La patronal del sector, Feneval, alerta de que “no hay vehículos para alquilar”

Alquiler de coches: reserva ya el tuyo para este verano

alquiler de coches verano nissan sixt
alquiler de coches verano nissan sixt
Enrique Espinós
Enrique Espinós
La oferta de alquiler de coches en España se ha visto afectada por la falta de coches nuevos provocada por la crisis de los microchips y la falta de coches nuevos afecta también al l. La patronal prevé una importante vuelta a la demanda de 2019, previa a la pandemia, pero denuncia que requieren, al menos 200.000 coches más.

“De cara al verano, que reserven su coche de alquiler ya”. Es la advertencia que ha lanzado a los usuarios Juan Luis Barahona, el presidente de Feneval (la Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos) en un acto con periodistas en Madrid.

Desde la patronal del alquiler de coches alertan de que el sector de las alquiladoras no tiene los coches suficientes para dar servicio a los turistas de cara al próximo verano y que puede ocurrir que las empresas tengan que decir a los clientes que “no tienen coches”.

Algo que, teniendo en cuenta las cifras, bien puede ocurrir: en 2021, las alquiladoras contaron con 541.000 coches en sus flotas, y Barahona indica que “este año, nos gustaría llegar a los 560.000, para rebasar un poco lo del año pasado”. Pero la realidad es que, “a fecha de hoy, [las empresas de alquiler] contamos sólo con 336.000 vehículos en flota”, por lo que, para llegar a ese objetivo, tendríamos que “comprar aproximadamente 200.000 vehículos”.

Feneval presidente Juan Luis Barahona
El presidente de Feneval, Juan Luis Barahona

No hay coches para alquilar

Pero la pregunta clave que se hace el sector del alquiler la señala hace Barahona: “¿cuántos coches vamos a ser capaces de comprar”. La crisis de los microchips y del transporte internacional, empeorada por la reciente invasión de Ucrania por parte de Rusia y su consecuente alza del precio del combustible, ha supuesto que los fabricantes no puedan producir coches y, por ende, una falta de stock de vehículos que, en última instancia, afecta también al negocio del alquiler.

Así, las previsiones de compra de vehículos por parte del sector son, respecto al acumulado en enero y febrero, hasta “un 81,42% peores respecto a 2019 y un 52,6% más bajas respecto a 2021” explica el presidente de su patronal: “hay una bajada brutal en las matriculaciones y es porque no hay coches debido a que no llegan los microchips”.

Y todo ello ocurre en un año en el que, según Barahona, el turismo español espera un importante repunte: “se espera que los vuelos de turistas alcanzan el 70 ó el 75% respecto a 2019”, el último año pre pandemia; y que el sector recupere “el 80 de la facturación respecto a 2019”, ha explicado.

¿Qué están haciendo las compañías de alquiler de coches?

Grandes compañías de alquiler como Sixt o Europcar, pero también las más pequeñas, están intentando paliar por todos los medios esta probable carencia. Barahona resume la situación indicando que “estamos multiplicando las conversaciones con los fabricantes para tener visibilidad sobre los plazos de entrega y poder planificar las compras asegurando la disponibilidad de coches y poder satisfacer a nuestros clientes”.

Pero, además de esas conversaciones, las alquiladoras están asimismo renegociando los contratos de buyback (por los que negociaron la devolución de los mismos a los fabricantes tras un determinado periodo; normalmente de seis meses) a 10 meses o más, o retrasar la venta de sus actuales vehículos de alquiler, buscando retener un mayor número de coches en sus flotas. Por último, las compañías también están buscando comprar coches mediante canales alternativos, como la importación de vehículos o, incluso, la adquisición de vehículos seminuevos.

La importancia del sector del alquiler de coches para el turismo

Tras alertar sobre la falta de stock de vehículos para alquilar, el presidente de Feneval también ha querido destacar la importancia de este sector para el turismo y, asimismo, para la movilidad; indicando que, por ejemplo en 2019, ofrecieron 20 millones de servicios de alquiler.

Pero Barahona también ha destacado que el alquiler de coches es el “sector con mayor renovación de flota”, debido a que, frente a los 12,4 años de media del parque automovilístico nacional, los coches de alquiler se renuevan cada pocos meses.

Esta renovación también permite que los coches de alquiler sean los que menos contaminan, y desde Feneval se estima que uno de sus vehículos emite, de media, entre 5 y 14 gramos de CO2 por kilómetro recorrido menos que un automóvil promedio español.

La clave de esto está, en parte, en la composición de la flota de coches de alquiler que, según Barahona, maneja “un 27 ó un 30% de coches híbridos e híbridos enchufables, pero sólo un 1% de coches eléctricos”. ¿El motivo de esta escasa presencia de los eléctricos? “Que hoy día muchos usuarios no los quieren”, explica Barahona, que señala que “la tasa de utilización de un coche de alquiler con motor térmico es del 80%, mientras que la de un eléctrico no alcanza el 40%.