Evolución del puesto de conducción

Así es el nuevo i-Cockpit de Peugeot

peugeot1 5
Así es el nuevo i-Cockpit de Peugeot
Victor Delgado
Victor Delgado
Te mostramos como luce el puesto de conducción de los próximos modelos de Peugeot y que estrenará el nuevo 3008 a finales de este mismo año.


El puesto de conducción de la mayoría de los actuales Peugeot, que no deja a nadie indiferente por la postura de un volante que se sitúa más bajo de lo normal, será renovado próximamente y ya tenemos las primeras imágenes -y hasta el vídeo que puedes ver más abajo- de su actualización. Se trata de la segunda generación, y la estrenará el nuevo Peugeot 3008 en su lanzamiento, esperado para finales de este mismo año.

¿Quieres probar un coche de Peugeot? Te damos la oportunidad

Frente al modelo predecesor de i-Cockpit, la nueva postura de conducción adopta un aspecto mucho más futurista, sustituyendo su cuadro de relojes analógicos por una pantalla digital de 12,3 pulgadas que es totalmente personalizable. Curiosamente, ésta tiene el mismo tamaño que la utilizada en el Audi Virtual Cockpit, y se ofrecerá en prácticamente todos los modelos de la gama del fabricante francés.

Para conseguir que el i-Cockpit sea funcional y ergonómico, Peugeot continúa con el volante bajo para que todos los controles y la información estén a golpe de vista del conductor, situándose todo orientado hacia éste. La razón que obedece esta colocación de los elementos no es otra que evitar las distracciones del conductor, que, según Peugeot, podrá mantener la mirada siempre en la carretera ya que la totalidad de los elementos están en su campo de visión.

Además, en la zona superior de la consola central también se añade otra pantalla, aunque en este caso es de 8 pulgadas. Se trata de un display táctil y a color que se encarga de mostrar y manejar toda la información relativa al sistema multimedia. Asimismo, éste es compatible con las tecnologías MirrorLink, Android Auto y Apple CarPlay, y tendrá la capacidad de mostrar los mapas en 3D e información sobre el tráfico en tiempo real.

Por último, el nuevo i-Cockpit tiene el menor número de botones físicos posibles -la mayoría de controles están integrados en el sistema de infoentretenimiento-, e incluso ha bajado en 2 mm el volante para mejorar todavía más la visibilidad -algunos usuarios se quejaban de que éste tapaba la visión del cuadro de relojes-.