Me ofrecen un DFSK 500 a precio de risa: ¿Me lo compro?

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Nuestro lector de hoy tiene la oportunidad de comprarse un DFSK 500 de segunda mano a precio muy ventajoso. Nos pregunta si debe lanzarse a por él o no.

Vivo en un pueblo de Guadalajara y bajo todos los días a la zona noreste de Madrid. Haré, no sé, quizá 65 km diarios. Tengo un viejo Renault Clio de 2001 que me hacía el apaño, pero ha sufrido una avería en la culata y no me merece la pena arreglarlo.

Ya venía de un tiempo atrás pensando en cambiarlo por el asunto de las etiquetas, ya que mi Clio tiene la B. Y, casualidades de la vida, un vecino mío se va a deshacer de un DFSK 500 que se compró hace menos de un año y con el que ha recorrido 11.000 km. Por enfermedad no lo va a conducir mucho más y me ha dicho, literalmente, «dame 15.000 euros y es tuyo». Es el acabado básico, pero tiene GLP. ¿Cómo lo veis? D. D. (Guadalajara).

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

DFSK 500: Respuesta de la redacción

Honestamente, si nos cuestionases si comprarlo nuevo o no, te lo desaconsejaríamos. Es un modelo que, en casi todo, sale muy desfavorecido frente a su competencia directa, como puede ser el Renault Captur o el Seat Arona. Ahora bien, por 15.000 euros, es otra cosa. Lo probamos hace no mucho, e incluso elaboramos una video-prueba que no te puedes perder si estás pensando en comprártelo (te dejamos aquí a continuación).

Si hablamos del acabado básico, que por cierto se denomina Luxury, hablamos de un precio de 20.995 euros a los que habría que sumar los 2.224 euros adicionales que cuesta la instalación de GLP. Es decir, el coche, aunque con 11.000 km, te bajaría de 23.219 euros a 15.000 euros.

Pero como te decíamos, has de saber que, hablando claro, cualquier rival directo en el mercado español, es más competitivo. Este DFSK 500 lleva un motor 1.5 de 106 CV y una transmisión de variador continuo, combinación que le aporta prestaciones muy, pero que muy, justitas y una experiencia conducción poco agradable (te vuelvo a invitar a visionar nuestra video-prueba justo aquí arriba), aparte de derivar en un consumo de gasolina que no es nada bajo.

DFSK 500 interior

Pero tiene sus cosas buenas, como un espacioso interior, un muy aceptable equipamiento de serie o un diseño que, por su sobriedad, no está nada mal. Ah, y la etiqueta ECO, claro.

Entonces, ¿te aconsejamos su compra? Francamente, el modelo, para nosotros, deja mucho que desear. Sin embargo, por 15.000 euros no encontrarás nada parecido, con tan buen espacio interior, con etiqueta ECO, con la posibilidad de usar GLP y con tan poco kilometraje. Siempre que no seas muy exigente con la conducción, y simplemente quieras ir del punto A al punto B, puede resultarte válido.

DFSK 500