El coche hay que entregarlo como se especifica en el contrato

Devolver el coche de renting en mal estado: penalizaciones de 900€ de media

pag3piloto valorable con flecha
Los desperfectos en un coche de renting te pueden costar más de lo que creías
Daniel Navarro
Daniel Navarro
Un contrato de renting supone un contrato de alquiler del coche a largo plazo. Por eso, aunque lo usemos como si fuese el nuestro, al final del contrato hay que devolverlo al legítimo dueño. Cuando este momento llega un perito verificará el estado en el que se entrega y debe reunir ciertas condiciones. Si no, pagarás penalizaciones.


Dekra, la multinacional de inspección de vehículos y gestión de V.O, junto con la Asociación Española de Renting ha editado una «Guía del normal uso y desgaste de los vehículos de renting». En ella se dan consejos para saber cómo tienes que devolver el coche y evitarte disgustos  de última hora. Entre ellos, y si vas a devolver dentro de poco el coche, acuérdate de estos:

Cuando entregues el coche, hay que hacerlo con todos los accesorios que traía. Acuérdate del segundo juego de llaves: si no, te costará entre 107€ para un coche normal o los 245€ de uno de gama alta. Si falta o no funciona el equipo de sonido, la rueda de repuesto o el kit antipinchazos prepara la cartera; en función de la marca y el modelo esto puede suponer un «susto» importante. Mechero o un cenicero suele oscilar sobre los 30€.
pag5 foto4La documentación también cuesta dinero. Si te falta el permiso de circulación, 30€. El libro de mantenimiento 60€ y el de instrucciones 30€. La ficha técnica unos 150€. También los neumáticos serán inspeccionados. Deben estar sin roturas en los flancos y por encima del límite de desgaste de 1,6mm. No valen los neumáticos recauchutados o dos distintos en el mismo eje. Llantas y tapacubos, en buen estado y del modelo original.
Revisa las ópticas: todas las bombillas deben encenderse y no debe haber roturas en los cristales. El parabrisas debe estar perfecto en la zona frente a los ojos del conductor y por lo general no aceptarán roturas de más de 1cm en ninguna zona. Todos los cristales deben ser homologados, por lo que si en algún momento hay que cambiarlos, asegúrate que los ponen de este tipo, si no tendrás que pagar la sustitución.
El interior del coche también va a ser inspeccionado. Manchas en la tapicería o moquetas que salgan con agua y jabón, vale, pero si hay que emplear otras técnicas especiales o si hay quemaduras o grietas te cargarán el coste estimado del arreglo. Lo mismo ocurre con salpicadero, maletero, paneles de puerta y demás.