto, todos los turismos nuevos que se vendan en la Unión Europea deberán llevar los siguientes sistemas de ayuda a la conducción (si no los incorporan estará prohibida su matriculación):

1.- Asistente Inteligente de Velocidad (ISA)

Avisa al conductor de que está sobrepasando la velocidad límite de la vía, y lo hace no sólo mediante señales en el cuadro de instrumentos sino también a través de vibraciones en el acelerador.

2.- Detector de marcha atrás (REV)

Cámara trasera

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz click aquí

También conocido como cámara trasera con detección de tráfico cruzado, este sistema de ayuda a la conducción advierte de la presencia de personas u objetos detrás del vehículo cuando se circula marcha atrás. Para ello, emplea sensores ubicados en paragolpes trasero o en sus esquinas; y una cámara trasera que permite al conductor visualizar el entorno facilitando la conducción marcha atrás para evitar atropellos o colisiones.

3.- Sistema de frenada autónoma de emergencia (AEB)

Detecta si nos estamos acercando a mucha velocidad al coche de delante y, en ese caso, activa una alarma sonora y visual. Si el conductor no reacciona, la unidad de control activa los frenos a plena intensidad; y si el conductor frena con poca intensidad y existe riesgo de colisión inminente, automáticamente aumenta la presión de frenado al máximo.

4.- Luces de frenado de emergencia

Función de las luces de freno posteriores (normalmente un rápido parpadeo) que indica a los vehículos que circulan por detrás de nosotros que nuestro coche está decelerando bruscamente. Se ha demostrado especialmente efectivo para alertar a conductores distraídos.

5.- Interfaz para conexión de un alcoholímetro

Ya es obligatorio en los vehículos de transporte profesional, de mercancías o pasajeros, y en los coches y furgonetas ligeras será obligatorio que equipen un interfaz que, a su vez, posibilite la instalación de un alcoholímetro antiarranque o alcolock (aunque la DGT tendrá que decidir una normativa al respecto y todavía no hay nada sobre ello).

Lo que sí indica el texto reformado de la Ley de Tráfico (en la nueva disposición 15º) es: “A partir del 6 de julio de 2022, los vehículos de categoría M2 y M3 que dispongan de interfaz normalizada para la instalación de alcoholímetros antiarranque destinados al transporte de viajeros deberán disponer de alcoholímetros antiarranque. Los conductores de estos vehículos vendrán obligados a utilizar estos dispositivos».

6.- Detector de fatiga (DDR)

También conocido como sistema de monitorización de somnolencia y de pérdida de atención del conductor, emplea información procedente del volante y de la cámara que controla que permanecemos en el carril para detectar trayectorias erráticas que podrían suponer que el conductor se está quedando dormido. Si es así, el coche emite una alerta en el cuadro de instrumentos recomendando un descanso. En el caso de las distracciones, las evalúan algunos sistemas de monitorización de la mirada del conductor mediante una cámara.

7.- Sistema avanzado de mantenimiento de carril (LKA)

asistente de mantenimiento de carril

Sistema por el que el coche y, a través de una cámara situada en el parabrisas, examina las líneas de la carretera y vigila que el vehículo no se salga del carril; si es necesario, realiza correcciones suaves en la dirección. La alerta al conductor puede ser visual o sonora, o incluso con vibraciones en el volante o en el asiento.

8.- Caja negra (EDR; Event Data Recorder o Registrador de Datos de Eventos)

No se trata de un asistente a la conducción como tal, pero también será obligatorio en todos los coches de nueva matriculación que se vendan en la Unión Europea (UE) desde el 7 de julio de 2024. Su función es la de registrar y almacenar determinada información del vehículo (como la velocidad, la frenada, revoluciones del motor, etc.) para, en caso de accidente, poder conocer lo que ha ocurrido en los instantes previos al siniestro, pero también durante y después del mismo. 

Por eso, las cajas negras van grabando datos (nunca graban sonidos ni tampoco imágenes) de forma cíclica para que, en caso de accidente, cuenten con el registro de los mismos durante los 30 segundos previos al siniestro y durante los 5 segundos posteriores.