El Citroën My Ami Buggy ‘lo petó’ tanto que se van a fabricar 1.000 unidades más

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Las 50 unidades que Citroën lanzó en junio de 2022 se agotaron en menos de 18 minutos. Si lo querías y te quedaste sin él, esta es tu oportunidad.

En el pasado verano, concretamente en junio de 2022, Citroën nos sorprendió con un llamativo coche construido sobre el Citroën Ami. Se llamaba My Ami Buggy y era una especie de versión aventurera del cuadriciclo eléctrico francés. En esta noticia te lo presentamos en detalle.

El caso es que Citroën decidió construirlo casi a modo experimental, puede que únicamente por puro deleite suyo propio, porque anunció una tirada de tan sólo 50 unidades… que se agotaron en menos de 18 minutos. Citroën las puso a la venta a través de su portal web de Francia y registró nada menos que 1.800 solicitudes de compra. De todos esos interesados, sólo medio centenar se pudieron hacer con uno a un precio de 9.790 euros, lo que eran unos 2.000 euros más que el Ami estándar.

Citroën My Ami Buggy

Tal fue su éxito (la verdad es que el coche era de lo más pintón), que Citroën ha decidido comercializar una edición limitada a 1.000 unidades más… a nivel global. Según palabras de la propia marca, las mil unidades de este My Ami Buggy se repartirán entre todos los mercados en los que se comercializa el Ami, de manera que podrá comprarse en España, aunque desconocemos cuántas unidades serán las destinadas a nuestro mercado.

Hay algunos cambios estéticos en estos nuevos My Ami Buggy, eso sí. Respecto a los 50 originales, el millar que se va a fabricar en primavera de 2023 no lleva las defensas delanteras y traseras, como tampoco los asientos amarillos o la baca con rueda de repuesto. Sí conserva los protectores metálicos que sustituyen a las puertas convencionales, así como la tonalidad de la carrocería, la capota enrollable y las llantas de chapa doradas de 14″.

Citroën My Ami Buggy

Nada cambia en la parte motriz, conservando el motor de 6 kW de potencia (8,2 CV) y la batería de 5,5 kWh de capacidad. Su autonomía homologada es de 75 km y sigue siendo un cuadriciclo ligero, de manera que legalmente no puede superar los 45 km/h, velocidad a la que está limitado por electrónica. Su uso, obviamente, queda restringido a la urbe, pero al menos su pequeña batería puede recargarse en un enchufe convencional en apenas 2,5 horas.

El precio de esta edición limitada My Ami Buggy no se ha anunciado, pero podemos esperar algo muy cercano a 10.000 euros, posicionándose como la versión más costosa del Ami por encima de la variante estándar y del Ami Cargo, destinado al transporte de pequeñas mercancías.

 

Citroën Ami

Citroën Ami

Lo sentimos, no existen videos de ésta categoría