Cerca de medio millón de Tesla son llamados a revisión en Estados Unidos por problemas de seguridad

Cerca de medio millón de Tesla son llamados a revisión en Estados Unidos por problemas de seguridad
Cerca de medio millón de Tesla son llamados a revisión en Estados Unidos por problemas de seguridad
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Tal y como ha señalado la agencia Reuters en uno de sus últimos comunicados, Tesla se ha visto obligado a llamar a revisión a más de 475.000 vehículos para subsanar una serie de problemas relacionados con la cámara de visión trasera y el capó que pueden aumentar el riesgo de accidente.

En concreto, los defectos técnicos detectados afectan a 356.309 unidades de los Model 3 fabricados desde 2017 y 119.009 unidades de los Model S fabricados desde 2014. En total, el número de vehículos llamados a revisión por la compañía del multimillonario Elon Musk alcanza una cifra similar a la de sus entregas mundiales del año pasado.

El fallo de seguridad detectado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos está relacionado con el arnés que sujeta los cables de la cámara de visión trasera. Al abrir y cerrar el portón del maletero, este cable puede desgarrarse provocando que la pantalla del vehículo no muestre las imágenes en el momento de accionar la marcha atrás.

Tesla Model S

En el caso del Model S, la compañía estadounidense también deberá revisar el sistema de cierre del maletero. En algunas unidades el pestillo de bloqueo podría estar defectuoso provocando que el capó se abriera de forma inesperada. Este temible contratiempo impediría al conductor ver la carretera. Al tratarse de un fallo de producción, todos los gastos derivados de la reparación de estos elementos serán asumidos por la propia compañía. Además, los usuarios afectados que ya hayan realizado la operación pueden solicitar el reembolso.

A pesar de que no se ha registrado ningún accidente de tráfico relacionado con este problema, el departamento de atención al cliente de Tesla ha recibido en los últimos meses un total de 2.301 reclamaciones y 601 informes de campo relacionados con irregularidades que afectan a la cámara de visión trasera y el capó de sus coches.

No es la primera vez que Tesla llama a revisión a sus vehículos eléctricos. Recordemos que a principios de 2021, la firma estadounidense tuvo que corregir el software de más de 285.000 unidades en China para solucionar un problema de seguridad identificado por las autoridades del país asiático. Por otro lado, el NHTSA también ha abierto una investigación por el hecho de que el fabricante permita a sus clientes jugar a videojuegos en la pantalla delantera, incluso cuando el vehículo está circulando.

 

Tesla Model S

0 Comentarios