Hyundai Tucson, un SUV que goza del favor del mercado

Hyundai Tucson, un SUV que goza del favor del mercado
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
El Hyundai Tucson fuel erl SUV más vendido entre clientes particulares en 2017, lo que le hizo acreedor del premio Estrella LUIKE del Motor.


La actual generación de Hyundai Tucson llegó al mercado en 2015 y, desde entonces, se ha convertido en todo un superventas. Además de un diseño sugerente, ha logrado contener sus dimensiones –mide 4,48 metros de largo– y, gracias a ello, ofrece buenas prestaciones y un gasto de combustible contenido –de 4,6 a 7,5 litros a los 100 kilómetros–.

El tamaño de su habitáculo es lo suficientemente espacioso como para albergar a cuatro adultos sin estrecheces, aunque en momentos puntuales también es capaz de albergar cinco ocupantes. El maletero, sin embargo, no es de los más generosos del segmento, pero con 513 litros –488 en las variantes 4×4– es correcto para la mayoría de las familias. Otra de las cualidades del SUV coreano es su factura interior y un equipamiento de serie muy completo desde la terminación más básica, pero también los cinco años de garantía sin límite de kilometraje ofertados por la compañía.

Hyundai Tucson interior

Está muy bien insonorizado y muestra un gran aplomo en carretera, por lo que es cómodo y agradable para viajar, pero más allá del asfalto no destaca especialmente y se hace recomendable no salir de pistas o caminos con buen firme. En el plano mecánico la oferta es muy variada, pero algunos motores como el gasolina GDi atmosférico de 132 CV ha quedado desactualizado y solo juega a su favor un precio de partida muy económico –20.700 euros–. Más recomendable es el T-GDi de 176 CV que sin embargo, declara un consumo medio algo elevado incluso en su variante 4×2 –7,3 l/100 km–.

Si lo que se busca es la máxima eficiencia, sobresalen cualquiera de los motores diésel: 1.7 CRDi de 115 y 141 caballos, y 2.0 CRDi de 136 y 184 caballos. Por consumo –4,8 l/100 km– y respuesta –0 a 100 en 10,6 segundos–, el más brillante y equilibrado es el CRDi de 136 CV.

Si hablamos de los competidores del Hyundai Tucson, hay que señalar que el Kia Sportage repite prácticamente la misma receta que su ‘primo’ de Hyundai. Ambos comparten propulsores y plataforma, aunque el Kia es ligeramente más caro y, por esa razón, sus ventas han sido ligeramente inferiores.

Entre los dos modelos se encuentra el popular Qashqai, recientemente actualizado para adoptar el nuevo lenguaje de diseño propuesto por Nissan. Aunque ya no es el SUV más matriculado a particulares, sigue acumulando excelentes cifras de venta por su relación calidad-precio. Aprovechando el lavado de cara, también ha ampliado su equipamiento con elementos como el ProPilot, un sistema de conducción semiautónoma que podrá tomar las riendas del vehículo en ciertas condiciones, como los atascos en autopista. Su gama de motores es algo escasa al disponer de dos gasolina –1.2 DIG-T de 130 CV y 1.6 DIG-T de 163 CV– y dos diésel: 1.6 dCi de 110 y 130 CV.

Hyundai Tucson trasera

El segmento de los SUV

Nadie se puede extrañar del éxito de los SUV. Además de un aspecto atractivo, presumen de una gran polivalencia y, ahora también, han dado un paso hacia delante en términos de eficiencia. Su popularidad se multiplica año tras año y en 2017 ha sido el segmento con mayor número de matriculaciones a particulares. En esta categoría se contemplan las ventas de SUV de todos los tamaños, pero todos tienen en común la versatilidad. Además de ofrecer interiores muy espaciosos, sirven para circular por carretera y para realizar alguna que otra incursión fuera del asfalto. Gracias a los sistemas de tracción integral y a su mayor altura libre al suelo, algunos modelos pueden presumir de un comportamiento más eficaz a la hora de adentrarse en el campo, pero la capacidad offroad no es una condición determinante en el momento de la compra y la mayoría de las unidades vendidas solo tienen tracción simple; tanto es así que algunos modelos ni siquiera contemplan una alternativa 4×4, sobre todo los SUV urbanos y compactos.

Las ventas en el segmento SUV en 2017

Hyundai Tucson 15.090 uds.
Nissan Qashqai 13.712 uds.
Kia Sportage 13.661 uds.
Seat Ateca 13.025 uds.
Peugeot 3008 11.057 uds.
Volkswagen Tiguan 10.752 uds.
Renault Captur 10.741 uds.
Peugeot 2008 10.623 uds.
Dacia Duster 10.207 uds.
10º Renault Kadjar 8.936 uds.

El Hyundai Tucson ha conseguido desbancar al Nissan Qashqai de la primera posición, mientras que el Kia Sportage también amenaza al modelo japonés, lo que evidencia el salto cualitativo experimentado por los coches coreanos. Cabe destacar el papel del Seat Ateca después de su primer año completo a la venta.

 

Hyundai Tucson