¿Un Ferrari F40 automático? La marca solo construyó una unidad para un cliente muy especial…

30 ¿Un Ferrari F40 automático? La marca solo construyó una unidad para un cliente muy especial…
Fotos: Ferrari F40, la leyenda de Maranello
Javier Jimenez
Javier Jimenez
La unidad en cuestión perteneció al empresario y aristócrata italiano Giovanni Agnelli, que fue el máximo dirigente del Grupo FIAT entre los años 1966 y 1996. Para poder hacer realidad este encargo especial, el equipo encargado de la construcción del Ferrari F40 confió en el especialista francés Valeo.

Sorprende saber que Ferrari llegó a fabricar un Ferrari F40 con cambio automático. Esta curiosa historia está directamente relacionada con el ilustre Giovanni Agnelli, un personaje que destacó por sus dotes de negocio y su carisma al frente del Grupo FIAT. Su pasión por los coches le llevó a formar un espectacular garaje con creaciones tan singulares como un Lancia Prisma 2.0 Turbo Integrale o el único Ferrari Testarossa Spider fabricado en el mundo.

Ferrari F40, la gran leyenda de Maranello

Ferrari F40 automático

Conocido de manera popular como l’Avvocato (el abogado) por sus estudios en Derecho, Agnelli se enamoró locamente del Ferrari F40 que llegó a finales de los 80 para conmemorar el 40 aniversario de la firma transalpina. Así pues, en 1989 pasó por Maranello para encargar una unidad hecha a medida del icónico superdeportivo italiano. Por entonces, el abuelo del actual Presidente del Grupo Stellantis, John Elkann, tenía 70 años y arrastraba una lesión en su pierna izquierda debido a un accidente de tráfico que le impedía usar un automóvil manual con comodidad.

Ferrari F40 automático

En aquella época, el aspecto más importante que debía garantizar un superdeportivo firmado por Ferrari era su efectividad. Por lo tanto, el confort solía pasar a un segundo plano convirtiendo a los clásicos de la marca en coches muy duros y exigentes. Así las cosas, como propietario mayoritario de la casa de Maranello, Agnelli encargó un coche único adaptado a sus necesidades.

Para hacer realidad el F40 automático, Ferrari contactó con el especialista francés Valeo que desarrolló una transmisión automatizada hecha a medida. Esta solución incluía un embrague electrónico que se activaba al mover la palanca de cambios manual sobre la tradicional rejilla en forma de H. Años más tarde, este mismo sistema sería aplicado sobre el Ferrari Mondial T Valeo. Otro de los elementos que nos permiten diferenciar al Ferrari F40 de Agnelli son sus asientos de competición que vienen forrados en color negro, en lugar del tradicional rojo brillante. El coche fue bautizado como Ferrari F40 Valeo.

Ferrari F40 automático

La unidad en cuestión apenas llegó a recorrer 700 kilómetros y, tras la muerte del magnate italiano fue guardada por su familia hasta que en 2008, durante un evento celebrado en Fiorano por la casa de subastas RM Sotheby’s, se vendió a un coleccionista privado por 418.000 euros. A sabiendas de que en los últimos años se han cerrado pujas por un valor de más de un millón de euros por unidades con poco kilometraje de esta joya automovilística, hemos de decir que no se trata de un precio desorbitado y más si tenemos en cuenta su singularidad.

A nivel mecánico, el corazón de este ‘Cavallino’ sigue estando protagonizado por un V8 de 2.936 cc dotado de dos turbocompresores IHI, y dos intercoolers, que rinde 478 CV de potencia, gracias al cual puede alcanzar los 324 km/h de velocidad punta.