Carnet conducir: tráfico obligará a dar cinco clases por cada suspenso

12 Carnet conducir: tráfico obligará a dar cinco clases por cada suspenso
Cambios del carnet de conducir para julio 2019
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Desde el 15 de septiembre ha entrado en vigor el nuevo examen de conducir y entre los principales cambios se encuentra la obligatoriedad de dar cinco clases si se suspende el examen práctico.


Desde el pasado 15 de septiembre, la Dirección General de Tráfico ha introducido los nuevos cambios al examen de conducir. Esta revisión tiene como objetivo adaptar la prueba a los últimos avances tecnológicos de los vehículos tales como los sistemas de asistencia a la conducción. Algo que sin duda facilitará las cosas durante el examen, ya que muchos coches actuales cuentan con sensores de luces o de limpiaparabrisas automáticos.

Kia ofrece un modelo electrificado para cada necesidad

No obstante, la llegada del nuevo modelo de examen de conducir no ha estado exenta de polémica, y es que entre los principales cambios también figura que, en el caso del examen práctico, un suspenso se saldará con la obligación de tener que dar cinco clases más para poder presentarse a la siguiente convocatoria. Asimismo, también habrá unos plazos mínimos para poder acudir de nuevo al examen.

Más presencia de los sistemas de asistencia

Un cambio que sin duda será celebrado para quienes estén proceso de sacarse el carnet o tengan intención de hacerlo es que la DGT permitirá el uso de algunos sistemas de asistencia a la conducción como son los asistentes de aparcamiento o la ayuda de arranque en pendiente. Se trata de tecnologías muy comunes en los coches actuales y que deben conocer los alumnos.

A pesar de estar permitidos, los profesores de autoescuela seguirán fomentando el aparcamiento sin ningún tipo de ayuda, ya que objetivo es comprobar que el alumno tiene las competencias necesarias para hacerlo por sí mismo. Así las cosas, durante el examen práctico, el examinador podrá preguntar cómo se desactivan estos sistemas.

En el caso de que estos sistemas, en modo automático, se activasen durante el transcurso del examen, no supondrán ninguna penalización. Y es que Tráfico interpreta que se puede dar la situación de pasar por un túnel o una zona insuficientemente iluminada y que el sistema de alumbrado automático tarde algunos segundos en activarse. No obstante, de no activarse y no hacerlo el alumno, será contado como una falta leve.