Los 10 Citroën más originales de la historia

31 Los 10 Citroën más originales de la historia
Los 10 Citroën más originales de la historia
Andrés Martínez
Andrés Martínez

La originalidad, la capacidad para innovar y las soluciones de ingeniería excepcionales son las características que mejor definen a Citroën. Y en este reportaje hemos reunido los 10 modelos que, a nuestro juicio, mejor representan el ADN de la marca. Es decir, los Citroën más Citroën.

1. Citroën Traction (1934-1957)

Sin duda un automóvil 100% innovador y brillante por tecnología, al que tan sólo lastró la escasa fiabilidad de las primeras unidades.

Ya en los años 30, Citroën fabricó uno de los automóviles más innovadores de la historia. Y es que, el Citroën Traction fue el primer modelo en incorporar chasis autoportante, sistema de frenos hidráulicos y tracción delantera. Incluso se permitió el lujo de equipar unos soportes elásticos para el motor que reducían las vibraciones y la primera suspensión hidroneumática, allá por 1954, algo que le otorgaba una estabilidad portentosa.

El Citroën Traction, cuyo diseño fue obra de André Lefèbre, también era conocido popularmente como Citroën 11 Ligero o Citroën Pato, por la forma de la parte delantera de su carrocería tenía una forma similar a la del pico de esta ave. Sin duda un automóvil 100% innovador y brillante por tecnología, al que tan sólo lastró la escasa fiabilidad de las primeras unidades.

2. Citroën 2 CV (1948 – 1990)

Es el Citroën más vendido, el más icónico y, probablemente, el Citroën más Citroën de la historia. Conocido popularmente como  "la cabra", "la burra" o "la Citroneta", el principal motivo de su diseño, fue el pliego de condiciones que el presidente de Citroën, Pierre Boulanger, hizo a sus ingenieros.

Es el Citroën más vendido, el más icónico y, probablemente, el Citroën más Citroën de la historia. Conocido popularmente como «la cabra», «la burra» o «la Citroneta», el principal motivo de su diseño, fue el pliego de condiciones que el presidente de Citroën, Pierre Boulanger, hizo a sus ingenieros.

El 2 CV debía ser “un coche pequeño, de 4 plazas, en el que un francés medio pudiera entrar sin quitarse el sombrero, capaz de cargar 4 personas y 50 kg de equipaje; con dos caballos fiscales, tracción delantera, una velocidad máxima de al menos 60 kilómetros por hora, caja manual de tres marchas y un consumo de 3 litros”. Pero, tal vez la parte más legendaria sea la que hacía referencia a la suspensión. Y es que, el 2 CV debía ser capaz de “atravesar un campo sembrado recién arado, en dirección perpendicular a los surcos y una cesta de huevos en su interior… sin que se rompa ninguno”.

Ya en 1939, se fabricaron 250 prototipos del TPV que adelantaba al 90% como sería el 2 CV definitivo; sin embargo, sólo cinco sobrevivieron a la II Guerra Mundial. A pesar de ello, el proyecto siguió adelante para, en 1948, ponerse a la venta la versión definitiva que recibió la denominación de ‘2 CV’. Sólo tuvo una generación que se mantuvo en el mercado hasta 1990, gracias a sus continuos retoques de diseño -en 1950 recibió un restyling que incluía un nuevo frontal; en los 70 unos faros rectangulares…- y a las mejoras en su motor gasolina de dos cilindros ‑que, con los años, pasó de los 8 CV originales a 35-.

3. Citroën DS (1955 – 1975)

Citroen DS

La mayoría de los expertos del mundo del motor señalan al Citroen DS como el automóvil más innovador de la historia. Y no sólo por su espectacular diseño de su carrocería, obra del escultor italiano Flaminio Bertoni, sino porque incorporaba innovaciones técnicas que tardarían décadas en llegar a otros automóviles.

Como, por ejemplo, un techo de fibra de vidrio para rebajar el centro de gravedad, la dirección asistida, los faros direccionales, la suspensión hidroneumática de altura variable -era capaz de mantener la altura de la carrocería respecto al suelo-, un equipo de frenos con discos delanteros de 300 mm, la posibilidad de incorporar cinturones en todas las plazas…

En definitiva es uno de los coches más prodigiosos de la historia del automovilismo desde el punto de vista técnico. ¿O acaso conoces otro coche fabricado 1955 y 1975 con tanta tecnología?

