Probamos la que será su versión más demandada

Prueba Maserati Grecale 2022: el gran rival del Porsche Macan

69 Prueba Maserati Grecale 2022: el gran rival del Porsche Macan
Fotos: Maserati Grecale GT 2022
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
El esperado Maserati Grecale es un SUV llamado a convertirse en el modelo más importante de Maserati en los próximos años. ¿Qué tal funciona?

Ha tardado en llegar un poco más de lo inicialmente previsto, pero el nuevo SUV de Maserati tiene cualidades para multiplicar las ventas de la marca italiana. De hecho, ese es el plan con el Grecale, un modelo de 4,84 metros de largo que llega para cuestionar el liderazgo del Porsche Macan como máxima referencia entre los SUV medianos. Es más, ambos modelos están cortados por el mismo patrón porque, al igual que el Porsche, el Maserati es un SUV en el que la deportividad juega un papel importante.

Es un Maserati, así que por obligación debe tener una versión de altas prestaciones dentro de su gama, como así es. Sin embargo, para ser una alternativa ‘de volumen’ ante sus rivales, también precisa disponer de una variante más terrenal, con una potencia más modesta y además la siempre agradecida etiqueta ECO, lugar que ocupan tanto este Grecale GT como el Grecale Modena.

Así se estructura la gama

Maserati Grecale GT

A falta de que se incorpore la versión Folgore 100% eléctrica en 2023 (que tendrá una gran batería de 105 kWh de capacidad), la gama Grecale se compone de tres variantes: los Grecale GT y Modena emplean una mecánica 2.0 turbo de cuatro cilindros con asistencia eléctrica (son microhíbridos con 300 y 330 CV respectivamente), mientras que el Trofeo equipa un potente propulsor 3.0 V6 biturbo. Los tres tienen tracción total.

  • Maserati Grecale GT, 300 CV, desde 81.050 euros
  • Maserati Grecale Modena, 330 CV, desde 96.100 euros
  • Maserati Grecale Trofeo, 530 CV, desde 129.200 euros

Así es por dentro el Maserati Grecale

El habitáculo destaca por su agraciado diseño pero, sobre todo, por su gran ergonomía: todo tiene un orden lógico, las dos pantallas centrales son fáciles de manejar y no hay soluciones absurdas como botones táctiles en los radios del volante. Es un interior agradable sin complicaciones.

Además, por calidad las sensaciones son buenas, con materiales que transmiten sofisticación y cuidadas terminaciones. No alcanza el difícilmente superable nivel de un Audi Q5 o un Porsche Macan, pero tampoco hace falta para que el resultado sea satisfactorio.

Los asientos delanteros no se sitúan demasiado arriba, lo que facilita una bien resuelta postura para el conductor. Frente a él, el Grecale es el primer Maserati que puede llevar Head Up Display, y como es costumbre en la marca italiana, hay un reloj central que, en este modelo, es en realidad un display con diferentes visualizaciones. Aparte, es de los mejores SUV de su categoría por espacio en las plazas traseras y hay una buena capacidad de maletero: 535 litros.

Conectividad

El Grecale puede llevar de todo, pero en esta versión GT no todo es de serie. Sí lo es la doble pantalla central (12,3″ y 8,8″), la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, el control por voz y por supuesto el Bluetooth, las tomas USB, la radio digital… Sin embargo, hay que pagar por el navegador (1.650 euros), la carga inalámbrica para smartphone (410 euros) o el sistema de cámaras perimetrales para aparcar (1.100 euros).

Así va el Maserati Grecale

Maserati Grecale GT

El Grecale se basa en la plataforma Giorgio del Grupo FCA y, respecto a modelos que también la emplean, como el Alfa Stelvio o el Jeep Grand Cherokee, ofrece un comportamiento algo más ágil y dinámico, sobre todo en comparación con el segundo.

Aunque para los más puristas de la marca, un propulsor de cuatro cilindros resta glamour a un Maserati, la realidad es que este 2.0 turbo microhibridado va sobrado por rendimiento y, además, suena convincente. Entrega sus 300 CV y sus 450 Nm a un régimen bastante bajo, por lo que tiene mucha fuerza a bajas y medias revoluciones. Asimismo, dispone de un compresor eléctrico que anula el retraso del turbo, por lo que la respuesta del acelerador es instantánea.

La dirección del Grecale destaca por su precisión de guiado, y además ofrece el grado de asistencia adecuado. Buena nota también para sus potentes frenos Brembo y para la estabilidad y confianza que proporciona su equilibrada suspensión. La amortiguación de serie es pasiva, pero hay un interesante paquete que, por 2.030 euros, mejora el dinamismo con suspensión neumática y diferencial autoblocante.

Maserati Grecale GT

Ficha técnica del Maserati Grecale GT

  • Motor: Gasolina, turbo, 4 cilindros en línea, 1.995 cm3
  • Potencia: 300 CV (221 kW) a 5.750 rpm
  • Par: 450 Nm de 2.000 a 4.000 rpm
  • Tracción: A las cuatro ruedas
  • Cambio: Automático, ocho velocidades
  • Velocidad máxima: 240 km/h
  • Aceleración 0-100 km/h: 5,6 segundos
  • Consumo medio: 8,7 L/100 km
  • Emisiones: CO2 198 g/km

 

Maserati Grecale

Maserati Grecale