VÍDEO-PRUEBA

Vídeo: Tesla Model 3 ‘Highland’ por 39.990 euros ¿Por qué sigue siendo el rey?

Álvaro Sauras
Álvaro Sauras
Es cómodo, es rápido, es capaz de llegar lejos, ofrece un interfaz de última generación y hace todo eso por 39.990 euros. Su relación calidad/precio sigue siendo imbatible, y ese es el motivo por el que el Tesla Model 3 sigue siendo el coche eléctrico preferido de Autofácil.

El Tesla Model 3 no es, ni mucho menos, un coche perfecto. Y aunque su restyling «profundo», el Model 3 Highland (esta operación llamada Middle Cycle Impulse o Life Cycle Impulse en la que se renueva en profundidad el vehículo) ha resuelto muchos de los defectos originales, hay que reconocer que también ha aportado problemas nuevos.

Sin embargo, y con todas sus peculiaridades, el Model 3 Highland sigue siendo un coche que destaca en todas las áreas en las que debe de brillar un eléctrico moderno: precio razonable, buena autonomía, interfaz eficaz y un rodar impecable. Y, como podéis comprobar en este vídeo, eso basta para convertirle en nuestro eléctrico preferido.

Tesla Model 3 Highland tres cuardos delantero gris en marcha

Model 3 Highland: un paso adelante importante

Como ocurre en todos los restyling profundos, Tesla ha realizado bastantes cambios sobre la estructura original del coche, bautizando a esta segunda iteración del actual Model 3 como Highland. A lo largo de 2024 hará lo propio con el Model Y, que se conoce internamente como Juniper.

Estéticamente, encontramos un coche más afilado y moderno, además de igual de aerodinámico. El morro es más agresivo, los faros son más estrechos, el frontal es más sencillo y, en general, el coche parece menos «infantil» que el anterior (con daros redonditos y de apariencia menos moderna). No obstante, y obviamente, sobre gustos no hay nada escrito.

Desde el punto de vista técnico, Tesla ha introducido muchos cambios que podríamos sumarizar de la siguiente manera:

  • Diseño Exterior e Interior: El Model 3 Highland presenta un diseño exterior renovado, con líneas más afiladas en la parte frontal, cambios en el diseño de los faros y la eliminación de las luces de niebla. Se han añadido nuevos colores, incluyendo un gris más oscuro y un rojo llamado “Ultra Rojo”. Las llantas predeterminadas son las Photon de 18 pulgadas, diseñadas para maximizar la autonomía, aunque también están disponibles las Nova de 19 pulgadas (opcionales) que luce la unidad probada.
  • Mejoras en Asientos y Ruido: Se ha mejorado la comodidad de los asientos, ofreciendo ahora asientos delanteros y traseros ventilados, y posicionando los asientos traseros en una postura más reclinada. Además, se han hecho esfuerzos para reducir el ruido del viento, uno de los aspectos más criticados en modelos anteriores del Model 3, mediante el uso de mejores materiales y un diseño más aerodinámico, junto con ventanillas dobles laminadas en las cuatro puertas.
  • Mejoras en la Climatización y Sistema de Sonido: El sistema de aire acondicionado ha sido mejorado, permitiendo ahora un control más individualizado de las salidas de aire. El sistema de sonido también se ha mejorado, pasando de 13 a 17 altavoces, y se han realizado mejoras en la conectividad Bluetooth y WiFi.
  • Pantalla Trasera y Consola Central Mejorada: En la parte trasera, se ha añadido una nueva pantalla de 8 pulgadas que permite a los pasajeros controlar ciertas funciones. La consola central delantera también ha sido rediseñada con un acabado más refinado.
  • Suspensión y Aerodinámica Mejoradas: La suspensión ha sido modificada para reducir el ruido y mejorar el confort en general. La eficiencia aerodinámica ha mejorado, lo que resulta en un incremento de la eficiencia general y de la autonomía  .
  • Interiores de Mayor Calidad y Otras Mejoras: Se han implementado materiales de mayor calidad en el interior, mejoras en el sonido de cierre de puertas, un maletero más grande (hasta 594 litros), puertos USB-C mejorados y un sistema de micrófonos más avanzado.
Tesla Model 3 Highland detalle intermintentes

Model 3 Highland: los detalles polémicos

Un poco de manera fiel a su filosofía, Tesla ha incorporado en este Highland algunas soluciones peculiares, controvertidas, polémicas y/o directamente mejorables.

  • Un sensor de lluvia que no funciona: En su ambición por suprimir el máximo numero de sensores, Tesla ha eliminado el de lluvia, confiando esa función a las cámaras. Aunque los Tesla reciben actualizaciones constantes (lo cual implica que casi cualquier problema podría arreglarse), de momento no funciona bien. En nuestras pruebas hemos detectado que barre demasiado deprisa o de manera injustificada.
  • Detección de obstáculos mejorable: El Model 3 Higland tampoco cuenta con sensores de ultrasonidos, confiando esa misión a las cámaras y a un sistema de visión artificial. La estimación de distancia es deficiente por precisión y fiabilidad, especialmente a la hora de detectar obstáculos hacia delante, ya que no cuenta con una cámara de morro. Un sistema de visión perimétrica sería preferible.
  • Sin selector de desplazamiento: El Model 3 Higland carece de una palanca o mando para escoger la dirección de avance. Cuenta con unos botones en la parte superior del techo que suele denominarse «imperial», pero son para uso en caso de emergencia. La selección de dirección de avance se realiza a través de la pantalla táctil. El sistema funciona bien pero es lógico que mucha gente acostumbrada a los mandos físicos se sienta incómoda.
  • Sin palancas en la columna: El Model 3 Highland prescinde de las palancas que se suelen utilizar para controlar las funciones de intermitencia, alumbrado y limpiaparabrisas. En su lugar, esas tareas se realizan mediante mandos en el volante. Además, no se trata de botones físicos, sino de una mezcla entre botón táctil y realimentación háptica. Aunque mover esos mandos al volante es aceptable, Tesla debería haber mejorado su calidad en términos de forma y calidad de accionamiento.
Tesla Model 3 Highland en marcha tres cuartos trasero gris

Pero… sigue siendo el rey

A pesar de todos los defectos anteriores, el Model 3 Highland sigue siendo uno de los modelos eléctricos más apetecibles del mercado. Cuenta con cosas mejorables, desde luego, pero los 39.990 euros de precio de partida (unos 32.000 euros si le aplicamos todas las ayudas posibles) son un argumento demoledor.

La versiones superiores, como el Gran Autonomía (que cuesta desde 49.990 euros y ofrece 75 kWh de batería en lugar de 60 kWh) ya empiezan a encontrar rivales en el mercado. Podría discutirse largo y tendido si un Skoda Enyak o un BYD Seal son mejores alternativas. Sin embargo, y por debajo del listón de los 40.000 euros, no existe ningún rival comparable.

De hecho, el Model 3 Highland es tan bueno que, directamente, es mejor que cualquier otro coche convencional en términos de relación calidad/prestaciones/dimensiones/precio.

Por ejemplo, no existe ninguna berlina más barata de este tamaño y potencia. Lo más parecido que podríamos encontrar sería un Mazda 3 Sedan de 186 CV (casi 100 CV menos que el Model 3) por 32.750 euros.

Si buscáramos la berlina equivalente de gasolina, tendríamos que hablar de algo parecido a un Skoda Octavia RS de 42.000 euros o un BMW 330i de 51.700 euros.

 

Tesla Model 3

Tesla Model 3