Prueba del Toyota Aygo 2018 x-cite: el más coqueto de la gama

41 Prueba del Toyota Aygo 2018 x-cite: el más coqueto de la gama
Fotos de la prueba del Toyota Aygo 1.0 x-cite
Fran Martínez
Fran Martínez
La última actualización del Toyota Aygo ha traído consigo esta versión con carrocería en color magenta. Está asociada al acabado x-cite y promete un buen comportamiento en ciudad con un equipamiento más que interesante.


La segunda generación del Toyota Aygo, el modelo más pequeño de la marca japonesa, llegó al mercado en 2014 con un diseño mucho más fresco que el de su antecesor para plantar cara a rivales como el Ford Ka, el Citroën C1, el Fiat 500, el Renault Twingo, el Fiat Panda o el Hyundai i10. Después de cuatro años en el mercado, en el pasado Salón de Ginebra pudimos ver su primera gran actualización, que afecta tanto al exterior como al interior y al equipamiento.

Por fuera mantiene las señas de identidad de este utilitario de apenas 3,46 metros de longitud. En el frontal encontramos el característico diseño en forma de X, aunque desde este año abandona el color negro para adoptar el mismo tono de la carrocería. También son nuevos los faros delanteros, las luces diurnas de led, los antinieblas y un detalle ornamental en contraste justo debajo de los grupos ópticos. La zaga presenta pocos cambios, aunque apreciamos un portón de maletero más ancho y unos pilotos remozados.

Toyota Aygo 2018

Otra de las novedades es el llamativo color magenta que vemos en el modelo de esta prueba. Toyota lo denomina x-magenta y se asocia al acabado x-cite. Este peculiar tono también está presente en las carcasas de los retrovisores, en las manetas de las puertas, en los paragolpes delantero y trasero, en los paneles de las puertas, en el pomo de la caja de cambios, en las salidas de aire del climatizador y hasta en las costuras de los asientos y de las alfombrillas. Sin lugar a dudas, es el color ideal si no quieres pasar inadvertido –damos fe de ello–. Este tono magenta se complementa con el color negro del techo, los pilares, las llantas de aleación de 15 pulgadas o el portón del maletero, creando un atractivo acabado bitono.

Pintón y bien equipado

Toyota Aygo 2018

A pesar de que hablamos de un vehículo del segmento A, el Aygo x-cite cuenta con un nivel de equipamiento más que aceptable. Así, incorpora una pantalla táctil de 7 pulgadas con conectividad mediante Apple CarPlay y Android Auto, cámara de visión trasera, avisador de cambio involuntario de carril, volante multifunción, control de velocidad, climatizador o bluetooth. Eso sí, tanto el salpicadero como los paneles de las puertas abusan de plásticos duros, algo lógico en este segmento, al mismo tiempo que los ajustes son mejorables.

Por dentro, el Aygo ofrece espacio para cuatro personas, aunque la banqueta trasera –que incluye anclajes Isofix–, brinda poco espacio para las piernas. A pesar de mi altura –1.81 m– la posición al volante es cómoda, aunque obliga a acercar en exceso el asiento del conductor a las plazas posteriores. Como consecuencia, el espacio resultante –si el conductor es alto– solo permite viajar con cierta comodidad a dos adultos y dos niños.

Así va el Toyota Aygo 2018

Toyota Aygo 2018

El encargado de mover a este utilitario es un pequeño bloque de gasolina tricilíndrico de 998 cc que desarrolla una potencia de 72 CV a 6.000 rpm, tres caballos más que su antecesor. El par máximo es de 93 Nm a 4.400 rpm. Con este propulsor, el Aygo presenta unas prestaciones discretas si queremos movernos con cierta soltura por carretera, aunque tampoco es su cometido: acelera de 0 a 100 km/h en 13,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 160 km/h. A pesar de ello, en autovía es capaz de rodar con cierta suficiencia si mantenemos la aguja de las revoluciones en el entorno de las 3.000 vueltas –las recuperaciones por debajo de ese régimen son algo lentas–.

Algo distinto ocurre si nos centramos en su hábitat natural: la ciudad. Aquí el Aygo se muestra mucho más firme, con una respuesta alegre y progresiva desde un bajo régimen de giro. A pesar de que la aceleración es uno de sus puntos débiles, sus 72 CV son más que suficientes para rodar a buen ritmo y salir con rapidez de semáforos o atascos. A esta agilidad también contribuye una caja de cambios manual de cinco velocidades con un funcionamiento rápido y preciso. Toyota también comercializa una caja de cambios automática denominada x-shift, también de cinco relaciones. Con esta combinación mecánica es fácil moverse por debajo de los 5 litros en carretera y por debajo de los 6 en ciclo mixto.

Toyota Aygo 2018

En el apartado dinámico también nos ha gustado la ausencia de vibraciones, así como la precisión de la dirección para callejear por la ciudad. Lo que sí hemos echado en falta es una mejor insonorización –se sigue filtrando demasiado ruido en el habitáculo a pesar de las últimas mejoras–. El tarado de la suspensión prioriza el confort.

El Toyota Aygo tiene un precio de partida de 10.690 euros con descuento, si bien esta unidad asciende a 12.400 euros, descuentos incluidos –el precio oficial son 14.600 ?–.

Toyota Aygo 2018

Ficha técnica del Toyota Aygo 2018 x-cite

Motor Gasolina, 3 cilindros en línea, 998 cc
Potencia 72 CV a 6.000 rpm
Par 93 Nm a 4.400 rpm
Largo / ancho / alto 3,46 m / 1,61 m / 1,46 m
Velocidad máxima 160 km/h
0-100 km/h 13,8 segundos
Consumo 4,1 l/100 km
Emisiones 93 g CO2/km
Maletero 168 litros
Peso 915 kg
Cambio Manual, 5 velocidades
Depósito 35 litros

 

Toyota Aygo