Desde 45.500 euros, con descuento por financiación incluido

Prueba del Kia Sorento PHEV 2021: versatilidad al cuadrado

73 Prueba del Kia Sorento PHEV 2021: versatilidad al cuadrado
Fotos: Kia Sorento 2020 en acción
Enrique Espinós
Enrique Espinós

Esta versión del Kia Sorento es uno de los escasos SUV disponibles como híbrido enchufable y que, además, ofrece siete plazas. Por esto último, y por los 57 km de autonomía eléctrica que ofrece (que le otorgan la etiqueta Cero), es un vehículo muy versátil, que puede usarse en ciudad o para viajar.


A finales de 2020, Kia puso a la venta la cuarta generación de su SUV Sorento, que llegó por primera vez a España allá por 2002. El último Sorento, con 4,81 m de longitud y disponible únicamente con siete plazas es, por tamaño rival de modelos generalistas como el Peugeot 5008, el Hyundai Santa Fe, el Renault Koleos, el Skoda Kodiaq o el Seat Tarraco, pero también como alternativa a vehículos premium como el BMW X3, el Audi Q5 o el Volvo XC60.

Tras la llegada de su versión diésel de 202 CV y de la versión híbrida gasolina de 230 CV, ahora Kia pone en el mercado esta variante híbrida enchufable que dispone de un motor gasolina 1.6 Turbo de 180 CV (el mismo que Kia usa en el Ceed GT o en la variante híbrida del Sorento) que se combina con un propulsor eléctrico de 66,9 kW (91 CV) de potencia.

En conjunto, esta versión entrega 265 CV de potencia total y un par máximo conjunto de 350 Nm. La planta motriz del Sorento se completa con una caja de cambios automática de convertidor de par y seis velocidades, tracción total, y una batería de 13,8 kWh de capacidad que es capaz de otorgar al Sorento con 57 km de autonomía eléctrica. De esta forma, este PHEV logra la etiqueta Cero de la DGT.

A la hora de cargarlo, el Sorento equipa un cargador embarcado de 3,3 kW, con el que, conectado a un poste de recarga de 16A, requiere 3 horas y 25 minutos para recargar al 100% su batería. Conectado a un enchufe convencional de 220 V y 12 V, la carga completa tiene lugar en 5 horas.

Este Sorento, junto al Volvo XC90 Twin y el Ford Explorer 3.0 PHEV, son los únicos modelos híbridos enchufables y con capacidad para siete plazas que se venden en España.

trasera

Apenas cambia por fuera

El Sorento híbrido enchufable sigue manteniendo los rasgos poderosos y «americanizados» (como reconocen desde Kia España) de sus hermanos. De hecho las únicas variaciones en el diseño son apenas dos. La primera, la colocación de un emblema Eco Plug In en la parte derecha del portón; y la segunda, la lógica presencia de una toma de carga en la parte derecha del vehículo. Como curiosidad, hay que destacar que, al igual que ocurre con la variante híbrida, este Sorento PHEV sólo está disponible con llantas de 19″; mientras, la versión diésel puede elegirse con llantas de 18 o de 20″.

¿Cómo es el interior del Kia Sorento?

El nuevo Sorento es un coche bien realizado, y su interior lo demuestra: el salpicadero y los acabados de las puertas cuentan con una mayoría de plásticos blandos y de buen tacto. Además, los ajustes están muy logrados y la sensación a sus mandos es de solidez y calidad. Valga como ejemplo que la guantera, de tamaño medio, cuenta con cerradura y, además su interior está tapizado en tela aterciopelada.

En cuanto al diseño, es moderno y el salpicadero queda dominado por la pantalla multimedia de 10,25″. Destaca también la pantalla digital de 12,3″ a modo de panel de instrumentos, y que, como curiosidad, al accionar los intermitentes, muestra lo que captan las cámaras situadas en los retrovisores: lo hace en el reloj correspondiente al velocímetro si accionamos el intermitente izquierdo; y en el correspondiente a las revoluciones si accionamos el derecho. También hay que señalar los numerosos huecos para objetos, incluido uno, tras una práctica tapa, para dejar el móvil y que en el acabado Emotion incluye carga inalámbrica.

interior

Por espacio, las plazas delanteras permiten que dos adultos de elevada estatura vayan muy cómodos. En cuanto a las plazas traseras, la butacas se regulan en profundidad en modo 60/40 y en el punto máximo de amplitud, el Sorento es de los SUV de su tamaño que más espacio ofrece para las piernas de los pasajeros (gracias, en parte a una distancia entre ejes de 2,815 m). Y eso pese a que, en esta versión PHEV y debido a la situación de las baterías, Kia ha tenido que recortar 10 mm de espacio en esta zona respecto al modelo híbrido de gasolina.

