Es un elemento fundamental en el coche

La batería, una de las averías más habituales en verano

bateria 4
La batería, una de las averías más habituales en verano
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Un estudio de MAPFRE ha revelado que, durante los meses de verano, más de la mitad de las asistencias en carretera se deben a fallos con la batería del coche.


Está claro que durante los meses de verano los desplazamientos por carretera aumentan y con ellos los servicios de asistencia en carretera. Según un estudio de MAPFRE, más de la mitad de los partes que los clientes dan a su aseguradora de automóviles en este periodo son por averías relacionadas con la batería del vehículo.

Según MAPFRE, del total de averías que se producirán durante todo el verano, el 86% son causadas por la batería del coche (que está descargada o hay que cambiarla), los percances en el motor o los fallos en la instalación eléctrica. Por su parte, las averías en los sistemas de transmisión y de alimentación suponen el 3,9% y el 3,3%, respectivamente.

Para evitar que la batería de nuestro coche nos amargue las vacaciones y nos obligue a realizar un gasto extra imprevisto, es necesario realizar un correcto mantenimiento de este elemento durante todo el año y revisarla en los días previos a comenzar nuestro viaje por carretera.

Trucos para el mantenimiento de la batería

  • Si tenemos acceso a los vasos, revisar el nivel de los mismos rellenando en caso necesario sólo con agua destilada.
  • Limpiar los bornes de sulfato con un cepillo metálico de púas suaves y repasar con un trapo empapado en una solución de agua y bicarbonato.
  • Cubrir los bornes y las abrazaderas con una fina capa de vaselina neutra.
  • Una vez limpios apretar bien las abrazaderas de los cables que también habrán sido objeto de limpieza, para asegurar un buen contacto.
  • Observar la batería, para verificar que sus paredes no están abombadas.
  • Antes de detener el motor apagar todos los servicios eléctricos, como el aire acondicionado, las luces, tanto interiores, como exteriores y desconectar cualquier elemento de las tomas de corriente o del mechero. Así evitaremos que al arrancar, antes de la puesta en marcha, la batería reciba una descarga brusca por tener todos esos elementos conectados.
  • Arrancar siempre el motor con el embrague pisado a fondo para evitar que el motor de arranque deba arrastrar todos os piñones de la caja de cambios.
  • Llevar a cabo una carga lenta de al menos 8 horas una vez al año.
  • En vehículos de uso esporádico arrancar el motor y mantenerlo en marcha al menos 10 minutos una vez cada 3 o 4 días.