A partir de julio, la DGT obligará a todos los coches nuevos a llevar este elemento de seguridad

A partir del próximo mes de julio, todos los vehículos nuevos estarán obligados a llevar este elemento de seguridad
A partir de julio, la DGT obligará a todos los coches nuevos a llevar este elemento de seguridad
Javier Jiménez
Javier Jiménez
A partir del 16 de julio de 2022 todos los vehículos de nueva fabricación vendidos en Europa deberán salir de fábrica con este dispositivo homologado.

Con el doble objetivo de reducir el número de siniestros registrados en nuestra carreteras y aumentar la seguridad de todos los conductores, la Dirección General de Tráfico (DGT) anuncia una nueva medida que deberán tener en cuenta todos los conductores que adquieran un vehículo nuevo a partir del 16 de julio de este año. Hablamos de la instalación de un dispositivo de seguridad tipo ‘caja negra’ similar al que montan los aviones desde hace años.

A partir del próximo mes de julio, todos los vehículos nuevos estarán obligados a llevar este elemento de seguridad

Este elemento, también conocido bajo el nombre de EDR (Registrador de Datos de Eventos), permitirá registrar y almacenar una serie de datos relevantes en el caso de sufrir un accidente de tráfico durante los 30 segundos previos y los 5 posteriores al siniestro. Esta información permitirá a las autoridades analizar las causas del suceso.

El dispositivo tendrá el tamaño de un teléfono móvil e irá instalado en el chasis del vehículo bajo el área del asiento del conductor. La DGT afirma que las cajas negras podrán registrar hasta 15 variables como la velocidad del vehículo, el accionamiento de los frenos, los giros del volante, la posición del pedal del acelerador y el funcionamiento de los diferentes sistemas de seguridad del coche. A diferencia de los dispositivos que montan los aviones, que recopilan datos de forma ilimitada, el sistema que se incluirá a partir del próximo mes de julio en los coches, tendrá la capacidad de grabar y borrar información constantemente.

A partir del próximo mes de julio, todos los vehículos nuevos estarán obligados a llevar este elemento de seguridad

Según afirma un estudio realizado por el Parlamento Europeo, la aplicación de esta tecnología en los vehículos permitirá evitar hasta 25.000 muertes en las carreteras y más de 140.000 heridos en Europa durante los próximos 18 años. Esta iniciativa contribuirá también al objetivo a largo plazo de la Unión Europea de aproximarse a cero víctimas mortales y heridos graves de aquí a 2050. 

A partir de este mismo año, los sistemas avanzados de asistencia a la conducción ADAS también pasarán a ser obligatorios en los vehículos de última generación. Entre ellos,figuran la frenada autónoma de emergencia, mantenimiento de carril, asistente de velocidad inteligente, control de presión de los neumáticos o detector de fatiga.