Nueva carrocería para este SUV coupé 100 % eléctrico

Skoda Enyaq Coupé iV: diseño y practicidad a partes iguales

Skoda Enyaq Coupé iV 2022: el SUV eléctrico de la firma checa estrena nueva carrocería deportiva
Skoda Enyaq Coupé iV: diseño y practicidad a partes iguales
Pablo García
Pablo García
El primer eléctrico de Skoda, el Enyaq iV, estrena una nueva carrocería de corte coupé que destaca, como en la versión convencional, por su comodidad, espacio interior y calidad de acabados, añadiendo a su vez un atractivo diseño. Su puesta a la venta se ha retrasado hasta finales de año debido al conflicto de Ucrania.

La llegada de la plataforma modular MBE del grupo Volkswagen desarrollada en exclusiva para vehículos eléctricos, traerá consigo una amplia variedad modelos en todas las marcas del grupo. El último en llegar ha sido el Skoda Enyaq Coupé iV. Se trata de la variante con carrocería de corte deportivo del SUV 100 % eléctrico Enyaq que llegó al mercado hace casi un año.

Pese a su estética, el Enyaq Coupé iV no ofrece unos ajustes del chasis específicos, que difiera del Enyaq iV convencional. Aunque, eso sí, como novedad trae asociada una versión con el mítico apellido RS que añade detalles deportivos y 299 CV.

¿Cómo es la gama del Enyaq Coupé iV?

En el momento que se ponga a la venta habrá tres versiones: 80 con 204 CV (con un solo motor en el eje trasero), 80X con 265 CV y RS con 299 CV (ambos con dos motores, uno en cada eje y, por lo tanto, con tracción 4×4). En cuanto a la batería, sólo está disponible la que tiene una capacidad de 77 kWh netos; es decir, 82 kWh brutos.

La autonomía del Skoda Enyaq Coupé iV es de 544 kilómetros para la versión 80; 520 kilómetros para el 80X; y 504 kilómetros para la variante RS.

Skoda Enyaq iV

¿Cómo es por fuera el Skoda Enyaq Coupé iV?

La versión Coupé del Skoda Enyaq iV es un SUV que tiene una caída del techo a partir del pilar B mucho más acusada, consiguiendo así una imagen deportiva claramente diferente a la del Enyaq iV que es más familiar y convencional.

El Enyaq Coupé iV mide 4,65 metros de largo, 1,88 metros de ancho y 1,62 metros de alto por lo que es 4 mm más largo que el Enyaq iV, exactamente igual de ancho y 6 mm más alto.

La caída del techo en la parte trasera afecta positivamente al coeficiente aerodinámico, siendo este menor que en la versión convencional (0,23 frente a 0,27). Esta mejora aerodinámica se traduce en un aumento en su autonomía (algo muy importante en un coche 100 % eléctrico) pudiéndose alcanzar hasta 24 kilómetros más en función de la versión.

En cuanto a sus detalles de diseño, nos encontramos prácticamente los mismos que en el Enyaq iV. En su frontal cabe destacar la parrilla iluminada con 131 ledes denominada Cristal Face, o la posibilidad de elegir unos faros matriciales de led con un buen funcionamiento. En el caso de la variante RS, añade paragolpes específicos, asientos que recogen mejor el cuerpo en las curvas o la carcasa de los retrovisores en color negro. Además, hay un nuevo color disponible en exclusiva para esta versión denominado Mamba Green.

¿Cómo es por dentro el Skoda Enyaq Coupé iV?

Como sucede en la versión convencional, el Enyaq Coupé iV ofrece un interior bien resuelto, con una calidad de materiales y ajustes notable y, a diferencia de su primo el Volkswagen ID.5, una mayor facilidad de uso para manejar ciertas funciones como pueden ser los modos de conducción al disponer de botones físicos.

El Skoda Enyaq Coupé iV tiene una ergonomía de mandos tradicional, más de coche normal y no algo a lo que parece que nos tenemos que acostumbrar a usar y que muchas veces resulta un cambio drástico y poco aconsejable, sobre todo si para manejar ciertas funciones básicas, como por ejemplo subir o bajar la temperatura del climatizador, es necesario hacerlo a través la pantalla del sistema multimedia.

Por cierto, esta pantalla tiene 13”, siendo de 5,3” la de la instrumentación principal. Como ya sucede en el Enyaq iV, en la instrumentación se echa en falta un poco más de información, algo que presumiblemente mejorará con una actualización de software, que ya hemos podido ver en la Volkswagen ID. Buzz.

Skoda Enyaq Coupe iV RS instrumentacion

Hablando de actualizaciones de software, el Skoda Enyaq Coupé iV estrena la versión 3.0 en el sistema multimedia. Este dispone de un mejor interfaz, con velocidades más rápidas de proceso o animaciones gráficas.

También mejora la gestión de la carga del coche con un aumento en la potencia pico de corriente continua que pasa de 125 a 135 kW por lo que en recargar la versión 80 del 10 % al 80 % se tarda 29 minutos; 36 minutos en el caso del 80X y RS. Esta actualización estará disponible para todos los Enyaq iV y para instalarla no será necesario acudir al concesionario.

La postura de conducción es buena; levemente elevada para facilitar su visión frontal. Además, los retrovisores tienen un generoso tamaño.

En las plazas traseras es donde se notan las principales pegas de esta variante con carrocería Coupé. Por ejemplo, el acceso al interior es más pequeño debido a la caída del techo. En los asientos traseros encontramos la misma anchura y espacio para las piernas. En cuanto a la altura al techo, en ambas carrocerías es similar, debido a que en el Enyaq Coupé iV es de serie el techo panorámico de cristal, siendo este más fino que el metálico del Enyaq iV.

En cuanto al maletero, el Enyaq Coupé iV pierde 15 litros de capacidad total, quedándose en unos nada despreciables 570 litros.

¿Cómo va en marcha el Skoda Enyaq Coupé iV?

Su funcionamiento en cualquier tipo de condición resulta agradable. Como sucede en todos los coches eléctricos, la respuesta de acelerador es instantánea entregando toda la potencia y par sin ningún tipo de retardo. El tacto de la dirección es bueno y en el freno no se nota en exceso ese primer punto de retención que sí sucede en otros coches eléctricos, por lo que acostumbrarse a su conducción es sencillo.

Skoda Enyaq Coupe RS trasera

En cuanto a la suspensión, funciona de manera correcta. Tiene un tarado tirando a confortable, aunque la carrocería se mantiene estable incluso en tramos de curvas. Existen tres tipos de suspensión: estándar, deportiva y adaptativa. Esta última con hasta 15 posiciones de dureza diferentes que básicamente se podría reducir a tres (blanda, intermedia y dura).

Para quien habitualmente vaya a circular cargado o quiera unas buenas prestaciones, la versión 80X resulta la más equilibrada.

Skoda aún no ha facilitado los precios. Se conocerán en el último trimestre del año, y el coche se pondrá a la venta a principios de 2023.

 

Skoda Eléctricos de Skoda

0 Comentarios