En lo referente a la altura, las plazas posteriores (que también pueden regular la inclinación de su respaldo) albergan perfectamente a personas de aprox. 1,90 m, pero aquellas más altas rozarán con el montante lateral del techo panorámico.

Por su parte, la plaza central está destinada a niños o a ocupantes ocasionales, ya que está ligeramente sobreelevada y su relleno es algo más firme que en el resto de asientos. Lo bueno es que el suelo de las plazas posteriores del Sorento es plano y ofrece más espacio para los pies de ese ocupante: así, estas plazas traseras pueden ocupar a tres adultos de talla media con cierta comodidad. En conjunto, el Sorento es capaz de albergar a cuatro ocupantes de más de 1,85 m con absoluto holgura. Y si le sumamos un niño, tampoco existen problemas de espacio.

La última fila de asientos queda enrasada en el suelo del maletero, dejando un fondo plano. Las dos butacas se abren y se pliegan desde el maletero, accionando unas correas y tirando hacia nosotros para levantarlas o para plegarlas. Para acceder a ellas, las plazas traseras cuentan con un botón en la parte lateral inferior que hace que la banqueta se desplace hacia delante y el respaldo se abata.

Incluso así, el espacio de acceso a estas plazas auxiliares la tercera fila de asientos es angosto y los adultos lo harán con cierta dificultad. Una vez dentro, existe suficiente anchura y altura para personas de hasta 1,70 ó 1,75 m, pero el espacio para las piernas es escaso y, además, la butaca va situada prácticamente al suelo, de forma que los ocupantes de estas plazas tendrán que flexionar bastante las rodillas, situándolas por encima de sus caderas. A cambio, los ocupantes de estas plazas si contarán con huecos portavasos, toma de 12 V y USB y climatización en esta tercera fila.

7 plazas

En cuanto al maletero, esta versión PHEV pierde algo de capacidad debido a la presencia de las baterías bajo los asientos, pero poca. Por ejemplo, cuando se circula con las siete plazas desplegadas, el Sorento PHEV ofrece 175 L de capacidad… frente a los 179 litros de la versión híbrida gasolina. Pero, con cinco plazas, la capacidad media de carga se sitúa en los 604 litros, un dato que se eleva hasta unos notorios 809 litros si adelantamos todo los posible los asientos de la segunda fila de butacas.

Disponible en dos acabados

Esta versión PHEV sólo se comercializa en los acabados Drive y Emotion; si bien este último puede completarse con el pack Luxury. De entrada, el Sorento PHEV Drive ya viene bastante bien equipado, con siete airbags, faros Led, llantas de 19″, cuadro de mandos digital de 12,3″, pantalla de 10,35″ con navegador y compatibilidad con Android Auto y CarPlay, clima bizona, control de velocidad adaptativo, arranque y apertura sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cargadores USB en todas las filas de asientos, sistema de mantenimiento de carril, reconocimiento de límites de velocidad, detección de fatiga o asistencia a la frenada de emergencia con reconocimiento de peatones.

A ello, el acabado Emotion suma techo solar panorámico y practicable, sistema de detección de ángulo muerto, sistema de audio Bosé con 12 altavoces, volante y asientos delanteros y traseros calefactables, cargador inalambrico para el móvil, portón trasero automático o cámara 360. Por último, por 3.600 euros extra, el pack Luxury añade un sistema Head Up Display, tapicería de cuero, asiento del conductor con ajuste lumbar eléctrico y función de memoria y asientos ventilados.

Este Sorento PHEV, ¿cómo va?

