En otros países se llamará Cascada

Opel Cabrio: Ahora con techo de lona

opel cabrio frontal 1
El Cabrio es el primer descapotable en la gama Opel desde el Astra Twin Top
Autofacil
Autofacil
Tras la desaparición del antiguo Astra Twin Top, Opel no contaba con un descapotable en su gama. El Opel Cabrio llega con la misión de cubrir ese hueco.


Frente a su antecesor, el nuevo Opel Cabrio es un producto completamente nuevo, cuya mayor novedad se encuentra en el techo: Frente al duro retráctil de su antecesor, el nuevo modelo equipa una capota de lona eléctrica que se puede accionar a velocidades de hasta 50 km/h, y se pliega en 17 segundos.

Las razones para el cambio, según Opel, han sido que la capota de lona permite dotar de un diseño más atractivo al coche y contar con un mayor maletero –en el Cabrio oscila entre 280 y 380 litros-. Por otro lado, la firma alemana afirma que, gracias a la buena calidad de su capota –fabricada por Magna Cts–, es un cabrio utilizable en las cuatro estaciones. El techo de lona está disponible en tres colores: negro, granate y mokka.

A simple vista, el nuevo Opel Cabrio destaca por su elegancia y tamaño. Con 4,7 metros de longitud, es más largo que los VW Eos, Peugeot 308 CC, Audi A3 Cabrio€ y se sitúa al nivel de los Audi A5 Cabrio y BMW Serie 3 Cabrio, a los que pretende restar ventas. Por otro lado, de puertas adentro, es casi idéntico a un Astra, por el diseño de la instrumentación, la consola central demasiado recargada de botones o una calidad de acabado notable. Las modificaciones afectan a los asientos -pueden ser calefactados y ventilados e incluir un tratamiento ´calorífugo´ que evita que se calienten excesivamente cuando les da el sol directamente-; y a la visibilidad trasera –muy reducida cuando se circula con el techo puesto debido al escaso tamaño de la luneta trasera–. En cuanto a las dos plazas traseras, son más amplias de lo habitual en este tipo de vehículos, y los pasajeros de hasta 1,80 metros viajarán cómodos por espacio para las piernas y altura; a partir de esa estatura rozarán con la cabeza en el techo.

En marcha, el Opel Cabrio destaca por su agradable sensación de aplomo. Al volante se percibe bastante rígido -según la marca, la resistencia a la torsión ha mejorado un 41% respecto al Astra Twin Top– y estable gracias al chasis adaptativo FlexRide, que permite adaptar la dureza de la suspensión en tres niveles: Sport -deportivo-, Standard -normal- y Tour -cómodo-. Sin embargo, su elevado peso –1.733 kilos– hace que no sea un modelo especialmente ágil en carreteras de montaña. Por otro lado, la protección contra el viento es buena al circular descapotado€ aunque sería perfecto si incluyera un sistema de calefacción para la nuca del conductor y el pasajero delantero similar al de los 308 CC, o Mercedes SLK.

Respecto al motor 1.6 SIDI de inyección directa de gasolina de 170 CV, se trata de un propulsor suave, agradable y con un sistema Stop/Start que consigue arrancar el motor muy rápido y sin vibraciones.

Este propulsor empuja ´de verdad´ desde sólo 1.500 rpm y es razonablemente rápido –acelera de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos y alcanza 222 km/h-; pero su repuesta destaca por su progresividad más que por su contundencia. En cuanto al consumo, los 6,3 l/100 km que declara Opel son bastante difíciles de conseguir y ´lo normal´ es que el consumo ronde los 8,5- 9 l/100 km.

El Cabrio tan sólo se venderá en España con un único acabado, denominado Excellence, y su precio arrancará en 29.900 euros.

Precios oficiales del Opel Cabrio

– Cabrio 1.4 Turbo 140 CV Excellence: 29.900 euros
– Cabrio 1.6 SIDI Turbo 170 CV Excellence: 31.700 euros
– Cabrio 2.0 CDTI 165 CV Excellence: 32.600 euros
– Cabrio 2.0 CDTI 195 CV Excellence: 34.600 euros