Nadie se da cuenta hasta que debe pasar por el taller antes de tiempo

El negro problema de los coches eléctricos del que nadie habla

J. Couto:
J. Couto:
Los coches eléctricos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, y está claro que serán el futuro, de una forma u otra. Entre las primeras, que tienen mucho par disponible desde el primero momento; entre las segundas, que son muy pesados. Y ambas son cosas son muy malas para otro protagonista.

Los coches eléctricos producen cero emisiones. Vale. Pero, si analizamos todo lo que hay detrás, la cosa no está tan clara. De hecho, más allá de saber cómo se produce la electricidad o todo lo que hay acerca de las baterías, encontramos otro aspecto que está empezando a saltar a la palestra: los neumáticos.

neumaticosconsulta 2

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

Hace unos meses, durante una visita a la planta de una importante fábrica de neumáticos en Europa, algunos de los técnicos de la marca ya nos pusieron sobre aviso del problema que se estaban encontrando con los coches eléctricos: “en este tipo de vehículos, tener un neumático de tipo ecológico es fundamental para reducir al máximo su rozamiento y, con ello, su consumo. Pero, al mismo tiempo, son coches que tienen mucho par y, también, son mucho más pesados que un coche de motor térmico equivalente. Y eso requiere neumáticos con una notable capacidad de agarre, algo se da de bruces con un neumático de corte ecológico…”.

Este problema ha provocado que todas las marcas de neumáticos estén creando variaciones de sus modelos específicamente creadas para coches eléctricos, y eso está provocando que el precio de estos neumáticos sea más elevado, en torno a un 15-20% de media frente a un neumático equivalente para un coche de combustión de la misma marca y medida.

Goodyear Eagle GO Concept neumático Citroën OLI

Más allá del aumento del coste de estos neumáticos, encontramos un segundo problema todavía más importante: la duración. La vida de los neumáticos de los coches eléctricos es más limitada que la de los neumáticos empleados por coches con motor de combustión. Es difícil precisar una cifra, pues depende mucho del tipo de coche y de su potencia, pero ya desde la marca de neumáticos que visitamos hace unos meses nos hablaban de que hay modelos concretos, y no necesariamente deportivos extremos, en los que incluso es difícil lograr que puedan realizar más de 15.000 kilómetros en sus bancos de prueba, que no necesariamente son equivalentes a la vida real, pero sí les sirve para comparar con el neumático de un coche de combustión equivalente.

Y he aquí otra de las paradojas de la ecología del coche eléctrico: ¿es ecológico tener que sustituir los neumáticos mucho antes de lo que los cambiarías en un coche equivalente de motor de combustión? No, pero también es cierto que las marcas están invirtiendo grandes sumas de dinero y tiempo para terminar con el problema.