4. Citroën Mehari (1968 -1987)

Este vehículo francés deriva del Dyane 6, y está concebido para el recreo y el trabajo. Fue un automóvil low cost muy popular en las zonas rurales y en las de costa, como por ejemplo en Formentera, donde se conserva la mayor colonia de Citroen Mehari del mundo, con 147 ejemplares circulando -uno por cada 87 habitantes de la isla-. En total, se vendieron 144.953 unidades.

Este vehículo francés deriva del Dyane 6 y está concebido para el recreo y el trabajo. Fue un automóvil low cost muy popular en las zonas rurales y en las de costa, como por ejemplo en Formentera, donde se conserva la mayor colonia de Citroen Mehari del mundo, con 147 ejemplares circulando -uno por cada 87 habitantes de la isla-. En total, se vendieron 144.953 unidades.

Desde el punto de vista técnico, su carrocería de plástico termoconformada le otorgaba una gran ligereza, no temía a las ralladuras, no se oxidaba y era 100% lavable -interior incluido-.

En la actualidad, este vehículo que además de en España también se fabrico en Chile y Argentina, cuenta con una cotización al alza, y ha regresado a la gama de la marca en 2016 con el nombre de e-Mehari y una mecánica 100% eléctrica.

5. Citroën SM (1970-1975)

Citroen SM

A finales de los años 60 Citroën estaba considerada como una marca referente en materia de ingeniería, sin embargo, también era percibida como un fabricante que carecía de motores potentes. Para solucionar ese problema llegó el SM, un modelo nacido cuando la marca francesa era propietaria de Maserati.

Y lo cierto es que, aunque desde el punto de vista financiero no fue especialmente rentable, este gran turismo ofrecía unas prestaciones excepcionales: su motor 2.7 V6 de 170 CV le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y alcanzar 230 km/h, algo que le convertía en el automóvil de tracción delantera más rápido del mundo. En total se fabricaron 12.920 unidades.

Por otro lado, fue el primer Citroën con caja de cambios de cinco de velocidades y el primer automóvil europeo con volante regulable en altura y profundidad.

6. Citroën CX (1974-1991)

Citroën CX

En 1974 llega el sucesor del Citroen DS, una berlina que se denominará Cx, en honor al excelente coeficiente aerodinámico de la carrocería -0,35-, obra de Robert Opron. En 1975 consiguió el galardón de coche del año en Europa y, cuando fue sustituido por el XM en 1991, había vendido más de un millón de unidades.

Desde el punto de vista técnico, destacó el sistema de suspensión hidroneumática, que a su vez daba servicio a los frenos de alta presión y a la dirección asistida Diravi, capaz de volver por sí sola a la posición central, de forma automática, incluso con el coche parado.

Además, a mediados de los 80 recibió sus versiones más prestacionales: Citroën CX GTi Turbo que se convierte en el coche de tracción delantera más rápido del mercado gracias a sus 168 CV y 220 km/h de velocidad punta y el 2.5 Turbodiésel que pasa a ser el modelo de gasóleo más rápido del mundo, con 195 km/h de velocidad máxima y 120 CV de potencia, desbancando al BMW 524 td.

7. Citroën Berlingo (1996 – )

De acuerdo, hoy el Berlingo nos parece un coche de lo más común. Sin embargo, cuando apareció en  1996 fue el primer vehículo que se atrevió a mezclar los conceptos de trabajo y ocio. Y es que, este Berlingo era tan práctico como un vehículo comercial y, a la vez, tan cómodo como un turismo y contaba con un diseño tremendamente rompedor en la época.

De acuerdo, hoy el Citroën Berlingo nos parece un coche de lo más común. Sin embargo, cuando apareció en 1996 fue el primer vehículo que se atrevió a mezclar los conceptos de trabajo y ocio. Y es que, este Berlingo era tan práctico como un vehículo comercial y, a la vez, tan cómodo como un turismo y contaba con un diseño tremendamente rompedor en la época.

De hecho fue el primer modelo de su tipo que integró la zona de carga en la carrocería, solución que desde entonces han imitado todos sus rivales. En la actualidad, se han sucedido tres generaciones de este automóvil, que es el Citroën más vendido en 17 países.

