Qué nuevas restricciones afectan a los coches con etiqueta B y C de la DGT

restricciones etiquetas B y C
Qué nuevas restricciones afectan a los coches con etiqueta B y C de la DGT
En 2023 entra en vigor el decreto promovido por el Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) que insta a la creación de zonas de bajas emisiones (ZBE) y plantea restricciones a la circulación de vehículos sin etiqueta, así como a aquellos que llevan la B (amarilla) y C (verde).

Desde hace varios años los conductores que circulan habitualmente por las grandes ciudades (especialmente en Madrid y Barcelona) de nuestro país están familiarizados con las denominadas Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), que plantean distintas restricciones a la circulación de vehículos en función de la etiqueta de la DGT de la que disponga cada vehículo.

A partir de 2024 entrará en vigor una normativa de carácter estatal que obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes, asíc como a los territorios insulares, a habilitar dichas zonas de bajas emisiones en su término municipal. La normativa da libertad a los distintos consistorios a establecer las limitaciones que consideren oportunas en el marco de sus competencias, así como establecer la cuantía de las sanciones, si bien marca un modelo de sanción tipo de 200 euros, que algunos ayuntamientos, como el de Madrid, ya han confirmado que implantará en lugar de los 90 euros con los que se sancionaba hasta ahora.

Desde el pasado 1 de enero, estas zonas ya están comenzando a restringir la circulación de vehículos con etiqueta B de no residentes, aunque también se contemplan algunas excepciones como vehículos adaptados o vehículos comerciales.

Las normas que regulan estas zonas de bajas emisiones prevén escenarios que se van convirtiendo en más restrictivos a medida que pasa el tiempo, de modo que los vehículos que poseen la etiqueta C (verde) de la DGT se verán paulatinamente afectados por dichas normas.

Los propietarios de vehículos con etiqueta C deben tener en cuenta que, por ejemplo en Madrid, solo pueden acceder a estas zonas siempre y cuando se dirijan a un parking, garaje privado o reserva de estacionamiento. No pueden aparcar en la calle (zonas SER).

Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico se incluyen nuevas sanciones refrentes a la entrada indebida de vehículos en estas zonas de bajas emisiones. En concreto, serán consideradas infracciones leves si se saltan las restricciones motos, turismos y furgonetas con una MMA (Masa Máxima Autorizada) de 3,5 toneladas. Las multas en este caso oscilarán entre los 200 y 499 euros.

Serán graves si acceden sin permiso autobuses, camiones y furgonetas de gran capacidad, bajo una sanción de entre 500 y 999 euros. Además, ten en cuenta que si está activado el protocolo anticontaminación, las sanciones leves serán graves y las graves, muy graves; lo que aumenta la sanción a entre 1.000 y 1.803 euros.

Zonas de Bajas Emisiones

ZBE en Madrid, Barcelona y otras ciudades

Actualmente en Madrid hay dos ZBE en activo: la de Especial Protección de Distrito Centro y la de Plaza Elíptica. La primera prohíbe la circulación a todos los coches que no sean CERO o ECO y la segunda solo a los vehículos sin etiqueta, por lo que tanto los B como los C pueden circular.

En el caso de Barcelona, los vehículos con distintivo medioambiental C no tendrán ningún tipo de restricción para acceder y circular por el área metropolitana, que tiene una extensión de 95 kilómetros cuadrados y abarca los territorios de Barcelona, Esplugues de Llobregat, Hospitalet, Sant Adrià de Besòs y Cornellá de Llobregat.

Y la ZBE de Sevilla también discrimina solo a los vehículos sin etiqueta, además de que no es permanente y está sujeta a episodios de alta contaminación.

El 1 de enero de 2023, Bilbao pondrá en marcha su Zona de Bajas Emisiones.

A priori, la idea es que en esta zonas restringidas, el peatón siempre tendrá la máxima prioridad. En segundo lugar, los ciclistas, y luego el transporte público. Todas las ZBE se tendrán que someter a un proceso de revisión cada 4 años máximo con el fin de asegurarse que se están cumpliendo los objetivos; y las que ya existen y están en vigor, se tendrán que adaptar a las nuevas exigencias.

Finalmente, cabe recordar que en junio pasado, durante la presentación del Global Mobility Call, el congreso internacional de movilidad que tuvo lugar en Madrid; Raquel Sánchez, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, señaló que la nueva Ley de Movilidad Sostenible otorgaría a los ayuntamientos la posibilidad de crear un peaje por entrar a las ZBE.