Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Motores V8, ¿cuáles son nuestros preferidos?

Publicado el martes 12 de mayo de 2020
Motores V8, ¿cuáles son nuestros preferidos?

Actualmente, el mercado ofrece algunos de los mejores propulsores con 8 cilindros que se han producido jamás. Aquí tienes nuestros favoritos.



Todo amante del automovilismo adora a un buen propulsor V8, ¿no? Desde el soporífero motor americano hasta el que aúlla de forma demente, generalmente de origen italiano y atmosférico, libre de los grilletes de la inducción forzada.

Estos últimos son ya rarezas fuera de los muscle cars, los Ferrari o Maserati ya entraditos en años y el extraño aunque sorprendente propulsor que ofrece Lexus en sus variantes deportivas. También tenemos los sobrealimentados, que si bien pierden parte del romanticismo del que gozan los atmosféricos, suelen ofrecer un rendimiento fuera de lo común. Hemos elaborado esta lista de los que, en los últimos tiempos, nos han dejado un gran sabor de boca.

Ferrari 458 Speciale

Si bien ya no está a la venta, ninguna lista de motores V8 estaría completa sin incluir quizá el mejor V8 que Ferrari ha fabricado jamás. El linaje del 458 Speciale ya es impresionante, con el 430 Scuderia y el 360 CS poniendo el listón cada vez más alto; pero en el caso del 458 Speciale, con una potencia de 605 CV y una línea roja situada en unas impresionantes 9.000 rpm, convierten a este modelo en algo completamente visceral, además de montar una caja de cambios de doble embrague que no supone un impedimento para explorar todo su potencial (algo de lo que no gozaban sus antecesores).



Las sensaciones se vieron mínimamente reforzadas en el automóvil que lo sustituyó. No nos malinterpretéis: el 488 Pista es un automóvil extraordinario por derecho propio, con una respuesta al más mínimo toque de acelerador capaz de avergonzar a la mayoría de los automóviles de aspiración natural (a pesar de ser turbo), y con un empuje incomparable gracias a una potencia que asciende hasta los 720 CV. Pero el Speciale es un ejemplo perfecto de cómo el sonido (quizá algo elevado en algunas ocasiones) y una entrega de potencia en crescendo juegan un papel vital en la experiencia de conducción.

Ford 5.0 V8

Además de contar con una preciosa banda sonora que recuerda a las que escuchamos en las persecuciones de coches en las películas americanas, una de las características que definen al propulsor 5.0 V8 atmosférico del Mustang GT es que, en nuestro mercado, repleto de propulsores diésel y pequeños gasolina, es algo maravillosamente único.



El hecho de que ofrezca un rendimiento impresionante, con mucha fuerza en la parte baja del cuentavueltas y un más que decente empuje en la parte alta, es solo un añadido a una experiencia marcada por unas vibraciones, un timbre y una respuesta con una personalidad que lo diferencian con claridad de otros propulsores V8.

Si llevarte a casa un Mustang es ideal, mejor elegirlo con el cambio manual de seis velocidades en lugar de con el automático de diez marchas. De esta forma, tendrás en el garaje un automóvil de la vieja escuela€ de verdad.

Audi 4.2 V8

El RS 4 de la generación B7 marcó un punto de inflexión en la historia de los motores V8 de Audi. Antes eran propulsores más tradicionales, tranquilos, de esos que funcionaban bien a bajas revoluciones y servían para circular por autopista con velocidad pero sin magia. En cambio, aquel RS 4 tenía la línea roja de su tacómetro emplazada en las 8.250 rpm, y el hecho de contar con la potencia en la parte alta del cuentarrevoluciones generó una sensación extraña€ pero también una característica definitoria de un automóvil que se convirtió en el mejor que había fabricado Audi desde el punto de vista del disfrute del conductor.



Solo unos meses después, el R8 de primera generación salió al mercado con el mismo motor 4.2 FSI, e inmediatamente puso el listón aún más alto para aquellos que buscaban un Audi que te dejara una sonrisa en la cara cada que vez que lo condujeras. Un fenomenal chasis con el motor posicionado en el centro y un cambio de marchas manual de rejilla abierta estilo Ferrari fueron factores determinantes para convertir a este modelo en algo mítico.

Mercedes-AMG 'V caliente'

Encontrarás relativamente pocos coches turboalimentados en esta lista, pero el 4.0 V8 con su 'V caliente' de AMG es uno de nuestros favoritos, y la variante que llevan el AMG GT R y GT R Pro representan su máxima expresión. Con una respuesta fantástica, muchísima potencia y un carácter travieso, ofrece muchas de las características que anhelamos de un motor V8 y, además, se puede elegir asociado a multitud de modelos con carrocerías muy diferentes.



El motor, además de efectivo, es de esos que se disfruta. AMG está lejos de ser la única compañía que utiliza un diseño "de V caliente" en sus propulsores con los cilindros en V, pero se encuentra entre los más eficientes. Los turbocompresores están colocados entre los bancos de cilindros, algo que no solo beneficia que el tamaño se reduzca, sino que a pesar de denominarse "V caliente", lo cierto es que ayuda a la refrigeración, ya que las partes más calientes del motor y el sistema de escape están mejor posicionadas. Como colofón, tan solo decir que el sonido estilo NASCAR que sale por los escapes es, sin duda, uno de los mejores y más identificables de la industria automotriz.

BMW M Twin Turbo V8

La marca alemana lleva produciendo un bloque 4.4 V8 desde 1996. Con un origen ya muy lejano, la evolución en todos estos años ha sido considerable, con un gran paso adelante en el año 2008, cuando se partió de una hoja casi en blanco e hizo su debut el bloque N63, con una cilindrada de 4.395 cc y estrenando la 'V caliente' en su arquitectura.

La máxima expresión del N63 es un propulsor derivado y que hoy tratamos aquí; conocido internamente como S63, esta variante es la más animal y alcanza los 625 CV en el actual BMW M5 Competition (puedes leer una comparativa con el Audi RS 6 y el Mercedes-AMG E63 aquí).



Lo que más llama la atención de esta mecánica es su salvaje entrega de potencia, con un descomunal empuje que lleva al conductor a pensar si en realidad llevas más de 700 CV debajo del pie derecho. La fuerza está disponible desde apenas 1.800 rpm y se mantiene estable hasta casi las 7.000 rpm, lo que hace que una berlina de casi dos toneladas como el M5 Competition pase de 0 a 100 km/h en apenas 3,3 segundos.

 



 
 

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS
0