Fabricado en Vigo desde sus orígenes, en la actualidad su tercera generación, es idéntica mecánicamente al Opel Combo, el Peugeot Rifter

8. Citroën Xsara Picasso (1999-2011)

Basta un vistazo para darse cuenta de por qué se apellidaba Picasso. Su diseño, pretendía ser al concepto de automóvil tradicional, lo mismo que supuso el cubismo, iniciado por Pablo Picasso, para la pintura. De inicio, su diseño original, redondeado y con grandes ventanas no gustó a todos, pero 20 años después sigue pareciendo un coche moderno… a diferencia de cualquier otro monovolumen de su época.

Basta un vistazo para darse cuenta de por qué se apellidaba Picasso. Su diseño pretendía ser al concepto de automóvil tradicional lo mismo que supuso el cubismo, iniciado por Pablo Picasso, para la pintura. De inicio, su diseño original, redondeado y con grandes ventanas no gustó a todos, pero 20 años después sigue pareciendo un coche moderno… a diferencia de cualquier otro monovolumen de su época.

Este monovolumen, fabricado en Vigo, estaba desarrollado a partir de la plataforma del Xsara, con el que también compartió motores gasolina y diésel de entre 95 y 138 CV, y fue un éxito de ventas hasta el momento de su retirada en Europa, con 1.736.727 unidades ensambladas. Y es que, era un coche tremendamente amplio, con buenos motores y un precio de partida que en su último año de vida arrancaba en unos casi irrisorios 13.520 euros.

Aunque, lo mejor de este coche era su comodísimo interior de cinco plazas, con tres butacas individuales extraíbles en las plazas traseras y un maletero de 550 litros que hoy resultaría más práctico que el de cualquier otro coche de su tamaño (medía 4,23 metros de largo).

9. Citroën C3 Pluriel (2003-2008)

Si ya hemos dicho que el Citroën 2 CV y el Mehari son dos de los más Citroën más originales, ¿qué pasaría si ya en el siglo XXI alguien decidiera fusionarlos en un único coche? La respuesta es el Citroën C3 Pluriel, un coche transformer al que la propia marca definía en un anuncio de televisión como cabrio, berlina, pick up y spider.

Si ya hemos dicho que el Citroën 2 CV y el Mehari son dos de los más Citroën más originales, ¿qué pasaría si ya en el siglo XXI alguien decidiera fusionarlos en un único coche? La respuesta es el Citroën C3 Pluriel, un coche transformer al que la propia marca definía en un anuncio de televisión como cabrio, berlina, pick up y spider.

Y es que este simpático utilitario derivado de los C2/C3, permitía cuatro configuraciones de carrocería. Las dos más normales serían con el techo puesto (arriba a la izquierda), o plegado hacia atrás con los arcos puestos (arriba a la derecha). Para los que quisieran ir más allá, los arcos laterales se podían desmontar por completo… aunque eran muy pesados (abajo izquierda). Incluso, el techo y la luneta se podían ocultar en el maletero por completo gracias a un sistema de bisagras.

Por último, aunque no fue un bestseller, este cabrio fabricado en Villaverde (Madrid) ofrecía cuatro plazas razonablemente cómodas y un su precio de partida de poco más de 15.000 euros no era, ni mucho menos, exagerado.

10. Citroën C5 X (2021)

El C5 X es el descendiente directo de los XM y C6 (dos modelos que también podrían estar en esta lista) y la última muestra de que para Citroën todavía queda mucho terreno por explorar en el mundo del automóvil. De hecho, no hay un modelo igual en el mercado.

El Citroën C5 X es el descendiente directo de los XM y C6 (dos modelos que también podrían estar en esta lista) y la última muestra de que para Citroën todavía queda mucho terreno por explorar en el mundo del automóvil. De hecho, no hay un modelo igual en el mercado.

Este automóvil es un crossover al que se podría definir como un coupé de 4,81 metros con ciertos aires SUV, gracias a una carrocería más elevada de lo normal. Por el momento, está disponible con dos mecánicas gasolina de 131 y 180 CV y una versión híbrida enchufable de 225 CV, presente en otros muchos modelos del grupo Stellantis. En cuanto al interior, cuenta con innovaciones como un sistema de realidad aumentada.

 

0 Comentarios