A J. M. L. le gustan el Renault Arkana, Mazda CX-30 y Nissan Qashqai

Un SUV compacto con etiqueta ECO, ¿qué coche me compro?

Miguel Tineo
Miguel Tineo
Nuestro lector tiene un Seat León 1.4 TSI 125 y lo quiere cambiar por un SUV de gasolina que, a ser posible, tenga algún tipo de hibridación. Su presupuesto entre 25.000 y 35.000 euros. Recorre entre 5.000 y 15.000 km al año. ¿Cuál de esos tres modelos le recomendamos?

Además de esos tres modelos, J. M. L. también nos comenta que le gusta el Audi Q3. Sin embargo, en la actualidad el Q3 más barato sale por 42.000 euros, cifra que se distancia de forma notable de los 35.000 euros que tiene como límite presupuestario. La solución podría pasar por un Q3 de segunda mano; en ese caso, por unos 30.000 euros, encontrará bastante unidades del Q3 35 TFSI de 150 CV con un par de años y entre 60.000 y 90.000 kilómetros.

audi 2017 1 g

En cuanto a los otros tres modelos que nos comenta, consideramos que cada uno puede ser la compra adecuada dependiendo de sus necesidades concretas. Por eso, vamos a verlos por separado. Todos los que citaremos a continuación tienen etiqueta Eco de la DGT.

Nissan Qashqai

Sin salirnos de su presupuesto, J. M. L. puede adquirir un Nissan Qashqai con motor 1.3 DIG-T de 140 CV y acabado Acenta (31.850 euros; es el Qashqai más barato a la venta) o N-Connecta (34.750 euros). En ambos caos, con cambio manual de seis marchas. Pero, además, por 34.950 euros puede acceder a un 1.3 DIG-T Acenta automático (XTronic) pero con el motor de 158 CV. Sin duda, esta última sería nuestra opción predilecta, pues registra el mismo consumo medio oficial que el 1.3 DIG-T 140 manual (6,3 L/100 km) pero su respuesta es más contundente, tiene mejores prestaciones puras y, además, este cambio automático funciona bastante bien, y eso es algo que no se puede decir de todos los cambios de variador continuo. Sin embargo, y como decimos, en este caso es un cambio suave y agradable pero, gracias a su afinada gestión electrónica, su funcionamiento recuerda más al de otros cambios de doble embrague o convertidor de par que uno tradicional de variador continuo.

Nissan_Qashqai_2023_oferta

Por lo demás, el Qashqai es el coche más familiar del trío por ser el más cómodo de los tres y también el más espacioso. Es cierto que el Arkana le supera por 9 litros en maletero (el Qashqai tiene 504 litros), pero las plazas traseras del Nissan son más amplias y tiene detalles que agradecerán las familias, como unas puertas traseras que se abren casi 90 grados (muy útil para meter a niños pequeños en su sillita, por ejemplo).

En marcha, no es el más prestacional de los tres, aunque el motor de 158 CV sí se mantiene en unas cifras razonables (por ejemplo, tarda 9,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h). Destaca más por suavidad y agrado de conducción, si bien tiene la pega de ser el que más consume de estos tres coches. Por comportamiento, el Qashqai es el más cómodo e indicado para largos viajes por carretera.

En resumen, y si buscas un coche eminentemente familiar, el Qashqai es el que más nos convence.

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 es un modelo con el planteamiento más deportivo de los tres, tanto por diseño como por tacto de conducción. También el más exclusivo, pues no está tan visto debió a que se venden muchas menos unidades. El CX-30 tiene una longitud de 4,39 metros de largo. Se puede adquirir con dos motores de gasolina, uno de 122 CV (desde 26.536 euros) y otro de 186 CV, ambos microhibridados y con etiqueta Eco de la DGT.

mazda cx 30 358

Sin embargo, y dado que por precio es posible optar por el de 186 CV, creemos que este motor puede ser más interesante que el 122 porque gasta un poquito menos (en torno a 03 L/100 km) y, además de ser claramente más rápido, también tiene una respuesta más contundente, agradable y es un motor mucho más fácil de aprovechar, sin obligarnos a recurrir al cambio de una forma demasiado habitual. El de 186 CV está disponible desde 30.136 euros.

