Prueba Kia Sportage GT-Line Hybrid 2022: ¿el híbrido es el mejor?

31 Prueba Kia Sportage GT-Line Hybrid 2022: ¿el híbrido es el mejor?
Prueba Kia Sportage
Miguel Tineo
Miguel Tineo
El Kia Sportage, el SUV compacto de Kia, se ha renovado totalmente. Cuenta con una gama de motores completa pero, de todos ellos y por el tipo de coche que es, quizá el más interesante sea el híbrido de esta prueba.

Allá por 1993, una firma coreana prácticamente desconocida en Europa presentaba el Kia Sportage, una especie de todoterreno light que, en realidad, era lo que hoy conocemos como un SUV o todocamino. 29 años y cinco generaciones después, el Sportage sólo conserva de aquel primer coche la denominación de marca y modelo y, en menor medida, el concepto.

Kia Sportage 2022


Así, el nuevo Sportage es ahora un coche de 4,51 metros que rivaliza directamente con el Nissan Qashqai, el Seat Ateca, el Renault Kadjar, el Peugeot 3008 o el Hyundai Tucson, por citar algunos ejemplos. Con el Tucson comparte tanto plataforma, la conocida en el Grupo Hyundai-Kia como N3, como mecánicas, así como muchos de los sistemas de ayuda a la conducción y seguridad.


El Sportage apuesta claramente por varios pilares para tratar de ser el líder de ventas en mercados como el español. Lo primero es lo que más llama la atención: su diseño, tanto interior como exterior. Por fuera, las angulosas formas de sus faros le dan un aspecto claramente diferenciador se mire por donde se mire, mientras que el interior también tiene una gran personalidad gracias a una instrumentación digital que se funde con la pantalla central y a las angulosas formas que tiene el salpicadero. Es, en conjunto, uno de esos coches que puedes amar u odiar, pero que, desde luego, no dejará indiferente a nadie.

Además del diseño, hay otros pilares fundamentales sobre los que el Sportage se va a sustentar claramente. Para empezar, apuesta por ofrecer un buen espacio interior y una buena comodidad. No es que sea el mejor de su clase en ambos aspectos, pero sí obtiene muy buena nota en los dos.

Después está su buena relación precio-producto-equipamiento. No es un coche barato como los Kia de hace 20 años, pero sí es cierto que su precio está incluso un poco por debajo de la media y que, a cambio, nos llevamos un coche muy completo y con un buen nivel de equipamiento de serie.

Y, para terminar, cuenta con una buena gama de motores, con opciones con etiqueta C (1.6 CRDi de 115 CV y 1.6 T-GDI de 150 CV), Eco (Hybrid, 1.6 CRDi 48V de 136 CV y 1.6 T-GDI 48V de 150 y 180 CV) y hasta Cero Emisiones, a partir de verano con la llegada del híbrido enchufable.

Así es por dentro el Kia Sportage

El salpicadero del Kia Sportage presenta un diseño muy moderno, gracias a la gran pantalla que, por un lado, da cobijo a la instrumentación digital y, por otro, a la pantalla central. Además, los mandos del climatizador y de la radio están integrados en una segunda y pequeña pantalla que muestra los del primero o de la segunda en función de lo que seleccionemos a través de un pequeño botón.

Eso hace que el mando giratorio valga tanto para subir o bajar la temperatura como para actuar sobre el volumen de la radio, por ejemplo. Gracias a eso, y a la presencia de algunos otros botones físicos, la manipulación de las diferentes funciones es relativamente sencilla e intuitiva, aunque no tanto como si todo fuesen botones físicos, lógicamente.

Kia Sportage 2022

En lo que respecta al espacio, el Sportage ofrece unas buenas cotas en todas las medidas posibles. Aun así, y como suele ocurrir en todos estos coches, tres personas irán cómodas sólo si no son muy corpulentos. El asiento trasero permite regular la inclinación de los respaldos, pero la banqueta no se puede ajustar longitudinalmente. En cuanto al maletero, la capacidad de esta versión híbrida es de 587 litros, que está por encima de la media. Eso sí, en el Sportage, la capacidad varía en función del motor; así, el que menos tiene es el diésel (526 L), mientras que el más capaz es el 1.6 Turbo (591 L).

En marcha

El Kia Sportage Hybrid de esta prueba cuenta con una mecánica híbrida formada por un motor 1.6 Turbo de cuatro cilindros y 180 CV que lleva acoplado un motor eléctrico de 60 CV, con una batería de litio ubicada bajo los asientos traseros de 1,49 kWh de capacidad. Esto le permite circular sólo con electricidad durante un par de kilómetros a baja velocidad pero, sobre todo, le sirve de asistente para lograr un consumo bajo. Como todos los híbridos, cuanto más circulemos por ciudad, mejores son los consumos.

NUEVO KIA SPORTAGE 2022 L 033

¿Y cuánto gasta? Moviéndonos en trayectos eminentemente urbanos, rondará los 6 L/100 km; en carretera, a velocidad sostenida y a ritmo normal, se irá a 7,5 L/100 km. En cuanto a la potencia, y aunque la cifra de 230 CV suena espectacular y las prestaciones son buenas, este Kia no es un deportivo. Eso sí, tiene una respuesta agradable y resulta contundente. El cambio automático de seis velocidades funciona bien, sobre todo en ciudad, y en carretera ayuda a que la mecánica no sea excesivamente ruidosa al acelerar.

En cuanto al comportamiento, el Sportage apuesta más por la comodidad y la facilidad de conducción que por la agilidad, por lo que su planteamiento casa muy bien con el tipo de cliente que suele optar por un vehículo de estas características.

Veredicto

Quizá el nuevo Kia Sportage no sea el mejor absoluto de su categoría en ningún apartado, pero sí obtiene muy buena nota en todo. Y, por eso, nos ha gustado mucho; es una gran compra.

 

Kia Sportage