Nuevo Toyota bZ4X 2021: el anticipo de los futuros Toyota eléctricos

14 Nuevo Toyota bZ4X 2021: el anticipo de los futuros Toyota eléctricos
Fotos: Toyota bZ4X
Javier Jimenez
Javier Jimenez

Coincidiendo con la celebración del Salón del Automóvil de Shanghái, Toyota ha presentado el nuevo Toyota bZ4X. Se trata de un prototipo en formato SUV desarrollado junto a Subaru que adelanta algunas de las soluciones que encontraremos en la nueva familia de vehículos eléctricos de la marca.


Las siglas ‘bZ’ hacen referencia al lema ‘beyond Zero’ -más allá del cero- que reafirma el compromiso de Toyota de reducir a cero las emisiones de carbono de cara a los próximos años. En este marco, nace el nuevo Toyota bZ4X, un prototipo encargado de adelantar de manera conceptual cómo será el primer miembro de la nueva generación de vehículos eléctricos de la marca. A pesar de que la versión de producción no llegará hasta mediados de 2022, este SUV compacto refleja algunas de las claves que veremos en un futuro.

Toyota bZ4X prototipo

El nuevo Toyota bZ4X se asienta sobre la plataforma e-TNGA, una arquitectura diseñada de manera específica para dar soporte a la nueva familia de vehículos eléctricos de la firma japonesa. Este todocamino de tamaño medio ha sido desarrollado junto a Subaru y, como no podía ser de otra manera, se beneficia del uso de un sistema de tracción total.

Toyota bZ4X

A nivel estético, el Toyota bZ4X refleja la silueta característica de un vehículo tipo SUV con una posición de conducción elevada, marcados pasos de rueda y una serie de elementos de diseño que enfatiza la musculatura del coche. La carrocería presenta líneas muy marcadas y ángulos rectos. Dejando a un lado la tradicional parrilla que solemos encontrar en otras propuestas con este planteamiento, encontramos una superficie plana que combina con una nueva firma lumínica y varios elementos pensados para favorecer el coeficiente aerodinámico del modelo.

El interior del bZ4X destaca por el amplio espacio que ofrece en las plazas posteriores. Unas cotas que, según la marca japonesa, se pueden comparar a las que encontramos en algunos de los modelos más grandes del segmento D. El diseño del habitáculo obedece a un planteamiento que dista bastante de lo que acostumbramos a ver en los últimos lanzamientos de Toyota. Por un lado, el puesto de conducción apuesta por un tablero digital minimalista que se encuentra muy próximo al inicio del parabrisas. Justo por delante, Toyota ha decidido sustituir el volante tradicional por un timón propio de una nave espacial, una solución que ya hemos visto en la última actualización del Tesla Model S.

Toyota bZ4X interior

El centro del salpicadero está presidido por una enorme pantalla horizontal que integra el sistema multimedia. Bajo ella, las salidas de aire, el selector del cambio y touchpad que ocupa la mayor parte del túnel central, que en este caso es flotante. Esta solución permite incluir nuevos huecos para guardar varios objetos personales. Las superficies del interior combinan diferentes tipos de materiales como el cuero y la tela de la tapicería con varias molduras plásticas en negro piano.

Toyota bZ4X interior

A pesar de anunciar que el modelo estará impulsado por un sistema eléctrico, el fabricante no ha desvelado ningún otro dato relacionado con el apartado mecánico del coche. Lo que sí sabemos es que dispondrá de motores eléctricos sobre los ejes delantero y trasero, otorgándole tracción total. El modelo de producción estará disponible con una combinación de una horquilla y un sistema de dirección por cable. Esta tecnología vanguardista permite mejorar la respuesta en consonancia con la velocidad del vehículo y el ángulo de giro.

El carácter ecológico del vehículo se refuerza aún más gracias a un sistema de carga solar de a bordo, que amplía la autonomía del coche. Esta tecnología se sirve de la experiencia de Toyota en el desarrollo de las baterías para sus modelos híbridos eléctricos e híbridos enchufables. Será el primero de los 15 nuevos vehículos 100% eléctricos que la marca tiene pensados incluir en su gama de aquí a 2025.