Una vez nos ponemos en marcha, que este Sorento PHEV inicia, a poco que tenga energía, en modo eléctrico; este SUV se muestra bastante refinado. En ello tiene mucho que ver la lograda insonorización del vehículo que, cuando se enciende el motor térmico, algo que tiene lugar sin apenas vibraciones, hace que su sonido llegue al habitáculo muy filtrado.

Este Sorento puede funcionar en modo eléctrico hasta alcanzar los 140 km/h. Pero ya en modo híbrido y entregando los 265 CV, se muestra razonablemete ágil y con una capacidad de aceleración más que suficiente, aunque no muy notable. ¿La razón? Que pesa nada menos que 2.099 kg (más de 200 kg más que la variante híbrida).

marcha

En general, este Sorento resulta un coche cómodo. Muestra una suspensión bien puesta a punto, con amplios recorridos que, por ejemplo, ayuda a sobrepasar los resaltos o baches del tráfico urbano. Pero, a la vez, y ya en carretera, esta suspensión contiene bastante bien los movimientos de la carrocería, aunque su peso se deja notar, en forma de inercias, cuando realizamos algún cambio brusco de apoyo o en curvas lentas.

Cuestión aparte es la amortiguación, firme (quizá demasiado para el planteamiento familiar del coche) y que, sin resultar incómoda, señala a los pasajeros las irregularidades de la carretera. De cualquier forma, en vías en buen estado como autopistas o autovías el confort de marcha es muy elevado.

La dirección está bien resuelta, al igual que el equipo de frenos, que ofrece potencia suficiente (aunque en frenadas fuertes, y de nuevo debido al peso, muchos conductores agradecerían algo más de mordiente). Mientras, el cambio automático, que se acciona mediante un mando circular o se puede manejar de forma manual mediante las levas tras el volante, tiene un funcionamiento suave y suficientemente rápido.

En cuanto a consumos, durante nuestra prueba, este Sorento funcionó durante la inmensa mayoría del tiempo en modo híbrido. Y sus consumos resultaron razonables: en vías rápidas, circulando a 100 km/h, el gasto se situó en torno a los 7,5 L/100 km, una cifra que, en autovía y a velocidad legales o ligeramente superiores, aumentaba hasta los 8,5 L o 9,0 L. Ahora bien, en conducción ágil por carreteras de montaña, es fácil que la pantalla marque más de 14 L/100 km de consumo medio.

motor

Su eficiencia podría mejorar con un programa de gestión manual de recuperación de carga (como incorpora, por ej. el Mitsubishi Outlander PHEV), ya que las levas situadas tras el volante, como señalábamos, están destinadas al manejo secuencial del cambio automático.

Eso sí, situado tras el mando del cambio, este Sorento cuenta con un sistema de modos de conducción que permite seleccionar tres: Eco, Sport y Smart. En el primero, el vehículo prioriza el uso eléctrico; mientras que si seleccionamos el segundo este Sorento utilizará los motores térmico y eléctrico para otorgar las máximas prestaciones. Por último, en el modo Smart, es el propio vehículo quien gestiona la utilización de los dos motores según nuestra conducción.

Ese mismo mando ofrece la posibilidad de gestionar los perfiles de conducción si circulamos fuera de carretera: así, presenta uno específico para arena (Sand), otro para superficies con barro (Mud) y un tercero para nieve (Snow). En cualquiera de ellos, el Sorento actúa sobre la entrega de par del motor, la distribución del mismo a las ruedas y sobre la presión de los frenos.

Los precios del Sorento PHEV

Resultan bastante competitivos, dada la cantidad de equipamiento que lleva el modelo y, sobre todo, el descuento oficial de 5.990 euros que aplica Kia a estas versiones PHEV. Así, el Sorento PHEV Drive parte desde 50.900 euros y, el Emotion, desde los 54.510 euros (con el pack Luxury, se queda en 58.110 euros).

Pero, como ya ocurre en otros modelos de su gama, Kia ofrece para este Sorento PHEV otra importante rebaja siempre que se financie. En concreto, un descuento de 5.400 euros para el Sorento PHEV Drive y de 3.570 para el acabado Emotion. De esta forma, se puede llegar a conseguir un modelo con el acabado Drive desde 45.500 euros y un Sorento PHEV Emotion desde 50.941 euros; 54.541 si lo adquirimos con el pack Luxury.

 

Kia Sorento