El concepto IKEA llega a Volkswagen: los clientes pueden ir a la fábrica a montar su e-Golf

e golf produccion
El concepto IKEA llega a Volkswagen: los clientes pueden ir a la fábrica a montar su e-Golf
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz


A partir de ahora, la espera previa a la entrega del Volkswagen e-Golf será mucho más llevadera para los clientes de Volkswagen, ya que podrán acompañar a su futuro coche en una parte de la cadena de producción e incluso participar en su fabricación.

Todo el que haya comprado un coche nuevo sabe lo larga que puede hacerse la espera desde que se encarga hasta que se estrena. Este periodo de tiempo se corresponde con el periodo de fabricación y transporte hasta el concesionario o lugar de entrega y, dependiendo del modelo, puede dilatarse demasiado en el tiempo. Volkswagen, sin embargo, ha encontrado una fórmula para hacer más llevadera la espera y no es otra que invitar a sus clientes a participar en la producción de su futuro vehículo. De momento, esta iniativa se pondrá en marcha con el Volkswagen e-Golf, la variante completamente eléctrica del compacto de Wolfsburg.

Ver Galería

Los futuros dueños del modelo de cero emisiones podrán, a partir de ahora, acudir a la fábrica donde se ensambla su coche para ser testigos de una parte de su proceso de producción. La marca alemana también les permitirá montar algunas piezas del e-Golf, como el panel de instrumentos, parte de la transmisión o la rejilla que cubre el radiador delantero. Esta iniciativa recibe el nombre de Volkswagen Transparent Factory y ha sido puesta en marcha para ampliar la experiencia de los clientes con la gama eléctrica de la compañía.

A lo largo de este año, la gama de Volkswagen eléctricos ID llegará al mercado y es previsible que los clientes del Volkswagen ID puedan vivir una experiencia similar a la que pueden disfrutar actualmente los futuros dueños del Volkswagen e-Golf.

Debe reservarse en el concesionario

Fabricación Volkswagen e-Golf

Para vivir de cerca el proceso de fabricación de su coche, los clientes del e-Golf deben reservar esta experiencia al pedir su coche en un concesionario de la marca. Las visitas se pueden hacer en el horario de producción, es decir, de lunes a viernes de 6 de la mañana a 22:00 horas. Esta experiencia cuesta 390 euros e incluye los traslados desde la ciudad, un recorrido por el área de producción, fotos de recuerdo y un cupón de 50 euros para el restaurante e-VITRUM de Dresden, Alemania.

 

Volkswagen Golf