Comparativa: Hyundai Tucson vs Kia Sportage, ¿qué coche comprar?

sportagetucson01
Comparativa: Hyundai Tucson vs Kia Sportage, ¿qué coche comprar?
Autofácil
Autofácil
El Hyundai Tucson y el Kia Sportage tienen muchas cosas en común: comparten motores, plataforma y son dos de los SUV compactos más vendidos del mercado. Además, los dos reciben ahora un restyling.


El segmento de los SUV está en unos niveles de competitividad extremos. Y más todavía si nos centramos en los de tamaño compacto, donde en los últimos dos años hemos asistido a la llegada de nuevos contendientes como el Seat Ateca, el Renault Kadjar, el Skoda Karoq, el reinventado Jeep Compass… En parte, la necesidad de estar a la última explica que tanto Hyundai como Kia hayan presentado ya el primer restyling de sus Tucson y Sportage respectivamente, dos modelos que se pusieron a la venta hace apenas dos años y que comparten tanto plataforma como gama de motores y tecnología.

Ha pasado tan poco tiempo que los cambios no es que sean muy notables, pues se reducen a ligeras variaciones estéticas y a una renovada gama de motores, donde lo más destacable es la desaparición de las mecánicas diésel CRDi de 1.7 litros por las nuevas 1.6, o la llegada de un sistema micro híbrido de 48V -suficiente para contar con la pegatina Eco, esencial para entrar en Madrid o Barcelona cuando haya restricciones al tráfico- para el 2.0 CRDi de 185 CV.

Ver Galería

Por tanto, no se trata de variaciones muy profundas, pero sí lo suficientes como para revitalizar a dos modelos que, para ser sinceros, siguen cumpliendo muy bien su función como SUV’s de corte familiar, con unos habitáculos amplios, una calidad más que correcta, una gama mecánica suficiente para emprender cualquier trayecto sin problemas de prestaciones -y con un consumo razonable- y unos chasis que destacan por comodidad y sencillez de conducción.

En marcha: las diferencias se ven con lupa

Ambos modelos comparten tanto plataforma como motores, y detalles que podrían inclinar la balanza hacia un lado u otro -como el peso, los tarados de suspensión o las relaciones del cambio- tampoco son muy diferentes.

El motor 1.6 CRDi de 115 CV será el más vendido en ambos casos. Es un propulsor de respuesta suave y progresiva, no muy ruidoso y con un bajo nivel de vibraciones, por lo que resulta muy agradable en cualquier tipo de trayecto. A 1.500 rpm ya entrega sus 280 Nm de par máximo, y eso hace que se desenvuelva bien en marchas largas… y ayuda a que el consumo no sea excesivo: es fácil moverse en torno a 6,5 litros/100 km en los dos. Sus prestaciones son simplemente correctas, pensadas para viajar sin prisas; aun así, y según los datos oficiales, el Kia es un poco más rápido: declara 11,5 segundos en pasar de 0 a 100 km/h en vez de 11,8 seg.

Las dos versiones emplean un cambio manual de seis marchas -de tacto agradable y suficientemente preciso- y tienen tracción delantera. Su comportamiento es bueno: no balancean demasiado, cambian de dirección con facilidad, el eje delantero es preciso y la trasera se percibe siempre aplomada. Los tarados de suspensión de los dos están enfocados a una comodidad elevada, si bien el Tucson se muestra un poco más suave que el Sportage -que, a cambio, parece un poco más ágil en zonas de curvas-.

Por dentro, ambos cumplen; depende de tus gustos

Los dos modelos comparten mucha tecnología, y eso provoca que haya grandes parecidos en cosas como la pantalla central táctil, con unos menús muy similares. La mayor diferencia está precisamente en dicha pantalla, pues en el Kia está integrada y en el Hyundai, no.

Ninguno de los dos apuesta por un arriesgado diseño como el de, por ejemplo, un Peugeot 3008. No son tan llamativos ni modernos, pero sí están mucho mejor resueltos desde el punto de vista ergonómico, pues se emplean botones para las principales funciones, son de buen tamaño -sobre todo en el Kia- y no tardas en acostumbrarte a su ubicación y manejo para usarlas en marcha.

Por calidad, ambos son prácticamente iguales, y están a la altura de sus rivales por el tipo de materiales empleados: plásticos blandos en la parte superior del salpicadero combinados con otros más duros -pero bien tratados y rematados- en las zonas menos visibles. Por ajustes, la nota es muy buena en los dos casos.

La instrumentación también es la misma: cambian ligeramente las gráficas. Emplean el mismo ordenador de a bordo en color, con varios menús con los que, además de consultar datos de consumo, de la radio, del mantenimiento o del navegador -si lo llevan-, se puede configurar elementos como los sistemas de ayuda a la conducción, la iluminación interior, el cierre centralizado…

Habitabilidad

Maletero: con truco

El maletero del Hyundai tiene 513 litros y el del Kia, 480 litros porque el Sportage lleva una rueda de repuesto de emergencia y el Tucson apuesta por un kit reparapinchazos. En cualquier caso, rondar los 500 litros es lo habitual en el segmento. Los dos tienen unas formas regulares y una amplia boca de carga -4 cm más baja en el Kia-.

Detrás: ideales para dos

El espacio detrás está muy bien por altura -94 cm en los dos- y algo por encima de la media por espacio para las piernas -73 cm-. La anchura, con 136 cm en el Kia y 137 cm en Hyundai, es más normalita, por lo que tres adultos no irán demasiado cómodos en un viaje largo.

Al volante: se va bien

La postura al volante de los dos también es calcada: no cuesta encontrarse a gusto, la visibilidad es bastante buena y, como suele ocurrir en los modelos de este tipo, se va sentado más bien alto, con las piernas poco estiradas. Tanto en el Hyundai como en el Kia, los asientos son mejores por comodidad que por sujeción en curva..

Conclusión: empate, pero…

La clave está en tus gustos. A falta de los precios definitivos, las diferencias entre ambos son tan pequeñas que la decisión se declinará hacia uno u otro en función de nuestros gustos. Eso sí, teniendo en cuenta lo que pasa con los actuales, es probable que el Kia salga un poquito más barato y ofrece siete años de garantía en vez de cinco. Frente al resto de sus rivales, siguen siendo dos de las mejores alternativas.

Hyundai Tucson

Ficha técnica del Hyundai Tucson 1.6 CRDi

Motor Turbodiésel, 4 cilindros en línea, 1.598 cc
Potencia 115 CV a 4.000 rpm
Par 280 Nm de 1.500 a 2.750 rpm
Largo / ancho / alto 4,48 m / 1,85 m / 1,64 m
Velocidad máxima 175 km/h
0-100 km/h 11,8 segundos
Consumo 4,8 litros/100 km
Tracción A las ruedas delanteras
Maletero 513 litros
Peso 1.507 kg
Cambio Manual, 6 velocidades
Depósito 62 litros

Kia Sportage

Ficha técnica del Kia Sportage 1.6 CRDi

Motor Turbodiésel, 4 cilindros en línea, 1.598 cc
Potencia 115 CV a 4.000 rpm
Par 280 Nm de 1.500 a 2.750 rpm
Largo / ancho / alto 4,48 m / 1,85 m / 1,63 m
Velocidad máxima 175 km/h
0-100 km/h 11,5 segundos
Consumo 4,8 litros/100 km
Tracción A las ruedas delanteras
Maletero 480 litros
Peso 1.504 kg
Cambio Manual, 6 velocidades
Depósito 62 litros

 

Kia Sportage