Radicalidad en formato pequeño

BMW M2: finalista del Coche del Año EVO 2016

32 BMW M2: finalista del Coche del Año EVO 2016
BMW M2 a prueba en Laguna Seca
Victor Delgado
Victor Delgado
Llamado a ser el sucesor del mítico BMW M3 E30, el M2 ofrece grandes dosis de deportividad en un formato contenido.


El BMW M2 es un coche que representa perfectamente el punto en el que se encuentra actualmente la división deportiva de la marca de la hélice, M. Comparado con el brutal M4 GTS, el M2 es un capricho mucho más accesible, hablando tanto en términos financieros como en lo que se refiere a rendimiento de su motor. Un precio que en nuestro país se inicia en 62.900 euros -por los 166.900 del M4 GTS, del que por cierto ya no quedan unidades disponibles- y un propulsor de 3.0 litros con 370 CV que acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos -la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h- dan buena cuenta de ello.

En sitios en los que el M4 te deja sensaciones algo frías -que pueden tornarse incluso en pánico si el asfalto está mojado-, el M2 se encuentra mucho más cómodo, y así se lo transmite al conductor. En un circuito con el piso algo caliente y seco, este coche es la ´bomba´. Y es que consigue un equilibrio mayúsculo mediante la combinación de un fuerte agarre del eje anterior con la facilidad de realizar sobrevirajes controlados, lo cual lo convierte en un producto que aporta grandes dosis de diversión sin llegar a ser incómodo a pesar de su deportiva puesta a punto -y su apariencia de ´enfadado´-.

El bloque del motor es el mismo utilizado en el M240i, pero con piezas heredadas de los M3 y M4 y un turbocompresor exclusivo de este modelo. La potencia extraída, por su parte, es más que suficiente como para catalogar al M2 como un verdadero M. No obstante, teniendo en cuenta todo lo positivo de su comportamiento, su mecánica no emociona; aun así, la opción de poder escoger entre una caja de cambios manual y una automática suma bastantes puntos a su favor. Finalmente, todo el conjunto obtiene un equilibrio prácticamente redondo. ¿Será suficiente como para conseguir ser el Coche del Año EVO 2016?

 

BMW Serie 2