El CX-30 es el que tiene un tacto de conducción más deportivo, gracias a su agilidad, al durito tacto de su cambio de marchas, a una dirección muy precisa, a un comportamiento más ágil que sus rivales… Su puesto de conducción, además de estar muy bien por acabados, también es el que transmite una mayor deportividad por cómo está colocado el volante o porque se puede ir sentado con las piernas más estiradas que en sus rivales. Además, con ese motor de 186 CV es la opción más rápida del grupo, y eso sin que su consumo se dispare por encima de sus rivales microhibridados.

Sin embargo, el CX-30 será el menos indicado si buscamos el coche más familiar del grupo, pues es el que sus plazas traseras son más justas (están al nivel del Arkana, en realidad) y su maletero se queda en 430 litros (aquí es donde el Arkana le supera claramente), una cifra que no está nada mal… pero sí por debajo de sus dos rivales.

En resumen, nos quedaríamos el Mazda CX-30 salvo que el espacio y la comodidad sean dos premisas fundamentales en nuestra decisión. Por lo demás, es un coche fabuloso.

Renault Arkana

El Renault Arkana es, por diseño, más parecido al CX-30 que al Qashqai y, con sus 4,56 metros de largo, es el modelo más largo del grupo. Además, es el único de los tres que sin pasarse del presupuesto de J. M. L., le va a permitir acceder a una mecánica completamente híbrida de 143 CV. También hay otras dos versiones microhibridadas de 140 y 160 CV, y también entran dentro de su por supuesto.

¿Con cuál nos quedaríamos? Depende. Si vamos a realizar muchos viajes por carretera, con uno de los microhibridados. Si nos gusta viajar con tranquilidad y sin mayores pretensiones, con el de 140 CV es más que suficiente (lo tienes desde 29.317 euros con acabado Techno); si, por el contrario, nos gusta que nuestro coche tenga una respuesta más contundente y que nos permita viajar más desahogados, o más cargados, mejor optar por el 160 (33.327 euros, pues sólo se vende con el acabado R. S. Line).

Renault Arkana TCe Negro

En cambio, si nuestros desplazamientos van a ser eminentemente urbanos y con algún que otro viaje aislado, entonces optaríamos por el híbrido. Lo tienes desde 31.255 euros y es la opción que menos consume en ese tipo de recorridos. Sin embargo, en carretera, su consumo se acerca al de los dos gasolina y, encima, sus prestaciones se ven muy mermadas cuando se agota la carga de la batería, algo no muy complicado de conseguir si solemos circular con alegría o subiendo puertos con frecuencia.

Más allá de eso, el Arkana un coche que por diseño o modernidad se acerca más al CX-30 que al Qashqai. Sin embargo, por tacto de conducción o por la respuesta de los motores (que son los mismos que los del Nissan), está más cerca del Qashqai. Algo parecido ocurre cuando hablamos de su espacio interior: las plazas traseras son como las del Mazda… pero el maletero supera incluso al del Qashqai.

Por tecnología está al nivel de los dos rivales japoneses, pero sí es cierto que la sensación de calidad que se percibe cuando te pones a tus mandos no es la misma. ¿Mal hecho? En absoluto. Simplemente, coches de segmentos diferentes. Hay que tener en cuenta que el Arkana está creado sobre la plataforma CMF-B de Renault, la misma que llevan el Renault Clio, el Captur o el Nissan Juke, el hermano pequeño del Qashqai, y comparte con el Clio y el Captur muchas cosas del interior y tecnología. Y eso comparado con coches de su mismo segmento, está muy bien. Pero comparado con un Qashqai o un CX-30, pues es un poquito menos. De hecho, es un salto similar al que experimentas cuando te bajas de un Arkana y te subes en un Renault Austral, el rival directo en realidad del Qashqai (y con el que comparte plataforma, la CMF-C/D).

¿Conviene que nuestro lector apueste por el Austral en vez de por el Arkana? En versiones equivalentes por motor y acabado, entre ambos hay unos 3.000 euros. Sinceramente, si a nuestro lector le gusta más el Arkana (y entendemos que es así porque es el modelo que nos ha indicado), no le recomendaríamos que pagase más por el Austral.

En resumen, nos quedaríamos con el Arkana sobre todo en el caso de que J. M. L. se vaya mover principalmente por ciudad, pues ahí el sistema híbrido del Arkana E-TECH es el mejor en cuanto a consumos de los tres modelos y de las versiones citadas.

 

Nissan Qashqai

Nissan Qashqai