Volkswagen ID. Crozz: el SUV eléctrico comienza a rodar

15 Volkswagen ID. Crozz: el SUV eléctrico comienza a rodar
Fotos espía del Volkswagen ID.Crozz
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz

Volkswagen ya ha iniciado las pruebas de su primer SUV eléctrico, denominado Volkswagen  ID. Crozz, que llegará al mercado en 2020.


Volkswagen ya ha dado los primeros pasos para electrificar su gama, de hecho, haces unas semanas abrió el plazo de reservas para el Volkswagen ID.3, el primer modelo de su gama de cero emisiones ID. y, gracias al trabajo de nuestros fotógrafos espías de CarPix, sabemos que el fabricante alemán ya ha dado luz verde a la fase de pruebas del Volkswagen ID. Crozz, el SUV completamente eléctrico que se convertirá en el primer todocamino de esta gama con la etiqueta CERO de la DGT.

Volkswagen ID. Crozz

De igual manera que el Volkswagen ID.3, se asentará sobre la plataforma modular MEB para vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen y, con una longitud de entre 4,62 y 4,65 m, tendrá un tamaño similar al del Volkswagen Tiguan, si bien su distancia entre ejes será más larga para albergar el conjunto de baterías de iones de litio bajo el piso del vehículo y ofrecer un interior más amplio con capacidad para cinco ocupantes.

Volkswagen ID. Crozz

Sobre su diseño no podemos decir mucho porque el vinilo de camuflaje oculta los detalles de sus líneas. Es de esperar que sea muy similar al del prototipo de mismo nombre presentado hace unos meses, por lo que tendrá un aspecto más deportivo que el del Volkswagen Tiguan, en parte debido a la pronunciada caída del techo, como dejan entrever las ‘mulas’ de prueba, pero también por los enormes pasos de rueda que aportan músculo al conjunto y permiten elevar la línea de cintura hasta enlanzarla con los pilotos traseros de led.

Volkswagen ID. Crozz

En el aparado mecánico, se espera que emplea un sistema completamente eléctrico formado por dos motores que podrán desarrollar una potencia máxima combinada de 302 CV; cada propulsor se encargará de mover uno de los ejes, por lo que tendrá tracción total eléctrica y, por supuesto, cambio automático.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos?

Todavía no se ha desvelado la capacidad de la batería, pero lo más probable es que sea lo suficientemente grande como para otorgar a este SUV una autonomía de unos 500 km y, gracias a su compatibilidad con la carga rápida de hasta 150 kW, podrá recargarse del 0 al 80% en apenas 30 minutos.