Prueba del Skoda Octavia 1.5 TSI 150 Style 2021: ¿es mejor que el diésel?

21 Prueba del Skoda Octavia 1.5 TSI 150 Style 2021: ¿es mejor que el diésel?
Fotos: Skoda Octavia 2020
Miguel Tineo
Miguel Tineo

Después de probar el Skoda Octavia Combi TDI 150, la versión más recomendable de la gama, ahora hacemos lo propio con la más demandada: el gasolina 1.5 TSI de 150 CV con carrocería berlina.


Siempre decimos que los Skoda son coches muy del estilo de Autofácil: están bien hechos; por lo general son cómodos, prácticos y espaciosos; emplean buenos chasis y excelentes motores; y ofrecen mucha tecnología. Además, y hasta ahora, su precio era muy bueno.

Nuevo Skoda Octavia 2020: al acecho del Superb

Pero la llegada del Octavia ha coincidido con la subida generalizada de los precios de muchos modelos por las ya famosas multas de los 95 gramos de CO2, así como la entrada en vigor del impuesto de matriculación basado en el ciclo WLTP. Esto, unido a la mejora en equipamiento y tecnología de este modelo, ha hecho que su precio haya subido más de lo que nos hubiese gustado.

Skoda Octavia 1.5 TSI trasera

Pese a ello, el Octavia sigue siendo uno de nuestros coches favoritos. En esta ocasión probamos la versión berlina con el motor 1.5 TSI de 150 CV, la que mayor demanda tiene en la actual gama. Pero ¿es la mejor opción de la gama?

Skoda Octavia 1.5 TSI 150 Style por dentro: diseño retro

En el interior del Octavia destaca la instrumentación digital configurable y la pantalla táctil central, ambas de serie. Todo lo que gana en apariencia lo pierde en practicidad para manipular las cosas en marcha (y eso que hay algunos botones en la consola central); nos gustaban más los botones de antes.

Skoda octavia 1.5 TDI salpicadero

En lo que respecta al acabado, por apariencia da la sensación de estar un paso por encima del anterior modelo, pero la realidad es que la calidad es similar. Y eso es bueno.

La postura al volante es excelente y las plazas traseras son muy buenas porque ofrecen mucho espacio para las piernas. La cota de altura también es buena, aunque la anchura ya es más normalita.

Skoda Octavia 1.5 TSI plazas traseras

¿Y el Combi?

Por unos 600 euros más, el Octavia también está disponible con la carrocería familiar Combi. Tiene la misma longitud, aunque ofrece un mayor maletero. No es mucho en términos absolutos, sólo 40 litros, pero sí es mucho más amplio y su boca de carga es más baja. No hay ganancia alguna en las plazas traseras, que ya de por sí son amplias.

Skoda Octavia 1.5 TSI 150 Style en marcha: un excelente coche para viajar con tranquilidad

Este Octavia adapta un motor 1.5 turbo de 150 CV, que responde muy bien desde bajo régimen, pero destaca más por su suavidad y por lo poco que gasta (es muy fácil moverse entre 6,5 y 7 L/100 km reales) que por su contundencia. Va asociado a un agradable cambio manual de seis marchas.

Skoda Octavia 1.5 TSI en marcha

El Octavia emplea la última evolución de la plataforma MQB pero, a diferencia del Seat León o el VW Golf (que también la llevan), apuesta por una suspensión más blanda que favorece la comodidad. Por eso, es ideal para largos viajes… y, si hacemos muchos trayectos así (más de 20.000 km/año), es preferible el motor 2.0 TDI 150. El comportamiento, por nobleza y facilidad de conducción, es intachable, y más con la suspensión adaptativa de nuestra unidad (995 euros).

Ficha técnica del Skoda Octavia 1.5 TSI Style

  • Motor: Gasolina, 4 cil. en línea, 1.498 cc
  • Potencia: 150 CV (110 kW) de 5.000 a 6.000 rpm
  • Par máximo: 250 Nm de 1.500 a 3.500 rpm
  • Tracción: A las ruedas delanteras
  • Caja de cambios: Manual, 6 velocidades
  • Frenos del./tras.: Discos ventilados/discos
  • Dimensiones: 4.689/1.829/1.470 mm
  • Peso: 1.338 kg
  • Neumáticos: 225/45 R18
  • Maletero: 600 litros
  • Dep. combustible: 45 litros
  • Vel. máxima: 230 km/h
  • Acel. 0 a 100 km/h: 8,2 s
  • Cons. medio: 5,8 L/100 km
  • Emisiones CO2: 132 g/km

 

Skoda Octavia