Ya a la venta desde 16.752 euros

Primera prueba del Kia Ceed 2022

17 Primera prueba del Kia Ceed 2022
Prueba Kia Ceed GT Line
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
El Kia Ceed, uno de los compactos más equilibrados del mercado, recibe un leve restyling que moderniza su aspecto.

El Kia Ceed es uno de esos coches con los que nunca nos pillamos los dedos al recomendarlo, puesto que es una apuesta segura. Ya era un automóvil bastante correcto en su lanzamiento en 2007, pero mejoró mucho con la generación de 2012 y se convirtió en una compra redonda con la tercera generación de 2018, tal y como demuestra su peso dentro de la marca: el 14,6% de los coches que vende Kia pertenecen a la familia Ceed, porcentaje que aumenta hasta el 29,7% si incluimos a la versión XCeed.


Ahora, el Kia Ceed recibe una pequeña actualización que afecta principalmente a su diseño y equipamiento. Presenta los nuevos logotipos de la marca y luce rediseñados paragolpes, parrilla, faros, llantas, tapizados… Además, los acabados GT Line y GT equipan unos llamativos pilotos traseros compuestos por una panel de 48 leds e intermitentes secuenciales.


A nivel de motorizaciones no hay muchos cambios en el nuevo Kia Ceed, siendo el propulsor 1.5 T-GDI de gasolina el último en haberse incorporado a la rica oferta mecánica del Ceed. Eso sí, es una pena que la versión híbrida enchufable, capaz de recorrer 50 km en modo eléctrico, sólo se ofrezca asociada a la carrocería familiar Tourer.

Precios y fichas técnicas del Kia Ceed

Kia Ceed naranja 2022
Nuevos colores y llantas:
La carrocería ahora recibe cuatro nuevas tonalidades (un bronce, un verde, un gris y un amarillo) y novedosas llantas de entre 16 y 18″. Las de este acabado GT Line son de 17″.

Este restyling se aplica sobre todas las carrocerías del Kia Ceed. De manera inmediata, ya lo incorporan el 5 puertas, el familiar Tourer y el ProCeed. Sólo el XCeed esperará algunos meses más para lucirlo: hasta mediados de 2022.


Por lo demás, poco cambia en el Kia Ceed, lo cual no es en absoluto una mala noticia. Sigue siendo un compacto muy cumplidor a precio bastante competitivo y un durísimo rival para alternativas como el Hyundai i30 (con el que comparte sus principales elementos), el Skoda Scala, el Opel Astra o el Seat León.

Kia Ceed: así es por dentro

Kia Ceed interior
Así debería ser siempre:
El Ceed es un ejemplo de excelente ergonomía: diseño sencillo, ordenación lógica, mandos de climatización independientes, botones no táctiles… ¡Bravo!

Nada más montarte en el Kia Ceed te sientes cómodo, y no sólo por la confortabilidad que ofrece su butaca. En seguida aprecias que es un coche que te procura poner todo fácil. La clásica disposición de sus mandos es mucho más lógica que en la mayoría de sus rivales y su sistema multimedia no te complica la vida: es completo pero, a la vez, sencillo e intuitivo. A cambio, renuncia a la sofisticada apariencia de, por ejemplo, un Seat León.

La calidad de construcción en el habitáculo del Ceed es bastante buena, sobre todo teniendo en cuenta su buen precio. Combina plásticos blandos y duros siempre de buen tacto, presenta ajustes sólidos y transmite una grata sensación de durabilidad. En cuanto a habitabilidad, no es una referencia en su segmento, pero sí que resulta suficiente para que cuatro adultos puedan viajar sin ningún problema. Emborrona un poco el resultado final el maletero, que con 357 litros (395 L en las versiones no microhíbridas) se queda un poquito justo.

La dotación de serie de este Ceed GT Line es muy amplia, contando con instrumentación digital, techo panorámico, alarma, faros led, cámara trasera… Además, según Kia, todos los asistentes a la seguridad disponibles en el nuevo Ceed han mejorado su funcionamiento respecto a los del modelo previo.

Kia Ceed: conectividad

El acabado básico Concept incluye Bluetooth, USB y una sencilla pantalla de 5″; la del Drive es de 8″ compatible con Android Auto y Apple CarPlay sin cables; y del Tech en adelante la pantalla es de 10,25″, añadiendo además navegador y cargador inalámbrico para smartphone.

Kia Ceed: así va

Kia Ceed GT Line

Ni es el mejor compacto del mercado por confort de marcha, ni tampoco por agilidad. Sin embargo, en ambos aspectos se sitúa por encima de la media, lo que le convierte en un automóvil satisfactorio de conducir bajo cualquier circunstancia.


Aunque el propulsor 1.0 T-GDI ya ofrece un rendimiento más que apto, el motor 1.5 T-GDI resulta más agradable de llevar. Con 160 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos y tiene bastante fuerza a bajo y medio régimen, por lo que es solvente ganando velocidad sin necesidad de bajar muchas marchas. Sin embargo, no es una mecánica de respuesta explosiva, sino más bien suave, progresiva y silenciosa. Su transmisión automática, única disponible para este propulsor, funciona muy bien una vez en marcha, aunque resulta un pelín brusca a la hora de maniobrar a muy baja velocidad.


Hay tres versiones que incorporan un sistema de hibridación ligera a 48V, lo que les dota de la etiqueta ECO. Son la motorización diésel de 136 CV, la de gasolina de 120 CV siempre que equipe la transmisión automática opcional, y esta de 160 CV. En marcha, la aportación eléctrica pasa totalmente desapercibida, pero en teoría colabora a reducir el consumo, aunque sea de forma apenas apreciable.

Kia Ceed: ficha técnica versión 1.5 T-GDI DCT GT Line

Motor Kia Ceed 1.5 T-GDI
  • Motor: Gasolina, 4 cilindros en línea, turbo
  • Potencia: 160 CV (117 kW) a 5.500 rpm
  • Par: 253 Nm de 1.500 a 3.500 rpm
  • Tracción: A las ruedas delanteras
  • Cambio: Automático, siete velocidades
  • Velocidad máxima: 210 km/h
  • Aceleración 0-100 km/h: 8,6 segundos
  • Consumo medio: 5,7 L/100 km
  • Emisiones CO2: 130 g/km

 

Kia Ceed

0 Comentarios